Carlos Láscarez S.. 5 marzo

Tres hombres y una mujer oriundos de México fueron sentenciados este martes a 16 años de prisión, luego de que fueron hallados culpables de participar en el robo de joyerías de lujo en Escazú.

Con mazos, los delincuentes quebraron las vitrinas de la joyería Eurochronos, ubicada en el centro comercial Multiplaza Escazú.Foto: Captura de video
Con mazos, los delincuentes quebraron las vitrinas de la joyería Eurochronos, ubicada en el centro comercial Multiplaza Escazú.Foto: Captura de video

Los sentenciados fueron Javier Licmaym Flores Casas, Sergio Mauricio Mondragón Martiarena, Gonzalo Ramírez Santacruz y Mariana Raquel Montes Ibarra, a quienes se les condenó por los delitos de robo agravado y asociación ilícita.

Por el robo agravado se les impuso una pena de 13 años, mientras que por el segundo delito tres años de cárcel.

A ellos se les responsabiliza por los robos simultáneos de las Joyerías Eurochronos y Tiempo Global, ocurridos el 31 de octubre del 2017.

La Fiscalía logró comprobar durante el debate, que la mujer ingresó al país proveniente de México y se hospedó en un hotel de La Uruca.

Asaltantes ingresan a joyería en Multiplaza Escazú

Luego se comprobó que ella visitó una de las relojerías, donde se hizo pasar por cliente, como parte de la estrategia para conocer aspectos de seguridad del local.

Según la pesquisa, otro grupo de imputados, a quienes se les investiga en una causa independiente, ingresó a nuestro país en distintos vuelos, entre el 23 y el 30 de octubre. Un día después, se separaron en dos grupos para cometer los robos.

De manera simultánea, los imputados se presentaron a la Relojería Eurochronos y a la joyería Tiempo Global, ambas en Escazú, con armas y mazos y amenazaron a los empleados y clientes.

Luego quebraron los mostradores y se apoderaron de distintos relojes valorados en un total de $1.357.960 (¢829 millones) y huyeron en dos vehículos.

En la acusación, presentada por la Fiscalía Adjunta contra el Narcotráfico y Delitos Conexos, se probó que los imputados se trasladaron a un hotel de la misma zona y entregaron los bienes sustraídos a otro integrante de la organización, quien estaría a cargo de guardar la mercadería, hasta que Mondragón llegara.

Mientras, la mayoría de los imputados procedió a salir del país. Para el 3 de noviembre del 2017, Mondragón entró a territorio costarricense para recibir los relojes robados, luego se reunió con Montes, Flores y Ramírez para distribuir la mercancía.

El 6 de diciembre, estos tres individuos se trasladaron hasta el aeropuerto internacional Juan Santamaría, donde fueron detenidos por agentes de la Sección de Asaltos del Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

En tanto, Mondragón Martiarena fue aprehendido en vía pública, a quien le decomisaron 123 relojes de lujo.

Wálter Espinoza, director del Organismo de Investigación Policial (OIJ), manifestó el 2 de noviembre del 2017 que los robos se dieron con una diferencia de 10 minutos. En esa ocasión mencionó que el grupo adquirió el microbús en que escaparon del centro comercial Multiplaza el 27 de octubre y el automóvil Mazda sedán un día después. Por ambos pagaron en efectivo.

Añadió que los mazos pequeños y las armas no letales que emplearon para romper las vitrinas fueron adquiridos el 29 de octubre, en dos locales diferentes.