Tribunal llegó a esa conclusión por inconsistencias en lo que dijeron testigos

Por: Gustavo Fallas M. 8 diciembre, 2016
En la sesión de este jueves hubo fuertes medidas de seguridad.
En la sesión de este jueves hubo fuertes medidas de seguridad.

Dinier Estrada Jiménez, conocido como Ojos Bellos y quien es el presunto líder de una violenta banda dedicada al narcotráfico y sicariato, resultó absuelto en un juicio por el homicidio de una niña de 12 años. La muerte de la menor ocurrió durante una balacera entre pandilleros en Limoncito, Limón.

Así lo resolvió este jueves el Tribunal Penal de Limón con sede en Goicoechea. Otro sujeto, identificado como Jeremy Rivas Picado, alias Gato, también fue librado de culpa.

La absolutoria fue unánime por dudas en las declaraciones de los testigos sobre este caso, explicó la jueza Luisa Jiménez.

El asesinato de la menor, llamada Fernanda Raquel Sánchez Oporta, ocurrió el 17 de diciembre del 2010, cuando volvía a su casa tras asistir a la fiesta de la alegría en la escuela.

Según la acusación de la Fiscalía, el día en que la niña murió, un sujeto llamado Roberto Maxwell viajaba junto a otro de apellido Alfaro en un pick-up Toyota Hilux, cuando se toparon con Estrada y Rivas, quienes iban en un Ford F150. Estos últimos empezaron una persecución, hubo un intercambio de disparos y Sánchez resultó impactada.

Posteriormente, Maxwell presentó una denuncia en el OIJ por el intento de homicidio. Allí señaló a Estrada y a Rivas como los gatilleros que intentaron matarlo.

Hacia atrás

Sin embargo, durante la etapa de juicio, Maxwell se desdijo y afirmó ante las juezas que no vio a Estrada ni a Rivas, sino que solo observó a un sujeto que se llamaba Carlos Blackwood Cerdas, quien fue asesinado el 21 de noviembre de 2012, en una carnicería en San José.

"El testigo o faltó a la verdad al momento de hacer la denuncia o a la hora de rendir su declaración en debate", indicó la jueza.

Otra testigo de la Fiscalía también aseguró que no vio nada cuando fue llamada a declarar.

Por este caso, el Ministerio Público solicitó una condena de 33 años de prisión para Estrada.

Durante la etapa de juicio, Rivas declaró que sí estuvo en ese tiroteo que provocó la muerte a la niña. No obstante, aseveró que Ojos Bellos no estaba presente.

Para la Fiscalía, el imputado mintió para encubrir a Estrada, puesto que Rivas ya tiene una larga condena previa, de 46 años de cárcel, por homicidio calificado.

Sobre ese punto, el tribunal determinó que se le "resta credibilidad a la declaración de Jeremy porque no coincide con la dinámica de los hechos".

Este jueves, al finalizar la etapa de conclusiones, la jueza le consultó a Ojos Bellos si quería hacer una declaración, a lo que él se limitó a decir: "Lo primero que quiero decirles es que yo nunca estuve ahí. Lo segundo es que yo me parezco a Blackwood, somos parecidos, solo que él no tenía tatuajes. Sería injusto que yo fuera condenado por algo que no he hecho", manifestó Estrada.

Seguirán en prisión

Pese a que el tribunal libró de toda culpa a Estrada y a Rivas en este caso, ambos deberán seguir en prisión.

En el caso de Ojos Bellos, él descuenta seis meses en prisión preventiva; esto, por presuntamente participar en dos homicidios calificados, acopio de armas y posesión de drogas. Así lo dictó el Juzgado Penal de La Unión de Cartago, en octubre anterior.

La noche de este jueves, Estrada fue condenado en otro juicio en los tribunales de Goicoechea por los delitos de robo agravado y resistencia. nota aparte.

Rivas ya descuenta una condena de 46 años, por homicidio calificado. Este es el segundo juicio por el mismo caso que se lleva a cabo en contra de ambos.

En el primero, ellos fueron condenados a 33 años de prisión, pero este fue anulado en marzo anterior por el Tribunal de Apelación de Cartago, que alegó "ineficiencia de la sentencia".

Etiquetado como: