Carlos Arguedas C.. 15 marzo, 2018

Dos ejecutivos del Banco Popular, detenidos el miércoles, usaron un celular propiedad de la entidad financiera para vender cemento chino.

El hecho lo confirmó este jueves la fiscala general de la República, Emilia Navas Aparicio, al explicar la razón por la cual a estas personas se les arrestó como sospechosas del delito de peculado.

"Además del otorgamiento de un crédito a la compañía JCB, de Juan Carlos Bolaños, los funcionarios públicos del Banco Popular se dedicaban mediante el uso de una sociedad y un medio digital (...) a ofrecer en venta el cemento, utilizando un número telefónico de la institución", aseguró.

En este caso se trata de los ejecutivos de apellidos Gómez Barrantes, de 45 años y Bogantes Brenes, de 36, quienes aparecen como miembros en la sociedad Grupo Amkasa S. A., creada, según el Registro Público, el 5 de noviembre del 2015.

Estos dos funcionarios, junto con otros personeros del banco de apellidos Delgado Negrini, de 60 años y Alpízar Hidalgo, de 54, también detenidos por peculado el miércoles, defendieron en la sesión del 7 de octubre del 2015 del Comité Gerencial de Crédito del Banco Popular, el otorgamiento del préstamo de $5 millones al Grupo JCB, de Juan Carlos Bolaños Rojas, de 38 años, para la comercialización de cemento chino.

Dicho crédito, según el Ministerio Público, fue otorgado en condiciones irregulares.

Por este mismo hecho, la Fiscalía también capturó a Javier Rojas Segura, de 42 años, gerente de Sinocem Costa Rica y otro empleado de esa firma de apellidos Cortés Zúñiga, de 52. También por peculado. Esta conducta consiste en sustraer o distraer bienes públicos otorgados para su custodia en razón de un cargo público. Se castiga con prisión de tres a 12 años.

El miercoles agentes del OIJ allanaron varias oficinas del Banco Popular para recoger evidencias y capturar a cuatro funcionarios de la entidad. Foto: Rafael Pacheco
El miercoles agentes del OIJ allanaron varias oficinas del Banco Popular para recoger evidencias y capturar a cuatro funcionarios de la entidad. Foto: Rafael Pacheco

Este jueves, en una audiencia que al cierre de esta información todavía se desarrollaba en los Tribunales de Goicoechea, el Ministerio Público pidió para los imputados seis meses de prisión preventiva.

Banco conocía de relación

Héctor Monge León, presidente de la Junta Directiva del Banco Popular, en una conferencia de prensa este jueves, admitió que desde el año anterior la Auditoría Interna había iniciado una investigación administrativa contra los dos ejecutivos bancarios.

"En el caso de dos analistas de crédito (Gómez y Bogantes) desde hace bastante tiempo, en que de alguna manera se tuvo sospecha de que podría haber esa relación de una sociedad anónima con el dueño del crédito (Juan Carlos Bolaños), inmediatamente la auditoría interna inició la investigación", explicó.

El anuncio de la venta de cemento salió desde julio del 2016, en una página web dedicada a la promoción de diversos productos.

La publicidad incluía los logos de la empresa Sinocem Costa Rica y KGB Inversiones (Grupo Amkasa) y aparecía un número telefónico celular como contacto y que según el Ministerio Público es del Banco Popular.

"La auditoría rindió su informe en el momento que correspondía y la administración de inmediato entabló con la normativa el debido proceso. Hoy día está en trámite. Entiendo que a pocos días de emitir un criterio final (...) esos debidos procesos son confidenciales de acuerdo con la normativa", argumentó Monge.

El presidente de la junta directiva del Popular dijo que en contra de los otros dos funcionarios de apellidos Alpízar y Delgado “no hay ningún proceso”.

Como un dato conexo a este caso se puede agregar que, según el Registro Civil del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), Gómez, Bogantes, Bolaños y Rojas, viven en el distrito central del cantón de Grecia, en Alajuela.

Defiende negocio

Héctor Monge aprovechó la presencia de la prensa para informar de que el Banco Popular no "sufrió ninguna pérdida" con el otorgamiento de crédito de $5 millones al Grupo JCB.

"No hay pérdidas (...) esta operación se atrasó cuando entró en mora, entonces se refinanció o readecuó. Qué es refinanciar, no es darle mas dinero, es sencillamente poner al día la operación con otras condiciones, a mayor plazo, con otro tasa, se fortalecen las garantías, se le agregan más garantías", agregó.

Explicó que el Grupo JCB puso garantías reales como fueron propiedades que, según alegó, tienen un valor superior a los $5 millones.

“Las garantías (las propiedades) hoy día están incluso inscritas a nombre del Banco Popular. Ya no tenemos un crédito moroso. Ese crédito no existe ya fue cancelado por las garantías reales", insistió.

Sin embargo, el presidente del Banco Popular admitió que todavía no tienen el dinero, pues dijo que esas fincas tienen que ser vendidas.

Casos relacionados

El empresario Juan Carlos Bolaños es el centro de un escándalo por el tema de la importación del cemento chino.

Bolaños, además de este caso del Banco Popular, enfrenta otro proceso judicial por supuesto tráfico de influencias, por el cual permanece detenido. En ese mismo asunto también figura el gerente del Banco de Costa Rica, Mario Barrenechea, quien es investigado por peculado en relación con un crédito por $30 millones.

Cuatro acciones judiciales en el caso del cemento chino
Cuatro acciones judiciales en el caso del cemento chino

Otros cinco funcionarios de BCR enfrentan la causa.

Además de esos dos delitos, a Bolaños también se le atribuyen denuncia calumniosa y simulación de delito.

En relación con el caso del cemento, hay otras dos causas judiciales también por presunto tráfico de influencias contra dos diputados y un exviceministro, y dos exdiputados.