Eillyn Jiménez B.. 6 octubre, 2017
La familia de Geovanny Amador recibió diarios de parte de la Muncipalidad de El Guarco.
La familia de Geovanny Amador recibió diarios de parte de la Muncipalidad de El Guarco.

Por lo menos 10 kilómetros caminó Geovanny Amador con su familia para llegar a La Cangreja, a la vera del camino en la Interamericana Sur.

Salieron a eso de las 6:30 a. m. de San Cristóbal. Su intención era llegar a casa de parientes en La Cangreja, porque no sabían nada de ellos, solo que habían quedado incomunicados. Lo cierto es que tampoco en San Cristóbal están bien.

"No tenemos luz ni agua. El camino en San Cristóbal está muy complicado pero hemos hecho rellenos (los vecinos) para poder cruzar entre lugares", comentó Amador, acompañado por esposa y tres hijos pequeños.

(Video) Al menos 25 personas caminaron desde San Cristóbal hasta La Cangreja

Sin embargo, para llegar a La Cangreja solo se puede caminar, pues la Interamericana Sur está cortada, como en el kilómetro 37 donde lo que queda es espaldón.

Luego de comprobar que sus familiares estaban bien y de recoger diarios y cobijas, entregadas por la Municipalidad de El Guarco, Amador y su familia emprendieron el camino de regreso a casa.

Marjorie Aguilar también optó por caminar. Ella iba en sentido contrario, de La Estrella de El Guarco hacia San Cristóbal.

Eliécer Venegas y Yahaira López también decidieron emprender camina. Aquí avanzaban por el sector de La Cangreja.
Eliécer Venegas y Yahaira López también decidieron emprender camina. Aquí avanzaban por el sector de La Cangreja.

Según contó la mujer, su esposo se quedó en el negocio que tienen en San Cristóbal, el problema es que se quedó sin medicamento para la presión, por eso ella debía llegar con urgencia hasta ese poblado que pertenece al cantón de Desamparados.

Ella calculó que le tomaría unas dos horas llegar hasta donde él. En su comunidad en La Estrella tampoco hay agua ni luz.

Allí cerca, había maquinaria del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi); sin embargo, como comentaron los funcionarios, el trabajo que les espera es muy duro, pues aparte de los enormes cortes en la carretera, hay unos 38 derrumbes de ahí hacia Pérez Zeledón.