Judiciales

Ministerio de Justicia pierde rastro de 47 reos con tobillera electrónica

Incomunicados descuentan penas o son indiciados por robos, por infringir la ley de psicotrópicos o por delitos sexuales; se desconoce desde hace cuánto están desaparecidos

El Ministerio de Justicia y Paz alertó a varios jueces sobre la pérdida de rastro de 47 reos con tobillera electrónica.

La información fue confirmada por la institución ante una consulta de este medio. Los desaparecidos representan casi el 3% del total de las 1.682 personas con ese beneficio, contabilizadas a mayo pasado.

Esa cifra se dio a conocer casi un mes después de que la entidad cambiara la empresa que provee los aparatos tecnológicos: ya no es más Grupo Cesa, sino que ahora está en manos de la firma inglesa Buddi.

Para poder realizar con éxito el traslado de tecnología, las autoridades penitenciarias convocaron y visitaron a todos los monitoreados para poder cambiarles el dispositivo.

No obstante, en un principio, 61 de ellos no fueron localizados, por lo que se envió una notificación al juez de Ejecución de la Pena o al juez penal respectivo para que analizara cada caso.

Días después, el 12 de junio, esa cifra bajó a 47, luego de que 14 ya fueran localizados.

Según señaló Justicia, de los 47 monitoreados que siguen desaparecidos: 30 descuentan una condena bajo esa modalidad, mientras que 17 la usan como parte de una medida cautelar.

En cuanto al perfil delictivo de los beneficiados, se tienen 28 personas que descontaban penas o que eran indiciados por delitos contra la propiedad; diez por infracción a la ley de psicotrópicos; cuatro por delitos sexuales; y cinco por otros ilícitos no especificados.

No trascendió desde hace cuánto estos reos están incomunicados con las autoridades.

“A todos ellos se les confeccionaron informes específicos por esta situación, que se elevaron a los tribunales de juicio o los juzgados penales respectivos. La totalidad de esas personas presentaban informes por incumplimientos anteriores al cambio de dispositivos”, señaló la entidad en un correo enviado.

Una vez que los jueces sean notificados de la situación, deberán convocar a audiencia para analizar cada caso concreto y decidir si se le revoca el beneficio del monitoreo electrónico o si se le continúa con otras medidas.

Cambio de tecnología

El domingo 24 de mayo, Justicia cambió oficialmente de proveedor de tobilleras electrónicas.

Desde que comenzó el proyecto de monitoreo, en febrero del 2017, hasta hace un mes, el encargado de brindar la solución tecnológica era Grupo Cesa.

No obstante, diferencias entre ambas instituciones llevaron a que se realizara el cambio.

Justicia aseguró que la selección se hizo sencilla porque la firma inglesa cumple “con el 100% de los requerimientos” y, además, es una opción más barata a la que se manejaba recientemente. Es decir, mejor tecnología, a un precio menor.

Hasta mayo pasado, el costo diario de la tobillera es de $17 (unos ¢9.600), mientras que con esta nueva firma será de $12,3 (unos ¢6.900). Se trataría de un ahorro diario de ¢2.700 por dispositivo.

“Nos permite hacer un uso eficiente de los recursos, al tiempo que nos aseguramos contar con una tecnología funcional conforme a las necesidades del proyecto”, puntualizó Fiorella Salazar, ministra de Justicia.

A mayo del 2020, había 1.682 personas bajo la modalidad de monitoreo electrónico, confirmó la cartera.

Por su parte, Grupo Cesa calificó el anuncio oficial de Justicia como “la consumación de una serie de actuaciones absolutamente reprochables por parte de ESPH y del ministerio”.

De hecho, confirmaron en aquel momento la decisión de tomar acciones hasta penales.

Juez: Usuarios dicen sentirse mejor con nuevo dispositivo

Sobre la utilización de estos nuevos dispositivos, el juez Roy Murillo, de Ejecución de la Pena de San José, aseguró que sería muy precipitado emitir una opinión.

No obstante, en un correo electrónico enviado a principios de junio, respondió que las mejoras que se informan “son muchas”.

Entre esas, mencionó que el dispositivo es más fino y menos pesado.

“Se carga solo una vez al día, tiene la posibilidad de que a través de un accesorio se remita información al usuario como recordatorios o alertas y además ahora se cuenta con diferentes tamaños”, apuntó Murillo.

Dichas mejoras, se concluye, son las que hacen que los usuarios se sientan “mejor” con los nuevos aparatos.

“A los usuarios que se han presentado a audiencias les hemos preguntando y todos se sienten mejor con el nuevo dispositivo por el peso y dimensión”, detalló el juzgador.

Katherine Chaves R.

Katherine Chaves R.

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Bachiller en Periodismo en la Universidad San Judas Tadeo.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.