Katherine Chaves R.. 11 mayo
Policía halló en un cuarto de esta casa el cuerpo sin vida del bebé recién nacido. La dueña de la vivienda indicó que les alquilaba el aposento. Foto: Rafael Pacheco
Policía halló en un cuarto de esta casa el cuerpo sin vida del bebé recién nacido. La dueña de la vivienda indicó que les alquilaba el aposento. Foto: Rafael Pacheco

La Fiscalía Adjunta de Heredia acusó a una mujer, de apellidos Matus Gutiérrez, por supuestamente ayudar a su hermana de 17 años a ocultar el cadáver de su sobrino recién nacido en una caja de cartón.

Los hechos por los que se señala a la sospechosa ocurrieron el 5 de enero del 2020 en La Aurora de Heredia, luego de que la mamá mató de una puñalada al bebé que acababa de dar a luz.

Además del aparente encubrimiento, el ente acusador también reprocha a Matus el que presuntamente limpiara la sangre que quedó en el cuarto, una vez que se cometió el homicidio.

Por ello, desde el 26 de febrero pasado la Fiscalía la acusó formalmente del delito de favorecimiento personal, el cual se comete cuando alguien ayuda a otra persona a “eludir las investigaciones de la autoridad o a substraerse a la acción de esta u omitiere denunciar el hecho estando obligado a hacerlo”. Según establece el Código Penal, se castiga con entre seis meses y cuatro años de prisión.

Esa entidad mencionó que, actualmente, están a la espera de que el Juzgado Penal de Heredia señale fecha para la realización de la audiencia preliminar, donde se determinaría si la mujer va o no a juicio.

El Poder Judicial, por su parte, indicó que aún no se ha señalado día para esa diligencia judicial.

Se intentó conocer si la sospechosa continúa libre cumpliendo medidas cautelares o si su situación jurídica cambió recientemente, pero al cierre de esta publicación no se obtuvo respuesta.

Este caso se tramita bajo el expediente 20-00133-0059-PE.

Pena máxima para mamá

Esta acusación trasciende casi un año después de que la mamá del bebé fuera condenada a la pena máxima que permite la Ley Penal Juvenil: 15 años.

La sentencia fue dictada en julio del 2020 por el Juzgado Penal Juvenil de Heredia en contra de la joven, cuya identidad es protegida por tratarse de una menor de edad.

Según la pieza acusatoria, la muchacha conocía de su embarazo, pero, por razones que no trascendieron, nunca se puso en control médico.

Cuando ella entró en labor de parto estaba en un cuarto alquilado en La Aurora. Pocos minutos después de dar a luz, ella “utilizó un arma punzocortante para ocasionarle una lesión (al bebé) en el brazo derecho, provocando su muerte”, precisó la institución en un comunicado de prensa.

Por esa circunstancia, el Ministerio Público presentó formal acusación en su contra en el Juzgado Penal Juvenil de Heredia. La imputada intentó acogerse a un proceso abreviado; es decir, aceptar su responsabilidad.

Pero el ente acusador “no estuvo de acuerdo con que se llevara a cabo un procedimiento especial abreviado, por lo que la joven fue a juicio”, puntualizó la Fiscalía ante una consulta de este medio.

Así las cosas y debido a que la Ley Penal Juvenil establece que son los Juzgados Penales quienes resuelven en primera instancia, ese despacho judicial de Heredia dio audiencia y la condenó a internamiento en el Centro de Formación Juvenil Zurquí, en Heredia.

Breve recuento

Este caso trascendió a eso de las 9 a. m. del lunes 6 de enero del 2020, cuando las autoridades hallaron un bebé sin vida dentro de una caja de cartón.

De inmediato, establecieron quién era la madre y determinaron que el menor tenía entre siete y ocho meses de gestación cuando nació, informó en aquel momento el Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

En un principio, el tema se manejó como un aborto; no obstante, la autopsia realizada al infante reveló que presentaba lesiones.

Ante eso, el OIJ trabajó el 7 de enero en entender cómo fue el parto de la menor e hizo una revisión minuciosa en la propiedad en la que ocurrieron los hechos para recabar evidencia importante.

Trascendió entonces que la menor, de nacionalidad nicaragüense, llegó al país en setiembre del 2019. Precisamente, el Patronato Nacional de la Infancia (PANI) indicó que ellos atendieron a la adolescente, por tener una condición migratoria irregular; no obstante, luego “se resolvió con el carné de refugiada”.