Judiciales

Magistrados aseguran secreto de sesiones donde discutan procesos disciplinarios

Nuevo reglamento advierte que si un alto juez filtra información lo llevarán ante Fiscalía; normativa también limita a cinco minutos el uso de la palabra a altos jueces

Un magistrado que haga pública información sobre asuntos disciplinarios que se hayan discutido en Corte Plena se expone a una investigación penal por parte de la Fiscalía.

De esta forma, un reglamento aprobado este lunes asegura el secreto de las sesiones donde se conozcan procesos disciplinarios contra alguno de sus miembros.

La normativa reitera que cuando se conozcan investigaciones que involucren a algún alto juez, las sesiones serán secretas tal y como lo establece la Constitución Política.

No obstante, advierte de que los participantes en esas reuniones están obligados a mantener en reserva lo discutido y, en caso de fuga de información, el asunto se pondrá en conocimiento del Ministerio Público para lo que corresponda.

Inicialmente, el reglamento que norma “el conocimiento, discusión y aprobación” de temas en ese foro, preveía que los magistrados tampoco podrían tener a mano su teléfono celular, cuando se tratara de sesiones secretas.

Las magistradas Julia Varela (Sala Segunda) y Iris Rocío Rojas (Sala Primera) fueron dos de los miembros de Corte que se pronunciaron a favor de esa medida.

Sin embargo, 16 jueces se opusieron al considerar que en las actuales circunstancias, el móvil es una herramienta de trabajo y no se justifica prescindir de él.

Solo cinco minutos

El nuevo reglamento, avalado por uninamidad por los 21 miembros de Corte presentes (la componen 22), también dispone la restricción del uso de la palabra a los altos jueces, quienes solo tendrán cinco minutos.

En este momento no hay límite de tiempo.

Asimismo, exige puntualidad para iniciar las sesiones, programadas para los lunes.

A partir de ahora, solo se darán 15 minutos para presentarse y completar el cuórum que es de 15 magistrados. Si pasado el tiempo previsto no se alcanza la cantidad requerida, se suspende la sesión.

El reglamento además exige a los magistrados a justificar las ausencias o la llegadas tardías.

Actualmente, el inicio de las reuniones se atrasa hasta por 45 minutos en espera de que llegue algún magistrado para completar el cuórum.

El reglamento consta de 15 artículos y entrará a regir a partir del momento de su publicación y se aplicará en la primera sesión del próximo año.

Esta regulación forma parte de una serie de proyectos que se consideran urgentes para modernizar el trabajo de la Corte Plena.

El magistrado Paul Rueda, de la Sala Cuarta, y quien se encargó de presentar cada uno de los artículos, dijo que el objetivo es agilizar las discusiones y lograr una pronta aprobación de los asuntos, sin menoscabar la garantía de que se genere una discusión que cumpla con el rigor deliberativo, tanto en lo jurídico como en lo técnico.

Precisamente, el viernes anterior el presidente de la Corte, Fernando Cruz, se quejó por la lentitud en la aprobación de los asuntos que enfrenta el Poder Judicial y aseguró que era muy difícil poner de acuerdo a 22 personas.

Carlos Arguedas C.

Carlos Arguedas C.

Periodista en la sección de Sucesos. Trabaja en La Nación desde el 2000 siempre en la cobertura de asuntos de Sucesos y Jurídicos.