Por: Carlos Arguedas C. 13 julio, 2017
El fiscal Luis Quesada (de pie) hizo la petición durante la audiencia de este jueves en la tarde. Sentado de espalda el otro fiscal Julio Campos.
El fiscal Luis Quesada (de pie) hizo la petición durante la audiencia de este jueves en la tarde. Sentado de espalda el otro fiscal Julio Campos.

El Ministerio Público solicitó que se imponga una pena de 30 años de cárcel para Dinier Estrada Jiménez, alias Ojos Bellos, al señalarlo como responsable de dos delitos de intento de homicidio.

La petición la hizo la tarde de este jueves el fiscal Luis Quesada, durante un juicio que se realiza en los Tribunales de Goicoechea.

A Estrada se le atribuye haber realizado un ataque a balazos y haber lanzado una granada de fragmentación contra una vivienda, la noche del 29 de junio del 2014, en Pacuare de Limón. Al momento de los hechos, en el inmueble se encontraban dos hombres, quienes resultaron ilesos.

Junto con Ojos Bellos, en la acción participaron otros cuatro hombres para los cuales se pidió la misma pena de 30 años de cárcel para cada uno. Ellos son Gary Alejandro Casanova León, Jonathan Green Davis, Roy Clayton Davis y Kebin Barthey Maxwell.

Antecedente.

De acuerdo con la acusación de la Fiscalía, aquella noche, siete individuos llegaron a la zona en dos vehículos y con al menos dos AK-47 y escopetas. Con esas armas, dispararon en múltiples ocasiones contra de la vivienda Q 23. Además, lanzaron una granada de fragmentación que no estalló.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) recogió 121 evidencias balísticas en el sitio.

Los dos individuos que estaban dentro de la casa resultaron ilesos, gracias a que lograron escapar por una ventana trasera.

En un primer juicio, que concluyó en diciembre del 2015, solamente se había condenado por el hecho a Ryan Javier Bustos Cedeño a una pena de 15 años, mientras que Estrada, Casanova, Green, Clayton, Barthey y José Manuel Kelly Rojas, alias Chitá, resultaron absueltos.

El Ministerio Público apeló aquel fallo y consiguió que se realizara un nuevo debate. Este último inició en diciembre del 2016.

Kelly Rojas no figura en este juicio porque la causa fue separada tres meses después, luego de que su esposa fuera asesinada y sus hijos resultaran heridos en un atentado, ocurrido el 14 de marzo en Matama de Limón.

Justificación

Para el fiscal Luis Quesada, el caso que se juzga fue muy grave, pues se usaron armas de grueso calibre y se lanzó una granada de fragmentación con un radio de acción de hasta 50 metros, que en caso de haber explotado podría haber generado una catástrofe.

"Imagínese siete personas con armas de fuego disparando al mismo tiempo (...) esa conducta de los imputados pretendía acabar con la vida de los ofendidos y de otras personas que estaban en las casas vecinas", relató.

En su criterio, este tipo de acciones delictivas tienen, además, la intención de crear un ambiente de terror que está afectando la provincia de Limón.

Al justificar su solicitud de 30 años de prisión para los encartados, Quesada dijo que se debe castigar la alevosía (sorprender en momentos de indefensión a las víctimas), la planeación y el menosprecio por la vida humana.

Este mismo jueves, pero durante la audiencia de la mañana, Ojos Bellos le hizo un hueco a una puerta de madera de la sala número 3 de los Tribunales de Justicia de Goicoechea, al propinarle una patada, cuando abandonó el lugar para un receso.

 La reacción de cólera de Estrada se dio luego de que Quesada diera a entender que él había mentido sobre el lugar en que se encontraba el día de los hechos que se juzgan.