Judiciales

Clienta del Banco Nacional denuncia que su cuenta estaba ligada a número de Sinpe de otra persona

Periodista Ana Coralia Fernández relata que fue hasta que recibió el balance de su tarjeta que se percató de las sustracciones. Ladrones habrían realizado decenas de transferencias a diferentes personas entre febrero y mayo

Ana Coralia Fernández, periodista y clienta del Banco Nacional, descubrió este fin de semana que le sustrajeron cerca de ¢425.000 de una cuenta de la que no sacaba dinero y mantenía solo para un proyecto personal. Al alertar a la entidad, le indicaron que su cuenta estaba vinculada al número de Sinpe Móvil de otra persona, que era idéntico al suyo salvo por un dígito, y desde el cual se realizaron decenas de transferencias durante casi tres meses a diferentes personas.

La escritora y cuentista contó a La Nación que el domingo pasado se percató del monto perdido luego de que el banco le mandó el estado de cuenta. “Lo abro y me doy cuenta de que por medio del Sinpe Móvil han venido haciendo depósitos a otra gente de ¢10.000, ¢2.000, ¢5.000, recargas a tarjetas de celular, etcétera, muy seguidos al punto que inclusive en un solo día se hicieron tres traslados, a mí se me paró el pelo”, afirmó Fernández.

“Tengo dos cuentas de ahorros en el Banco Nacional, una con movimientos y otra que no tenía movimiento alguno porque la tenía para un proyecto especial. La otra tenía acceso por cajero automático, pero la sujeta a la estafa no tenía movimientos”, explicó Fernández.

La periodista estaba al tanto de la oleada de denuncias realizadas por clientes bancarios, por lo que tomó medidas de seguridad para evitar ser una más. Sin embargo, la prevención no fue suficiente. “Yo no tengo Internet Banking, no manejo Sinpe Móvil y mis transacciones son sanas, nunca hago mucho movimiento por teléfono y particularmente con ese banco, precisamente por esos problemas de vulnerabilidad, siempre voy a a ventanilla”.

Al día siguiente de descubrir el robo se dirigió a su entidad bancaria, donde le bloquearon sus dos cuentas y le indicaron que su cuenta estaba ligada al número de alguien más, por lo que el martes presentó la denuncia en el Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Al presentar la denuncia, afirmó que la misma mujer que la atendió hizo observaciones sobre las debilidades de seguridad que hay en algunas entidades bancarias. “Imagínese usted cómo es posible que eso sea lo que digan en el OIJ”. En la Policía Judicial, le aseguraron que un investigador la iba a contactar para darle seguimiento al caso.

De parte del banco, le dijeron que investigarán a lo interno cómo su cuenta terminó ligada a otra persona. De momento, no le han logrado dar explicaciones y afirmó que solo ha recibido “respuestas de catálogo”. Fernández tampoco se explica por qué no le llegaron notificaciones de las decenas de transferencias que se estaban gestionando con su cuenta desde el 25 de febrero.

Además, le indicaron que la entidad primero verificará que no se trató de negligencia de parte de ella.

“¿Cómo es posible que el banco tenga que investigar que yo no hice nada para que eso pasara? Entonces el asunto es muy injusto que uno como cliente es el que tiene que sufrir esto y que el banco no diga para nada ‘su dinero está tan seguro con nosotros, que una vez que finiquitemos qué fue lo que pasó, tenga la certeza de que su dinero va a ser devuelto’”, manifestó.

Tras consulta de este medio, David Hernández, director de Seguridad e Investigaciones del Banco Nacional, respondió que “ya se ha contactado a la cliente por parte del Banco y su caso está en revisión, en cuanto se finalice la misma se estará brindando la resolución correspondiente a la cliente conforme a los procedimientos internos”.

A pesar del perjuicio sufrido, Fernández aseguró que mientras esté la investigación en curso prefiere mantener sus cuentas en la misma entidad, y enfatizó en que lo prioritario para ella no es saber cómo le robaron el dinero, sino recuperarlo en su totalidad.

La periodista relató parte de los sucedido en su cuenta de Facebook, donde recibió respuestas de varias personas que afirmaron también haber sido víctimas de estafas electrónicas. Gracias a esa publicación, una periodista del Banco Nacional la remitió con un investigador interno, quien se comprometió a que la entidad le daría respuesta.

“Lo que yo sí voy a hacer es no quitar el dedo del renglón, por mí y por todos los que han sido estafados de alguna manera”, aseveró.

Yeryis Salas

Yeryis Salas

Periodista. Bachiller en Periodismo de la Escuela de Ciencias de la Comunicación Colectiva de la Universidad de Costa Rica.