Judiciales

Marcel Hernández será juzgado por presuntamente violar a una menor

Juzgado Penal de Cartago acogió gestión del Ministerio Público para llevar a juicio al futbolista de Liga Deportiva Alajuelense

El Juzgado Penal de Cartago ordenó que el futbolista de Liga Deportiva Alajuelense, Marcel Hernández Campanioni, sea juzgado por presuntamente violar a una menor en cuatro ocasiones.

La resolución la dio a conocer la tarde de este viernes la oficina de prensa del Ministerio Público.

“Con la prueba aportada en una audiencia preliminar realizada el miércoles, la Unidad de Género de la Fiscalía Adjunta de Cartago consiguió que el Juzgado Penal de la zona acogiera su solicitud y ordenara que un hombre de apellidos Hernández Campanioni enfrente un juicio oral y público.

“Al imputado, quien es futbolista, se le investigó dentro del expediente 18-002837-0345-PE y, tras concluir la etapa preparatoria, dicha Unidad lo acusó por, presuntamente, haber cometido cuatro delitos de violación en perjuicio de una persona menor de edad”, señala la información oficial.

Esta es la tercera ocasión que un despacho judicial analiza si este caso debe ser elevado a juicio. En dos ocasiones anteriores los jueces penales dictaron sobreseimientos definitivos, pero luego el Tribunal Penal de Cartago admitía las apelaciones que planteaban el Ministerio Público y el Instituto Nacional de las Mujeres (Inamu) y ordenaba la realización de nuevas audiencias preliminares.

Con esta decisión ahora el expediente pasa al Tribunal Penal de Juicio de Cartago, para que se fije la fecha de la realización del debate.

Entre tanto, Marcel Hernández deberá cumplir medidas cautelares, como presentarse a firmar una vez al mes a un despacho judicial, impedimento de salida del país, mantener domicilio fijo y prohibición de acercarse o comunicarse con la víctima y testigos en el proceso penal.

Antecedente

Hernández, de 31 años en la actualidad, fue acusado por la Fiscalía de cuatro delitos de violación en perjuicio de una menor de edad.

Según la acusación, presentada en noviembre del 2019, el futbolista habría cometido los delitos en agosto del 2018, cuando la persona que figuró como ofendida tenía 16 años.

No obstante, no fue hasta el 3 de octubre de ese mismo año que la ofendida lo denunció. Por ello, las autoridades hicieron un allanamiento en la casa del jugador, en barrio Asís de Cartago.

Ese día, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) logró recabar evidencia para incluir al expediente 18-002837-0345-PE.

Luego de conocer que la Fiscalía pidió elevar su caso a juicio, el jugador aseguró a La Nación que confiaba salir bien librado de la situación.

“Soy inocente y creo que los jueces costarricenses me harán justicia”, afirmó en aquella ocasión.

Carlos Arguedas C.

Carlos Arguedas C.

Periodista en la sección de Sucesos. Trabaja en La Nación desde el 2000 siempre en la cobertura de asuntos de Sucesos y Jurídicos.