Carlos Arguedas C., Keina Calderón. 20 abril

Un aficionado del Club Sport Cartaginés, agredido con una piedra en la cabeza antes de un partido de fútbol, está pidiendo ¢90 millones por los daños sufridos por el ataque.

Esteban Araya, el aficionado agredido, prefirió este viernes no hablar con la prensa. En una banca de los Tribunales de Cartago conversó con una abogada no identificada. Foto de Keina Calderón
Esteban Araya, el aficionado agredido, prefirió este viernes no hablar con la prensa. En una banca de los Tribunales de Cartago conversó con una abogada no identificada. Foto de Keina Calderón

El dato trascendió este viernes al finalizar una audiencia preliminar en el Juzgado Penal de Cartago, diligencia en la cual se decidió elevar a juicio el hecho que ocurrió el 27 de agosto del 2017, antes del juego de primera división entre Cartaginés y el Herediano.

El afectado y demandante en este caso es Esteban Gerardo Araya Arias, de 31 años, quien labora como peón de construcción.

Entre tanto, el imputado es un técnico en aire acondicionado de apellidos Sánchez Sanabria, también de 31 años, quien se encuentra descontando prisión preventiva.

En la audiencia de este viernes, otros dos imputados de apellidos Monge Rojas y Latino Villarreal, a quienes la Fiscalía Adjunta de Cartago atribuyó el delito de lesiones graves por golpear con las manos y los pies a Araya cuando estaba en el suelo, llegaron a una conciliación.

(Video) Brutal paliza a aficionado en Cartago

Ellos admitieron que cometieron el delito y se les impuso una pena de tres años de cárcel pero sin tener que purgar prisión, pues se comprometieron a que en un lapso de cinco años no cometerán ningún otro hecho doloso.

Antecedente

Este caso –que se tramita en el expediente 17-002727-058-PE– se produjo la tarde del domingo 27 de agosto del 2017, antes del partido de fútbol entre ambas escuadras.

El pleito duró varios minutos e involucró a seguidores heredianos y cartagineses que se lanzaban piedras.

Esteban Araya, seguidor del Cartaginés, resultó golpeado cuando en la gresca fue alcanzado por varios aficionandos del Herediano, que lo golpearon con los puños y lo patearon mientras estaba en el suelo.

En determinado momento, Sánchez Sanabria tomó una piedra y se la lanzó en la cabeza. La agresión quedó grabada en las cámaras de seguridad que tiene la Municipalidad de Cartago y es prueba fundamental en este proceso.

Araya fue llevado al Hospital Max Peralta de Cartago, donde permaneció internado varios días. Luego alegó que debido a la lesión tenía problemas para hablar y se le colocó una platina en el brazo derecho a causa de tres fracturas. Según su abogado, Erick Varela, la víctima perdió el 30% de su cráneo.

Demanda civil

Precisamente, en la audiencia preliminar Varela dejó claro que están pidiendo una acción civil resarcitoria por ¢90 millones.

Los demandados civiles son de manera subsidiaria, Araya, el Club Sport Cartaginés y la Unión Nacional de Fútbol (Unatuf).

La audiencia se realizó este viernes en los Tribunales de Cartago. La diligencia se realizó en la sala 5. Inició a las 8:30 a.m. y terminó a las 4:45 p.m. Foto de Keina Calderón.
La audiencia se realizó este viernes en los Tribunales de Cartago. La diligencia se realizó en la sala 5. Inició a las 8:30 a.m. y terminó a las 4:45 p.m. Foto de Keina Calderón.

Ramiro Dennis Smith, codefensor de Araya, dijo que durante la audiencia la Fiscalía les ofreció una proceso abreviado si aceptaban una pena de 10 años de cárcel.

El abogado explicó que no aceptaron el acuerdo pues, junto al otro defensor, Alan Arburola Valverde, consideran que el delito de homicidio calificado en grado de tentativa es demasiado grosero.

"Los hechos podrían encuadrar en el delito de homicidio especialmente atenuado en grado de tentativa, e incluso hay que tomar en cuenta el estado de emoción violenta por cómo de dieron los hechos", manifestó.

Dennis hizo ver que en el juicio van a defender la tesis, además, de que presentarán las pruebas de que Araya también participó lanzando piedras y que, incluso, enfrenta en otra causa un proceso como sospechoso del delito de robo agravado.

Por su parte, Rodolfo Freer, abogado del Cartaginés, quien también participó en la audiencia, dijo que el equipo no aceptó ninguna responsabilidad civil porque los hechos suceden fuera del estadio, que es una área pública y cuya responsabilidad en el aspecto de seguridad corresponde a la Fuerza Pública.