Carlos Arguedas C.. 21 enero, 2019

(Video) Corte elige nueva vicepresidenta

La exjueza penal jubilada, Patricia Solano Castro, fue electa este lunes por la mañana como la nueva vicepresidenta de la Corte Suprema de Justicia.

Ella sustituirá en el cargo a Carmenmaría Escoto Fernández, quien se pensionó a principios de enero de este 2019.

La escogencia se hizo en la sesión de Corte Plena mediante una votación secreta, en la cual Solano obtuvo 21 votos a favor y uno en contra.

La magistrada, de 57 años, obtuvo propiedad en la Sala Tercera el pasado 8 de noviembre, tras recibir el aval en la Asamblea Legislativa. Relevó en el cargo a José Manuel Arroyo, quien se había pensionado el 1.° de enero del 2017.

Patricia Solano empezó a laborar en el Poder Judicial desde 1988 donde ha ocupado diversos cargos entre ellos, como defensora pública, instructora y finalmente se desempeño como jueza penal. Se pensionó en febrero del 2017.

El nombre de Solano fue propuesto por la magistrada Julia Varela, de la Sala Segunda, quien dijo que fueron las cinco mujeres magistradas propietarias y únicas que podrían aspirar al cargo, las que se pusieron de acuerdo y propusieron el nombre de Solano como la mejor candidata.

Patricia Solano ocupará el cargo por un periodo de dos años y la función principal será sustituir al presidente de la Corte, Fernando Cruz Castro, durante sus ausencias.

El presidente de la Corte, Fernando Cruz Castro juramentó a Patricia Solano como nueva vicepresidenta.. Foto: Marcela Bertozzi/Agencia Ojo por Ojo
El presidente de la Corte, Fernando Cruz Castro juramentó a Patricia Solano como nueva vicepresidenta.. Foto: Marcela Bertozzi/Agencia Ojo por Ojo
Compromiso con la probidad.

“Nunca imaginé, cuando empecé a trabajar en el Poder Judicial, poder aspirar al puesto de vicepresidenta (...) hoy me honran y distinguen con este cargo que es una responsabilidad muy grande. Trabajo es lo que puedo ofrecer al Poder Judicial, al país”, fueron las primeras palabras que dijo Solano una vez juramentada en el cargo.

Agregó que la función principal será la de apoyar al presidente Fernando Cruz en todas las iniciativas, sobre todo en los proyectos que pretenden la modernización del Poder Judicial.

“Estoy en la mejor disposición de trabajar con probidad para sacar adelante los 10 ejes temáticos que la institución se planteó el año pasado a efecto de dar una restructuración al Poder Judicial y hacerlo cada día más transparente" relató.

Asimismo, dijo que defenderá la independencia judicial, pues argumentó que “sin independencia, este poder se queda sin ningún tipo de soporte, de manera que mis esfuerzos serán también para fortalecer la independencia.

Hace dos meses, cuando fue juramentada como magistrada, también se mostró complacida de regresar al ejercicio judicial.

“Tengo vasta experiencia, 30 años de judicatura, de labor impecable, nunca tuve problemas ni cuestionamientos y, pese a las decisiones que han pasado y la crisis del Poder Judicial, quiero servir al país”, declaró en aquel momento.