Judiciales

Madre de 17 años recibe pena máxima por asesinar de una puñalada a recién nacido

Ella descontará 15 años de prisión, lo cual es el máximo permitido por la Ley Penal Juvenil para menores entre los 15 y los 18 años; Fiscalía se opuso a que imputada se acogiera a proceso abreviado, por lo que tuvo que afrontar juicio por crimen ocurrido en enero en Heredia

Una madre de 17 años asesinó a su bebé recién nacido en Heredia y por esos hechos fue condenada a la pena máxima que permite la Ley Penal Juvenil: 15 años.

La sentencia la dictó este miércoles el Juzgado Penal Juvenil de Heredia en contra de la joven, cuya identidad es protegida por la normativa que rige los casos en los que se ven involucrados menores de edad.

A ella la encontraron culpable del delito de homicidio calificado por haber apuñalado a su bebé en el brazo derecho y con ello causarle la muerte tan solo pocos minutos después de haber nacido.

Este crimen ocurrió el 6 de enero adentro de un cuarto que una hermana de la sentenciada alquilaba en La Aurora de Heredia.

Una vez que trascendió la situación, las autoridades la detuvieron y la mantuvieron en detención provisional mientras la investigación avanzaba.

Como parte de la pesquisa, la Fiscalía logró determinar que la joven conocía de su embarazo, pero, por razones que no trascendieron, nunca se puso en control médico.

Cuando ella entró en labor de parto estaba en el cuarto alquilado. Luego de que el bebé nació, ella “utilizó un arma punzocortante para ocasionarle una lesión en el brazo derecho, provocando su muerte”, precisó la institución en un comunicado de prensa.

Por esa circunstancia, el Ministerio Público presentó formal acusación en su contra en el Juzgado Penal Juvenil de Heredia. La imputada intentó acogerse a un proceso abreviado; es decir, aceptar su responsabilidad.

Pero el ente acusador “no estuvo de acuerdo con que se llevara a cabo un procedimiento especial abreviado, por lo que la joven fue a juicio”, puntualizó la Fiscalía ante una consulta de este medio.

Así las cosas y debido a que la Ley Penal Juvenil establece que son los Juzgados Penales quienes resuelven en primera instancia, ese despacho judicial de Heredia dio audiencia y la condenó al internamiento en el Centro de Formación Juvenil Zurquí, en Heredia.

Mientras la sentencia adquiere firmeza, la muchacha permanecerá dos meses más en detención provisional.

Tía también investigada por asesinato

Por este mismo caso, las autoridades también abrieron una investigación en contra de la hermana de la hoy sentenciada, de apellidos Matus Gutiérrez.

Dos días después del crimen, el 8 de enero, la Fiscalía anunció que investigaba a la mujer por homicidio simple; sin embargo, horas después de ese anuncio, el ente acusador comunicó que recalificó el delito y que era señalada por homicidio calificado.

Con la sentencia de la madre, esa entidad aclaró que Matus efectivamente sigue ligada al proceso, pero que el delito ahora es favorecimiento personal.

El expediente 20-00133-0059-PE en contra de la tía del bebé asesinado se tramita en la Fiscalía Adjunta de Heredia y, como aún está en investigación, “no se puede profundizar en él”.

Pese a la investigación en su contra, Matus Gutiérrez permanece el libertad. Se intentó conocer si debe cumplir otras medidas cautelares, pero el ente acusador insistió en que no se puede referir al tema. Solo aseguró que “continúa apegada” al proceso.

Hallazgo en caja de cartón

Este caso trascendió a eso de las 9 a. m. del lunes 6 de enero, cuando las autoridades hallaron un bebé sin vida dentro de una caja de cartón.

De inmediato, establecieron quién era la madre y determinaron que el menor tenía entre siete y ocho meses de gestación cuando nació, informó en aquel momento el Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

En un principio, el tema se manejó como un aborto; no obstante, la autopsia realizada al infante reveló que presentaba lesiones.

Ante eso, el OIJ trabajó el 7 de enero en entender cómo fue el parto de la menor e hizo una revisión minuciosa en la propiedad en la que ocurrieron los hechos para recabar evidencia importante.

Trascendió entonces que la menor, de nacionalidad nicaragüense, llegó al país en setiembre del 2019. Precisamente, el Patronato Nacional de la Infancia (PANI) indicó que ellos atendieron a la adolescente el año pasado, por tener una condición migratoria irregular; no obstante, luego “se resolvió con el carné de refugiada”.

Katherine Chaves R.

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Bachiller en Periodismo en la Universidad San Judas Tadeo.

Eillyn Jiménez B.

Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de Las Américas. Estudiante de la Licenciatura en Comunicación de Mercadeo. Escribe sobre sucesos.