Carlos Láscarez S.. 7 noviembre

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) rechazó conciliar con la empresa Synthes Costa Rica SCR limitada, en una causa por una presunta estafa en perjuicio de la institución.

El 10 de junio del año 2014, agentes judiciales efectuaron allanamientos simultáneos en el hospital Calderón Guardia y las oficinas centrales de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS). También fueron allanadas las oficinas de Synthes en Forum 2 en Santa Ana. Foto: Carlos González.
El 10 de junio del año 2014, agentes judiciales efectuaron allanamientos simultáneos en el hospital Calderón Guardia y las oficinas centrales de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS). También fueron allanadas las oficinas de Synthes en Forum 2 en Santa Ana. Foto: Carlos González.

La denuncia incluye a Synthes Costa Rica SCR incluye a Lorenzo Ramón Castaño, Johan Alfredo Masís Arrieta y Edwar Mario Aguilar Alcocer, indicó la CCSS mediante un comunicado.

Los sospechosos ejercían como médico, enfermero e imagenólogo de Synthes, respectivamente.

Los hechos trascendieron en enero del 2014, cuando médicos del Hospital Calderón Guardia de San José detectaron anomalías, ocurridas entre en el 2009 y 2011, en la tramitación de facturas por la compra de insumos para operaciones de Ortopedia, desde clavos hasta prótesis de cadera.

Al parecer, la empresa habría usado nombres de fallecidos o pacientes de otras especialidades para cobrar las facturas.

La decisión la adoptó este jueves el máximo órgano deliberativo de la institución, tras conocer los argumentos del licenciado William Rodríguez Alvarado, representante legal de la Caja en este proceso.

Los directores consideraron que los actos en los que incurrieron cada uno de los imputados son sumamente delicados, ya que lesionan la reputación y el buen nombre de la entidad.

Según la resolución de la Junta Directiva, los imputados deberán responder en un eventual juicio oral y público por todos los daños que le provocaron a la CCSS.

En febrero del 2019, cuando el Ministerio Público presentó la acusación, la Caja pretendía cobrar alrededor de $6 millones. La Fiscalía tramita este caso bajo el expediente 14-000049-612-PE.

En el acuerdo adoptado por la Junta Directiva, se instruyó al abogado director para que comunique la citada resolución al juez penal de San José. En julio pasado, el juez le dio un plazo a la Caja para que tomara la decisión respectiva, ante la petición de conciliación solicitada por Castaño, Masís y Aguilar.

Como parte de la denuncia, la CCSS presentó los estudios de la auditoría institucional que determinaron la presunta estafa por parte de la empresa y que fueron clave para plantear la denuncia.

Acusados por 47 delitos

A los tres imputados se les atribuyen 47 delitos de estafa en concurso material y 47 delitos de falsedad ideológica.

Solo Castaño, el supuesto autor del fraude, cumple prisión preventiva, la cual se prorrogó por seis meses más, ante el peligro de fuga.

Castaño salió del país en marzo del 2018, poco tiempo después de que se abrió la causa judicial en su contra.

No obstante, las autoridades migratorias de Estados Unidos lo ubicaron en Miami, y lo extraditaron el 2 de abril pasado, en respuesta a una orden de captura internacional emitida por el Juzgado Penal de San José.

Él era el encargado de las relaciones comerciales entre Synthes y la CCSS y responsable de la firma de contratos, licitaciones y adjudicaciones para compras de insumos de Ortopedia.