Hugo Solano C.. 12 diciembre, 2019
Según la Fiscalía, el exmagistrado Celso Gamboa afrontará un proceso por conducción temeraria. Fotografía: Archivo/ José Cordero.
Según la Fiscalía, el exmagistrado Celso Gamboa afrontará un proceso por conducción temeraria. Fotografía: Archivo/ José Cordero.

La Fiscalía confirmó este jueves que el exmagistrado y exministro de Seguridad Celso Gamboa será indagado y posteriormente reseñado dentro de una pesquisa por conducción temeraria penal.

Este proceso se realizará en los próximos días, luego de que se confirmara que el resultado de la alcoholemia que le realizaron el 20 de de noviembre pasado fue positivo.

Gamboa fue trasladado esa vez por la Fuerza Pública al Hospital William Allen para una prueba de alcohol en sangre, luego de que se negara a la prueba de aire espirado o prueba de aliento que la Policía de Tránsito le iba a hacer en un retén policial en Pavones, Turrialba.

Al confirmar el Ministerio Público que la prueba tuvo resultado positivo, con casi el doble del máximo permitido de alcohol en sangre, ahora procede la indagatoria a Gamboa a quien se tomarán sus huellas dactilares y fotografías.

Además, deberá seguir el proceso penal, que podría concluir con una pena de cárcel, tal y como lo estipula la legislación vigente.

Según el dato divulgado este miércoles por la Fiscalía, el exmagistrado conducía con 1,49 gramos de alcohol por litro de sangre y la cifra mínima para procesar a un chofer por conducta temeraria penal es de 0,75 gramos por litro de sangre.

Sobre este asunto se consultó a Natalia Gamboa, representante legal del exfuncionario, pero no respondió los mensajes dejados en su celular.

Hace un año la Fiscalía ordenó llevar de una vez a celdas del OIJ y reseñar a los conductores sorprendidos borrachos; sin embargo los datos sobre reseñas a lo largo de este periodo no están disponibles en el Poder Judicial.

El director de la Policía de Tránsito, German Marín, explicó que existen límites de consumo de alcohol que se califican como ebriedad administrativa o ebriedad penal.

En esta última, todos los cuerpos policiales del país están facultados para detener conductores y llevarlos a la Fiscalía, sin que necesariamente sea una potestad exclusiva de los tráficos, por lo que no manejan la cifra total de los presentados ante el Ministerio Público.

Dijo que en lo que a ellos respecta hasta octubre de este año habían detectado 1.688 conductores manejando por encima de los 0,38 miligramos en aire aspirado, es decir, los pasados a reseña. De ellos 1.476 eran novatos (menos de tres años con licencia) y 212 profesionales.