Yeryis Salas. 30 septiembre
El juicio inició este lunes en el Tribunal Penal de San José, dirigido por los jueces Aisen Herrera López, William Serrano Baby y Freddy Arias Robles. Foto: Alonso Tenorio.
El juicio inició este lunes en el Tribunal Penal de San José, dirigido por los jueces Aisen Herrera López, William Serrano Baby y Freddy Arias Robles. Foto: Alonso Tenorio.

El Consejo Médico Forense decidirá si se realiza un nuevo dictamen psiquiátrico a la madre de apellidos Batista Milian, acusada por matar a sus hijos en un incendio.

Este grupo de expertos, que pertenece al Organismo de Investigación Judicial (OIJ), revisará una apelación presentada el pasado viernes por el abogado defensor Fabricio González.

Según el alegato, el diagnóstico de una condición mental adversa de la mujer anularía lo ejecutado hasta ahora en el Tribunal Penal de San José.

Allí, la madre es enjuiciada desde este lunes por dos presuntos delitos de homicidio calificado, ocurridos el 26 de abril del 2018 en San Francisco de Dos Ríos, San José. Al parecer, ella roció con gasolina el cuarto donde estaban sus hijos, inició un incendio e impidió que ellos escaparan.

Si prospera la apelación, la imputada se podría someter a un procedimiento para la aplicación de medidas de seguridad, en el que evitaría una pena de prisión y sería internada en un centro psiquiátrico.

El defensor señaló a este medio que la resolución se anunciaría la próxima semana.

González reclamó que una médica forense de la cárcel Vilma Curling, donde la indiciada cumple prisión preventiva, no la dictaminó de forma correcta.

A solicitud del Tribunal, la forense dio a conocer un informe el 19 de setiembre.

Sin embargo, el defensor alegó que la perito solamente respondió preguntas de los jueces con base en un dictamen de marzo pasado que no señalaba trastornos mentales, y no se entrevistó a su representada para conocer su estado psiquiátrico actual.

El abogado también defendió sus argumentos este lunes frente al Tribunal Penal de San José, al pedir que se acogiera una actividad procesal defectuosa.

González señaló que la imputada podría estar imposibilitada de ejercer su defensa. Incluso, durante la lectura de la acusación, Batista reaccionó como si desconociera que sus hijos habían fallecido.

Sin embargo, los jueces rechazaron la solicitud al afirmar que la médica podía elegir de qué forma elaborar el dictamen, por lo que el juicio continuará su trámite ordinario este martes, con las declaraciones de cuatro testigos.

La fiscala Alejandra Arce acusó a Batista de “idear un plan delictivo con el fin de dar muerte a los menores”.

La madre habría salido de la habitación donde se prendió el fuego y asegurado la puerta con llavín para impedir que los niños escaparan.

“La imputada esperó un tiempo aproximado de cinco minutos dentro de la morada con el fin de cerciorarse de que la habitación donde estaban sus hijos fuera consumida por el fuego, así como impedir el ingreso de alguna persona para auxiliarlos, de esta manera se aseguró de la muerte de ambos menores de edad”, señaló Arce ante los jueces.