Yeryis Salas. 8 marzo
En total, 260 personas fueron arrestadas en varios países por estafar a más de 2 millones de estadounidenses, usando métodos como supuestos ofrecimientos de préstamos ficticios y premios falsos.
En total, 260 personas fueron arrestadas en varios países por estafar a más de 2 millones de estadounidenses, usando métodos como supuestos ofrecimientos de préstamos ficticios y premios falsos.

La investigación más grande en la historia de Estados Unidos por estafas a adultos mayores involucró a cinco acusados que, al parecer, actuaban desde Costa Rica, informó este jueves el Departamento de Justicia estadounidense.

En total, 260 personas fueron arrestadas en varios países por estafar a más de 2 millones de estadounidenses, usando métodos como supuestos ofrecimientos de préstamos ficticios y premios falsos.

“La Oficina de Asuntos Internacionales del Departamento de Justicia trabajó con numerosos países para asegurar evidencia y capturar a los acusados. Durante la investigación, acusados en los casos de fraude contra adultos mayores fueron extraditados desde Canadá, Islas Caimán, Costa Rica, Jamaica y Polonia”, indica el informe.

Los extraditados desde Costa Rica fueron cuatro estadounidenses identificados con los apellidos Quintero Sánchez, de 33 años; Von Riesen, de 32 años; Finck, de 50 años y Mommers, de 42 años. También se involucró a un sujeto de apellido Jordan, guayanés de 46 años.

Ellos habrían estafado a ciudadanos estadounidenses, la mayoría de más de 55 años, al contactarlos por teléfono y decirles que habían ganado un premio, el cual debían reclamar con el envío de cientos o miles de dólares a cambio de un seguro reembolsable, vía Western Union o MoneyGram.

Luego, les avisaban que habían ganado el premio mayor del supuesto concurso y debían mandar aún más dinero.

Algunos de ellos, incluso, se hacían pasar por agentes del gobierno estadounidense para hacerles creer a las víctimas que estaban a cargo de la entrega del premio.

“Los acusados, supuestamente, llamaban en repetidas ocasiones a las víctimas, siempre y cuando ellas estuvieran dispuestas a enviar más dinero, cada vez con una explicación diferente de por qué dinero adicional debía ser enviado para reclamar el premio”, detalla el reporte del Departamento de Justicia.

Todos fueron acusados en el Distrito Oeste de Carolina del Norte.

Las extradiciones a Estados Unidos se realizaron entre marzo y setiembre del 2018.