Desastres

Cantones del Pacífico central y Alajuela entre los más golpeados por temporal

Onda tropical N.° 28 pasó a ser la tormenta tropical Ida, pero giro en trayectoria disminuyó su efecto indirecto en el país

A mitad de la tarde de este jueves el Centro Nacional de Huracanes confirmó que el ciclón del Caribe ya era la tormenta tropical Ida, pero lejos de nuestro país. Imagen: Centro Nal. de Huracanes.

Las condiciones atemporaladas de los últimos días, que generaron crecidas de ríos, deslizamientos, inundaciones y daños en puentes, carreteras y caminos, dejarán de afectarnos este viernes, según el Instituto Meteorológico Nacional (IMN).

La tarde de este jueves el presidente de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), Alex Solís, informó de que poco a poco se notan mejores condiciones en el tiempo, aunque las alertas siguen por lo inestable de los suelos.

Indicó que Garabito, Parrita y Quepos son de los cantones más afectados, principalmente por la crecida de ríos, así como problemas de alcantarillado, que durante las noches del martes y miércoles obligaron a movilizar personas de sus casas, muchas de las cuales sufrieron daños estructurales.

“Aún se mantienen condiciones nubladas y persisten lluvias entre débiles y moderadas en varias partes del país. El comportamiento de los ríos, a pesar de la saturación de suelos no ha generado mayores emergencias en las últimas horas”, dijo Solís, durante una gira por el Pacífico Central donde constató los daños.

Afirmó que en las últimas horas hubo otros 38 reportes en 17 cantones, pero leves, mayoritariamente en Garabito, Parrita y Quepos, que en los últimos días, junto con todos los cantones de Alajuela, excepto el cantón central, son los que más daños han afrontado.

En Garabito, el alcalde, Tobías Murillo, aprovechó para pedirle a Solís apoyo en temas como el dragado de ríos y la reapertura de caminos obstruidos, que tienen comunidades aisladas.

Las condiciones de alerta seguirán, pues los suelos están muy saturados y aunque las ondas tropicales que causaron el temporal hayan pasado, las condiciones propias de la época producen aguaceros vespertinos con potencial de inundar poblados y causar desprendimientos.

En Moravia sigue abierto un albergue con damnificados de cinco casas que el martes fueron afectadas.

De igual forma, en Desamparados, la maquinaria sigue removiendo la gran cantidad de lodo del cerro El Tablazo, que fue a dar a los ríos y generó crecidas fuertes días atrás.

En Cartago los cantones de El Guarco, Paraíso, Oreamuno, Jiménez y Turrialba fueron de los que más inundaciones tuvieron.

Aunque no se reportan víctimas mortales por el temporal, en Sarchí, una joven de 17 años resultó con una fractura de pelvis, luego de que un terraplén dañó la casa donde vive con su madre y una hermana.

Cañas y Santa Cruz de Guanacaste también reportaron anegamientos y en este último cantón, en playa Negra, seguía abierto uno de los cuatro albergues habilitados durante este temporal.

Otros albergues se abrieron en La Isla de Moravia, La Carpio de La Uruca y Quircot de Cartago.

Tormenta Ida

A las 3 p. m. de este jueves el Centro Nacional de Huracanes confirmó la formación de la tormenta tropical Ida, que a esa hora tenía vientos asociados de 65 kilómetros por hora.

El fenómeno está al oeste de Cuba y se mueve a unos 20 kilómetros por hora hacia el occidente de esa isla y el golfo de México, donde se espera llegue este viernes como huracán.

Su influencia indirecta sobre nuestro país cesó conforme se alejaba, desde de este jueves, pues solo quedó la inestabilidad por su interacción con la zona de convergencia intertropical.

El IMN informó que este viernes será un día de transición y el país regresará a las condiciones usuales de estación lluviosa, es decir, habrá aguaceros en las tardes, acompañados de tormentas eléctricas, principalmente en la vertiente del Pacífico y Valle Central.

Esos aguaceros podrían extenderse a la zona norte y montañas del Caribe, al final de la tarde y primeras horas de la noche.

El IMN y la CNE piden precaución en cantones de alta vulnerabilidad como Desamparados, Turrialba, San Ramón, Orotina, Garabito y sectores altos del país, pues aún podrían caer deslizamientos sobre carreteras.

Golpe a zona turística

La noche del miércoles se atendieron 104 incidentes, de ellos 29 por inundación y 13 deslizamientos, el resto fueron solicitudes de inspección en el Pacífico central.

Según Sigifredo Pérez, director de Gestión del Riesgo de la CNE, 39 cantones del país, principalmente del Pacífico, tuvieron la principal afectación.

El centro de Jacó, zona turística del cantón de Garabito, hubo inundaciones en casas, locales comerciales y edificaciones como la que alberga la Cruz Roja, debido a crecida de ríos y saturación de alcantarillas.

Pérez dijo que las lluvias generalizadas en el Pacífico dejaron anegamientos en viviendas de Esterillos, Parrita, los cuales obligaron a movilizar preventivamente a 80 personas hacia lugares de menos riesgo.

Elías Flores, vecino de Bijagual de Turrubares, en el límite con Garabito, es una de las personas que pide ayuda, pues el agua arrasó con un puente de la quebrada Bruja y dejó incomunicadas a varias familias.

Jéssica Zeledón, vocera de la municipalidad de Garabito informó que los ríos Copey, Las Monas y Agujas, así como las quebradas Bonita y Seca seguían con niveles altos, pero sin sobrepasar los cauces.

Afirmó que solo en ese cantón hay 300 familias afectadas en comunidades.

Los puntos más azules, entre ellos el Pacífico central, son los que maás precipitaciones tuvieron este miércoles. Los suelos están muy vulnerables. Imagen: IMN.
Hugo Solano C.

Hugo Solano C.

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación Colectiva de la Universidad de Costa Rica.