Carlos Arguedas C.. 4 septiembre
Los agentes se ubicaron en diversos sitios donde comenzarona revisar vehículos. Foto LN.
Los agentes se ubicaron en diversos sitios donde comenzarona revisar vehículos. Foto LN.

La Policía lanzó la mañana de este viernes un fuerte operativo en el cantón de Pococí, Limón, en el que participan cerca de 200 efectivos para tratar de detener al líder de un grupo criminal, quien difundió un audio en que ofrece pagar a quien mate oficiales de la Fuerza Pública y del Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

En la acción participan agentes judiciales de varias sedes incluido el grupo de choque, así como del Ministerio de Seguridad Pública y de la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS).

Los oficiales de inmediato comenzaron a revisar vehículos, al tiempo que se dirigieron a varios puntos previamente establecidos para inspeccionar propiedades. Hasta el momento no se tiene detalle de personas detenidas o de posibles allanamientos.

(Video) Policía lanza fuerte operativo en Pococí

El OIJ informó de que la respuesta policial se da porque desde hace varios días un individuo, identificado como Alejandro Arias Monge, de 35 años, conocido como Diablo, hizo circular en redes sociales un audio en el cual ofrece pagar ¢2,5 millones a la persona que mate un oficial de la Fuerza Pública y ¢5 millones si la víctima es una agente del OIJ.

El operativo se mantendrá durante todo el viernes, se seguirá el sabado y concluirá el domingo. Además de patrullas y motos, en el sitio se encuentran los vehículos blindados que se utilizan en allanamientos. También se están usando aviones y helicópteros.

Muchos de los oficiales que participan en la acción fueron enviado de San José y llegaron por vía aérea. Foto LN.
Muchos de los oficiales que participan en la acción fueron enviado de San José y llegaron por vía aérea. Foto LN.
Ligado a varios delitos

El nombre Alejandro Arias Monge, conocido como Diablo, fue mencionado por primera vez como un líder criminal por Wálter Espinoza Espinoza, director del OIJ, el 28 de marzo del 2019.

En aquella ocasión, el jefe policial dio a conocer de que habían desarticulado una banda que se dedicaba al robo de ganado y que los sujetos simulaban allanamientos policiales para sustraer la reses. Utilizaban chalecos e insignias policiales y armas para amenazar a las víctimas.

Se les vinculó con el robo de más de 200 cabezas de ganado en un lapso de cinco meses en los cantones de Pococí y Guácimo. En este caso se detuvo a seis integrantes de la banda. Cuando la Policía llegó a la casa de Arias, en Campo Cinco de Cariari, de Pococí, el sujeto no estaba.

Para las autoridades, este individuo estaría también relacionado con el robo a un camión remesero ocurrido el 2 de mayo del 2019, sobre en la ruta 32, cerca del puente sobre el río Costa Rica, en Guápiles, Pococí.

En esa oportunidad, los delincuentes se apoderaron de cerca de ¢1.200 millones. Por ese caso se detuvo a los custodios del camión, así como a otras dos personas, pero no se recuperó el dinero.

La Policía Judicial no descarta que Arias este involucrado en delitos de narcotráfico y sicariato. Incluso ha logrado infiltrar la Policía Judicial, pues un exagente del OIJ de Pococí fue detenido en un vehículo junto con una persona, señalado como la mano derecha de Diablo.

En cuanto a los audios que circulan en redes sociales se tiene conocimiento de tres. En dos de ellos, es la misma voz que dice: “Mandó a decir el Patrón (así se conoce también a Diablo) que por cada paco que maten en Guápiles, Cariari, Puerto Viejo de Sarapiquí se le va a pagar ¢5 millones. Mandó a decir el Patrón Diablo. Ustedes saben que a nadie se le quedó mal con esa plata”.

En el otro manifiesta: “Dice el Patrón que está pagando dos palos y medio por cada bicho de la Fuerza Pública y por el del OIJ está pagando ¢5 millones como ustedes quieran, en plata o en perico. Ustedes saben que eso es lo que más sobra”.

En el tercer audio, en el cual aparentemente el que habla es Diablo, lanza una serie de insultos a los policías y luego dice: “Solo para que sepan, los únicos pacos que tienen precio, por el momento, no están por aquí cerca. Todos están por ahí de larguito por lo mismo por (...).

“De momento ningún paco se va a matar. Nadie a mandado plata para matar a ningún oficial. Simplemente si hay platica y bastante claro pero toda esa platica está destinada para la jupa de los investigadores que quisieron jugar de artistas, haciéndonos injusticia (...) Para cualquiera que quiera jugar de héroe para eso si hay platica y bastante. Todo el mundo sabe cómo está la vuelta (...) A mí no me van a cazar nunca, puedo mandar a quien sea a matar no me interesa, me han visto cómo es la vuelta”.