Judiciales

Estafadores cibernéticos se apoderaron de ¢613 millones en menos de tres meses

Pese a bloqueo celular en cárceles, comisión de este delito se mantiene constante

En menos de tres meses, los estafadores cibernéticos se han apoderado de poco más de $1 millón, es decir, unos ¢613 millones.

Además, pese a la implementación del bloqueo celular en todas las cárceles del país, en diciembre del año pasado, cuando se completó el plan para evitar el uso de dispositivos móviles desde las celdas, la incidencia de este delito persiste.

Así lo reveló este martes el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), en una conferencia de prensa para advertir a la población sobre las nuevas estrategias empleadas por los delincuentes para saquear cuentas bancarias.

Yorkssan Carvajal, jefe de Sección de Fraudes de la Policía Judicial, manifestó que los estafadores han evolucionado con el paso del tiempo y por ello es que los métodos cada vez son más.

“Efectivamente las denuncias se han mantenido, incluso, en ocasiones hemos tenido un pequeño aumento, por lo que realmente no hemos tenido una baja importante que podamos achacar al bloqueo celular como tal (...).

“Para nadie es un secreto que este tipo de operaciones ilícitas iniciaron en los centros penales y, actualmente, no tenemos una información certera para afirmar que se encuentran dentro o fuera, sí hemos visto algunos grupos que están actuando fuera de los penales y nos encontramos en investigación de otros casos para determinar si efectivamente están dentro o fuera de los centros penales (...).

“Ellos tratan, a prueba y error, de obtener información sensible. Durante este año registramos estafas que superan los $84.000, pero también tenemos algunas donde el perjuicio es de ¢5.000 o ¢10.000, cada caso depende de si la víctima cae a las peticiones del estafador”, explicó el jerarca judicial.

Carvajal detalló que hasta ahora se registran 619 denuncias en el primer trimestre de este 2021, en las cuales los estafadores contactan a las personas vía telefónica y, luego de ofrecerles ayuda para la realización de algún trámite, les comparten un enlace que los direcciona a una página falsa muy similar a la oficial, donde el hampón va obteniendo los datos mientras la víctima llena formularios.

Las llamadas, dijo, pueden extenderse entre una y tres horas.

El año pasado, por ejemplo, de 2.739 denuncias relacionadas con estafas, el Fondo de Capitalización Laboral (FCL) fue usado como timo en 1.898 casos.

Por ello es que las autoridades temen que abril, mes en el que suele depositarse una gran cantidad de dinero relacionada con este Fondo, sea una vitrina para que los delincuentes se aprovechen.

Rocío Aguilar, jerarca de la Superintendencia de Pensiones (Supen), calificó de alarmante la situación y destacó que ningún funcionario de la entidad u otra institución llamará telefónicamente a los usuarios para solicitar información sensible.

“Cada vez utilizan sistemas mucho más sofisticados para hacer caer a las víctimas, por lo que se le recuerda a la ciudadanía que ni la Superintendencia, ni ninguna operadora de pensiones llama a solicitar información personal tal como claves, pines, correos, ingresar a una página u otra que pudiera vulnerar la seguridad de sus cuentas bancarias, así como ingresar a supuestos links oficiales de las entidades”, destacó Aguilar.

Carvajal, por su parte, destacó que en ocasiones el mismo hampón le advierte a la víctima sobre las estafas, por lo que el principal consejo es que al recibir una llamada en la que se pida información sobre el correo electrónico o las cuentas, se corte de inmediato.

Agregó que este tipo de agrupaciones únicamente trabaja por medio de llamadas telefónicas y descartó que al buscar en la web una página, se ingrese a un sitio fraudulento.

“Las denuncias indican que los contactan por llamadas telefónicas y, posteriormente, por medio del correo electrónico envían ese link que los redirecciona a las páginas falsas”, destacó.

El timo de la vacuna

Asimismo, el jefe de Fraudes del OIJ manifestó que este lunes recibieron una denuncia acerca de un nuevo timo, en el que el estafador indica que es funcionario de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y que llama para agendar la cita de la vacuna contra la covid–19.

“El estafador le indica que le va a generar un código que enviará al correo electrónico y que por favor le devuelva ese código, con el cual el delincuente genera una contraseña nueva en el correo de esa persona. Recordemos que a nuestros correos llega información muy sensible y que muchos están ligados a cuentas bancarias o con otras situaciones delicadas de nuestra vida, esa persona dio el código y después se enteró de que su correo había sido bloqueado”, precisó el jefe judicial.

Agregó que en esta misma llamada el antisocial le consultó a la víctima si ya había recibido la información del FCL y que lo iba a poner en una lista para poder ayudarle; sin embargo, mencionó que en el momento en que la persona detectó que su correo había sido bloqueado, tomó las medidas y, aunque denunció, no fue víctima de la estafa.

Carvajal reconoció que las posibilidades de recuperar el dinero son muy pocas ante una estafa, pero que en ocasiones los bancos logran bloquear los movimientos.

Añadió que en caso de ser víctima de estafa, se debe acudir de inmediato al OIJ más cercano a denunciar.

Finalmente, dijo que a lo largo del tiempo han detectado que las bandas organizadas obtienen la información de distintas bases de datos, tanto lícitas como ilícitas.

Aseveró que también usan las redes sociales, por lo que considera que los estafadores “generan muchas artimañas para poder comprar o robar esa información”.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.