Carlos Láscarez S.. 10 junio

El productor de conciertos Don Stockwell canceló la deuda de $105.000 (unos ¢62 millones) que mantenía con una mujer, quien lo demandó luego del fallido concierto con la banda de hard rock australiana AC/DC.

Don Stockwell efectuó el pago de lo adeudado a la empresaria en tres tractos. Foto: Diana Méndez.
Don Stockwell efectuó el pago de lo adeudado a la empresaria en tres tractos. Foto: Diana Méndez.

La empresaria había demandado a Stockwell el 30 de mayo por el supuesto delito de estafa, luego de que el productor mantuviera un pendiente de pago por más de un año.

Walter Brenes Soto, abogado de la empresaria manifestó que el productor realizó tres transferencias a la cuenta de la mujer por la suma de $50.000 el 4 de junio, otra de $25.000 (5 de junio) y una tercera por $30.000 (7 de junio).

“En tiempo récord canceló la suma de $105.000 que hizo en tres transferencias bancarias. El señor Stockwell y mi clienta eran amigos, entonces dentro del acuerdo se está generando la posibilidad de que por los pagos generados, mi clienta no desea continuar con el proceso penal”, dijo Brenes vía telefónica.

Stockwell y la ofendida mantenían una relación de amistad y de negocios antes de que surgiera este conflicto. La confianza entre ellos llevó al contrato que, al incumplirse, habría generado un daño patrimonial a la ofendida, ya que no pudo usar su dinero en otros negocios.

El representante legal añadió que luego del acuerdo entre ambas partes, este martes se retirará la demanda ante la Fiscalía de Pavas.

El trámite de la denuncia en Pavas se realizaba bajo el Expediente 19-000591-0283-PE, el cual se solicitó fuera desestimado.

“Nuestra clienta se da por satisfecha con el pago de su dinero y; además, se comprometió a renunciar a cualquier otra denuncia penal, demanda civil o cualquier otro reclamo ante cualquier Tribunal, tanto dentro como fuera de Costa Rica”, explicó Brenes.

Stockwell manifestó el martes a las 5:15 p.m. vía correo electrónico que ‘estamos muy felices que esta situación haya concluido y que está errado el abogado al referir del concierto como fallido’.

“El (abogado) no tiene ninguna idea del estatus confidencial de ese o ningún concierto que estamos coordinando”, dijo el productor de conciertos.