Carlos Arguedas C., Reiner Montero. 26 noviembre, 2020
El accidente se produjo el pasado lunes 23 de noviembre en una finca en calle Peligro, en La Rita de Pococí, Limón. Fotos de Reiner Montero
El accidente se produjo el pasado lunes 23 de noviembre en una finca en calle Peligro, en La Rita de Pococí, Limón. Fotos de Reiner Montero

La madre, el padrastro y una tía de un niño de ocho años que murió en un accidente con un tractor que realizaba labores agrícolas, en Pococí, Limón, fueron detenidos este jueves como sospechosos del delito de abandono de incapaz.

Las capturas las ejecutaron oficiales del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), luego de recibir una orden de la Fiscalía Adjunta de Pococí.

Los implicados en este caso son un hombre de apellidos Marín Castillo y dos mujeres apellidadas León Ureña; padrastro, mamá y tía de la víctima, respectivamente, comunicó la oficina de prensa del Ministerio Público.

Ellos permanecen en celdas judiciales de los Tribunales de Pococí, donde se les tomará la declaración indagatoria y luego se procederá a valorar la respectiva solicitud de medidas cautelares.

El delito de abandono de incapaz es sancionado en el artículo 142 del Código Penal con penas que van de seis meses a 10 años de cárcel.

La norma que regula este delito define que el infractor es aquella persona “que pusiere en grave peligro la salud o la vida de alguien, al colocarlo en estado de desamparo físico, sea abandonando a su suerte a una persona incapaz de valerse a sí misma, y a la que deba mantener o cuidar, o a la que el mismo autor haya incapacitado, será reprimido con prisión de seis meses a tres años.

“La pena será de prisión de tres a seis años, si a consecuencia del abandono resultare un grave daño en el cuerpo o en la salud de la víctima. Si ocurriere la muerte, la pena será de seis a diez años de prisión”.

Razones de captura

De acuerdo con la información suministrada por la Fiscalía, en este caso se logró establecer que el 21 de octubre anterior el Patronato Nacional de la Infancia (PANI) recibió una información, la cual indicaba que, en apariencia, el ofendido y su hermana sufrían agresiones por parte de su mamá y padrastro.

Además, los datos revelaban que, presuntamente, el lugar en el que vivían no tenía las condiciones adecuadas para su desarrollo.

Ese mismo día, los funcionarios del PANI se trasladaron a la casa del niño y, tras corroborar dicha información, procedieron a entregarlo a una tía (imputada en esta causa). Se lo dieron bajo la figura de custodia temporal.

Sin embargo, el pasado lunes 23 de noviembre, la madre del menor y Marín, le pidieron permiso a la mujer que tenía la responsabilidad de la custodia para llevar al niño a un paseo. La tía accedió a la solicitud a pesar de que conocía que ese permiso estaba restringido.

Cuando la madre y el padrastro se encontraban en una finca en la comunidad de calle Peligro en La Rita, Pococí, supuestamente dejaron solo al niño.

Al parecer el menor aprovechó para ir a observar un tractor agrícola que en ese momento limpiaba un callejón de la finca. Para ejecutar dicha labor llevaba pegada una herramienta conocida como desmalezadora, que es especial para cortar la hierba.

Se presume que el niño se aproximó al chapulín que lo golpeó y luego lo atrapó la desmalezadora. El menor sufrió múltiples cortadas tanto en extremidades inferiores como superiores.

Inicialmente lo trasladaron al Hospital de Guápiles y luego lo remitieron al Hospital Nacional de Niños, donde falleció el martes poco antes de las 2 a. m.

El niño estudiaba en la Escuela Líder La Rita. Su funeral se realizó el miércoles en dicha comunidad.

Este caso se investiga en la causa 20-002616-0066-PE, comunicó la Fiscalía.

El funeral del niño se realizó el miércoles en La Rita. Maestros de la Escuela Lider La Rita llevaron flores. Foto Reiner Montero.
El funeral del niño se realizó el miércoles en La Rita. Maestros de la Escuela Lider La Rita llevaron flores. Foto Reiner Montero.