Yeryis Salas. 14 mayo
Pozos de Santa Ana, San José. Una pareja de extranjeros intentó secuestrar a un menor de edad, en la foto el lugar donde se dió la colición y el rescate del niño en Calle Gavilanes, barrio la Chispa. Fotografía Rafael Murillo.
Pozos de Santa Ana, San José. Una pareja de extranjeros intentó secuestrar a un menor de edad, en la foto el lugar donde se dió la colición y el rescate del niño en Calle Gavilanes, barrio la Chispa. Fotografía Rafael Murillo.

La pareja que intentó secuestrar a un niño en noviembre pasado, en Santa Ana, fue condenada este martes a 10 años y un mes de prisión cada uno.

Los imputados, identificados como Sasha Mirc y Jessica Ileana Oporta, aceptaron los hechos por los que se les acusó y se sometieron a un procedimiento especial abreviado en el Juzgado Penal de Pavas, informó el Ministerio Público.

La pareja, de 38 años y 22 años, cumplirá la pena por los delitos de sustracción agravada de persona menor de edad, uso ilegal de uniforme y agresión con arma.

El intento de sustracción ocurrió el 1.° de noviembre en Pozos de Santa Ana, cuando el padre llevaba, en un Land Rover Discovery, a su hijo de dos años a un centro educativo.

En la ruta, el hombre se detuvo en un falso retén policial y bajó el vidrio para hablar con los impostores (uno de ellos vestido como policía), pero estos últimos lo rociaron con gas y le colocaron un chuzo eléctrico para que bajara del automóvil.

En ese momento, los delincuentes abrieron las puertas, sacaron al niño y lo metieron en su vehículo.

Este es la inforgrafía sobre el caso del secuestro de un niño de dos años en Santa Ana. Elaborado por Carlos Fonseca.
Este es la inforgrafía sobre el caso del secuestro de un niño de dos años en Santa Ana. Elaborado por Carlos Fonseca.

El padre, aún afectado por el gas, les dio persecución.

El seguimiento terminó a menos de un kilómetro del sitio del secuestro, cuando el conductor del Discovery golpeó el carro donde llevaban a su hijo, lo que permitió que la Policía Municipal arrestara a Oporta y Mirc, de nacionalidades nicaragüense y francesa, respectivamente.

En el suceso fueron golpeados otros dos automóviles, mientras que el menor se trasladó al Hospital Nacional de Niños, donde se comprobó que estaba ileso.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) encontró una maleta en el auto de los secuestradores con comida para niños, como cereal y colados, lo que confirmó sus intenciones de secuestrar al menor y luego pedir dinero por su liberación.

Al día siguiente, el OIJ allanó la casa de los detenidos, en La Uruca de San José, y constató que se dedicaban a las bienes raíces.

La indagación posterior de la Fiscalía probó que los condenados vigilaron los recorridos habituales del padre del menor, para así planear el secuestro.

(Video) Padre colisiona su carro contra el de los supuestos secuestradores de su hijo

El caso se tramitó bajo el expediente 18-031298-042-PE.

¿Quiénes son los responsables?

Sasha Mirc y Jessica Ileana Oporta eran pareja y vivían en un apartamento ubicado en La Uruca, San José, por el que pagaban un alquiler de $800 mensuales.

Se dedicaban al negocio de bienes raíces y no tenían antecedentes penales. Como parte de la investigación, el sitio fue allanado para buscar pruebas.

“Localizamos el documento del arrendamiento del automóvil utilizado el jueves (día de la sustracción del niño), pertenece a una empresa dedicada a rentar carros. También ubicamos cilindros de gas que se usan para cargar las armas no letales que encontramos en el carro”, precisó en aquellos días el director del Organismo de Investigación Judicial, Wálter Espinoza.

Nunca trascendió si los sentenciados tenían alguna relación o conocían de antemano a la familia del niño.