Eillyn Jiménez B.. 28 agosto, 2017

Un hombre de 30 años, quien figura como el principal sospechoso de agredir con una piedra a un aficionado del Club Sport Cartaginés el domingo 27 de agosto, se entregó a las 7:40 p. m. de este lunes en la Delegación del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Heredia.

Así lo confirmó la Policía Judicial, la cual detalló que durante esta tarde los agentes de Cartago, quienes están a cargo de la investigación del caso, le dieron seguimiento y visitaron la casa del sujeto, de apellido Sánchez.

"Él (Sánchez) se entregó a los agentes de Heredia, de donde es vecino. En este momento se le está haciendo el procesamiento como principal sospechoso de este caso y preparando el informe para pasarlo a la Fiscalía", manifestó Marisel Rodríguez, vocera del OIJ.

(Video) Enfrentamientos entre aficionados de Cartaginés y Herediano cerca del estadio Fello Meza

A Sánchez se le investiga por el delito de tentativa de homicidio, cuya pena de cárcel es de entre 20 y 35 años, la misma que por homicidio.

Investigación en proceso

La indagación por los disturbios entre miembros de la barra rojiamarilla y la blanquiazul, ocurridos la tarde del domingo en las cercanías del Estadio Fello Meza, en la Vieja Metrópoli, seguirá en proceso, debido a que hay otros aficionados del Herediano involucrados con el hecho.

"Los agentes continúan con la investigación para identificar y dar con las otras personas sospechosas", agregó Rodríguez.

En un video captado por las cámaras de seguridad de la Municipalidad de Cartago se observa a cuatro individuos patear y golpear a otro, identificado como Esteban Araya Arias. Él portaba una camisa roja y se encontraba indefenso en el suelo.

Producto del impacto que recibió en la cabeza con la piedra, Araya tuvo que ser trasladado al Hospital Max Peralta, donde fue operado por una fractura externa en el cráneo. El paciente fue declarado como estable, aunque aún no sale de peligro y se desconoce si presenta secuelas a raíz de la grotesca golpiza.

(Video) Brutal paliza a aficionado en Cartago

Mauricio Boraschi, fiscal adjunto de Fiscalías Territoriales, calificó lo sucedido como una "salvajada" y mencionó que abrieron una investigación de oficio para determinar todos los detalles de lo ocurrido.

Por su parte, Andrés Araya Arias, hermano del joven que permanece hospitalizdo, conversó con La Nación y reveló que vivió momentos de pánico al observar la condición en la que terminó su familiar.

Andrés aseguró que no seguirá en barras, debido a que no es la primera vez que se dan actos de este tipo.

"A mí esto me quedó de experiencia y no pienso seguir en barras porque no deja nada. Mi hermano y yo somos personas tranquilas. Ahora lo que me interesa es que él salga de esto y ver cómo se da su recuperación", expresó el seguidor brumoso.

Ausencia policial

La Unión Nacional de Fútbol (Unafut) achacó al Ministerio de Seguridad la ausencia de la Fuerza Pública para el compromiso entre Cartaginés y Herediano.

Sin embargo, Seguridad dijo que el plan presentado por el cuadro blanquiazul no fue aprobado, motivo por el que no hubo oficiales presentes dentro del reducto blanquiazul y al momento de la pelea entre barras tuvieron que movilizar personal desde diferentes puntos.

Finalmente, Herediano anunció "medidas drásticas" contra los responsables de los actos de violencia.

Información actualizada a las 9:12 p. m. con más datos del caso.