Eillyn Jiménez B.. 11 diciembre, 2019
Gamboa fue trasladado por la Fuerza Pública al Hospital William Allen, de Turrialba. Foto: Archivo/ Josué Hernández, corresponsal GN
Gamboa fue trasladado por la Fuerza Pública al Hospital William Allen, de Turrialba. Foto: Archivo/ Josué Hernández, corresponsal GN

El exmagistrado Celso Gamboa Sánchez conducía con 1,49 gramos de alcohol por litro de sangre, según reveló la alcoholemia que se le practicó el pasado 20 de noviembre en el Hospital William Allen, de Turrialba, Cartago.

Así lo confirmó el Ministerio Público este miércoles por la tarde mediante un correo electrónico, en el que detalló que la prueba de sangre “resultó positiva”.

La cifra mínima para procesar a un chofer por conducta temeraria penal es de 0,75 gramos por litro de sangre, por lo cual el también exministro de Seguridad duplicó ese límite.

De acuerdo con la ley de tránsito y el artículo 254 bis del Código Penal, Gamboa se expone a una inhabilitación para conducir cualquier tipo de vehículo por un periodo de dos a cuatro años, así como a una pena de cárcel de uno a tres años. Sin embargo, será un juez el que determine si procede un castigo para el exfuncionario.

En caso de que se impusiera pena de cárcel inferior a dos años, el juez también puede conmutarla por algún tipo de trabajo social.

El pasado 2 de diciembre, la Fiscalía divulgó que el exfuncionario presentó ante ellos una solicitud para que no se divulgara el resultado de la prueba de alcohol en sangre, pero tras la resolución de la petición el resultado fue revelado.

La Nación intentó conocer la versión de Natalia Gamboa Sánchez, representante legal del exjerarca, pero tras varias llamadas telefónicas y un mensaje de WhatsApp enviado a su celular no fue posible obtener su versión.

Los hechos

Gamboa fue interceptado el 20 de noviembre en horas de la noche, luego de que su vehículo fue detenido en un retén policial que se realizaba en Pavones de Turrialba. Ese día, las autoridades recibieron una alerta de que desde un automóvil, marca Audi, estaban lanzando botellas de licor por la ventana.

El exmagistrado era quien conducía y, tras conversar con los oficiales, se negó a practicarse la prueba de aliento para detectar alcohol.

Por esta razón, policías de Fuerza Pública lo trasladaron en una patrulla hasta el Hospital William Allen para que se le hiciera un examen de sangre.

Durante la madrugada del 21 de noviembre, Gamboa colgó un video en su perfil de Facebook donde narró lo ocurrido e hizo énfasis en que luego del hecho, condujo su vehículo sin problema.

"No fui detenido por la Fuerza Pública, ni la Policía de Tránsito, fui topado en retén policial y, por circunstancias que yo creo que son impropias, me negué a hacerme alcoholemia o prueba de alcohosensor, por lo que me remitieron a hospital para la prueba.

"Se corroboró que no había evidencia o prueba de que yo viniera bajo los efectos del alcohol, por lo que aquí voy para mi casa manejando mi vehículo, fue un evento lamentable, una noticia internacional”, afirmó Gamboa en aquel momento, luego de salir del centro médico de Turrialba a eso de la 1 a. m.

(Video) Celso Gamboa se refiere a situación en Turrialba