Desastres

Tardes con aguaceros serán cada vez más recurrentes pues llegamos a fase más ruda de estación lluviosa

IMN dice que fin de semana largo tendrá precipitaciones vespertinas en casi todo el territorio

Las tardes con aguaceros generalizados serán recurrentes de ahora en adelante, pues la estación lluviosa comienza su fase más crítica. Por esta razón este fin de semana y el Día de la Madre el Instituto Meteorológico Nacional (IMN) prevé precipitaciones vespertinas en la mayor parte del territorio.

De acuerdo con Juan Diego Naranjo, del IMN, este viernes se tuvo el refuerzo de la onda tropical N.° 26 que atravesó nuestro país al mismo tiempo en que se tiene influencia del posicionamiento sobre nuestro territorio de un gigantesco manto nuboso llamado zona de convergencia intertropical.

Segun la Comisión Nacional de Emergencias, este viernes hasta las 4 p. m hubo seis incidentes por aguaceros fuertes con rayería en Heredia, Oreamuno, Paraíso, Puriscal y Golfito, mientras que el jueves fueron mucho más generalizados y afectaron la zona norte, el Valle Central y el Caribe. Ahora esas regiones tienen suelos saturados, por lo que es más fácil que surjan deslizamientos y desborde de ríos, acequias y quebradas.

El ambiente húmedo e inestable de estos días favorece la formación de nubes que generan las lluvias durante las tardes y primeras horas de la noche, lo cual motivó la alerta amarilla dictada por la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) desde el miércoles para casi todo el territorio.

Este sábado ya el efecto de la onda tropical habrá pasado por lo que bajará la intensidad de las precipitaciones, no obstante, en el Pacífico central y sur hay alto potencial de lluvias fuertes, algunas de las cuales alcanzarán el Valle Central, dijo el meteorólogo Juan Diego Naranjo.

Según el IMN, este año el fenómeno de La Niña, lejos de disiparse hacia una fase neutra, como se esperaba, se va a mantener en lo que resta del 2022 y se esperan más lluvias de lo normal.

La Niña es el término popular con el cual se conoce la fase fría del fenómeno conocido como El Niño Oscilación del Sur (ENOS). Es el enfriamiento anormal de las aguas ecuatoriales del océano Pacífico Tropical, lo cual repercute en las condiciones del tiempo ya que las precipitaciones son por encima de lo normal en fase de La Niña.

Según el IMN, La Niña cumple dos años de estar presente en forma consecutiva, pues comenzó en agosto del 2020. Esta es la tercera vez en los últimos 73 años en que se registra un evento de La Niña tan prolongado, la última vez fue entre 1998 y el 2001.

Las temporadas de huracanes en la cuenca del Atlántico también tienden a ser más activas que lo normal en fase de La Niña, de modo que se esperan unos 17 ciclones más de aquí a noviembre, de los cuales es posible que alguno pudiese tener efecto indirecto o incluso directo sobre nuestro país.

Agosto es uno de los meses donde suelen ocurrir los torbellinos como el que destechó varias casas en Cartago este jueves en la tarde, muy similar a otro que se formó el 2 de agosto en esa misma provincia y que también obligó a varias familias a reparaciones urgentes en los techos, canoas y cielorrasos.

“Rápidamente se forman cumulonimbus con corrientes de viento que suben y bajan dentro de esas grandes nubes y pueden generar torbellinos pequeños en cualquier parte del territorio. No se pueden predecir, no estoy diciendo que van a formarse nuevos remolinos próximamente, pero tampoco podemos descartar que se presenten en las próximas semanas”, dijo Naranjo.

Cuando ocurren en el mar se les llama trombas y el factor común, sea en tierra firme o en el mar, son los cumulonimbus.

La CNE recibió el jueves 93 reportes de afectación por lluvias y viento, principalmente en regiones como Cartago, Oreamuno y Paraíso, así como San Carlos, San Ramón, Paraíso, Heredia, Parrita y Golfito, afirmó Lidier Esquivel, jefe de la Unidad de Investigación y Análisis del Riesgo de la CNE.

Esquivel pide precaución a quienes viven en zonas cercanas a ríos y quebradas, así como a conductores que en la tarde y noche transiten por las vías públicas, debido a que la onda tropical puede potenciar las lluvias este viernes.

La línea roja corresponde a la onda tropical N.° 26 y detrás de ella se nota la inestabilidad que genera a su pasp- Imagen: IMN.
LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.