Hugo Solano C., Alfonso Quesada. 24 octubre, 2018
Las grietas en la parte alta facilitan la filtración del agua de lluvia y el peso arrasa con la ladera. Foto: suministrada por Alfonso Quesada.
Las grietas en la parte alta facilitan la filtración del agua de lluvia y el peso arrasa con la ladera. Foto: suministrada por Alfonso Quesada.

La saturación del suelo, unido a construcciones inadecuadas en la parte alta de una ladera en barrio El Sabanero de San Vito, Coto Brus, destruyó una vivienda, una fábrica de concreto y cerró parcialmente la vía que comunica con Paso Real de Buenos Aires.

Blas Sánchez, geólogo de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), visitó esta semana el sitio y constató que unos 600.000 metros cúbicos de material se deslizaron. De la situación, fue alertada la Municipalidad de Coto Brus lo mismo que unas 17 familias cuyas casas están en riesgo.

El geólogo recordó que desde hace cuatro años comenzó a moverse esa masa, cuya extensión es superior a una hectárea. Con la creación de terrazas estabilizadoras se pudo contener, pero ya se volvió a falsear por la cantidad de lluvia que ha caído en las últimas semanas en la zona sur.

Además, afectaron obras realizadas por un empresario que llevó a cabo cortes muy verticales en la pared de la ladera , aparte del mal manejo de aguas en varias viviendas.

“Cuando el material empieza a moverse, genera grietas y es más fácil que el agua se filtre en la masa arcillosa, la cual se saturó. Luego se fue hacia la parte baja, donde generó el cierre de la vía principal”, explicó Sánchez.

Este miércoles, por trabajos realizados con maquinaria del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) se pudo reabrir el paso por la zona, aunque de manera regulada.

Hasta el momento la única casa colapsada es la de Oscar Mora, propietario de la fábrica de productos de concreto, que también fue dañada.

Otras viviendas cercanas también podrían tener problemas, si el deslizamiento sigue a ese paso, sobre todo al considerar que es una ladera de pendiente mediana y con mal manejo de aguas, advirtió el geólogo.

“Cuando aparecen grietas, aumenta la inestabilidad. Todo dependerá de la cantidad de lluvia que caiga y del manejo de agua de las viviendas en la parte alta, ya que actualmente descargan las aguas jabonosas, las de los techos y las de tanques sépticos a la parte baja y eso desestabiliza el suelo”, dijo Sánchez.

Su recomendación al municipio es esperar la época seca para realizar las labores de estabilización, pues la saturación del suelo en este momento más bien aumenta el riesgo.

Sánchez recomienda a las autoridades de Tránsito hacer cierres preventivos cuando llueva fuerte, por el riesgo para los vehículos que pasan por ahí.

También recordó que recientemente en San Vito se han sentido algunos temblores, lo cual es un disparador para los deslizamientos en sitios susceptibles.

Se estima que se deslizaron 600.000 metros cúbicos de tierra. Fotografía suministrada por Alfonso Quesada Fernández
Riesgo latente

El alcalde de San Vito, Rafael Ángel Navarro Umaña, afirmó que al dueño de la fábrica de concreto se le denegó inicialmente el permiso de uso de suelo, pero luego obtuvo autorización de la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (Setena) y se le autorizó.

Dijo que, según los geólogos, en esa fábrica hubo algunos cortes en el terreno con ángulos de casi 90 grados, lo que ayudó a falsear la tierra.

También, dijo, se le pidió a los vecinos la urgencia de traslados. “Ya fueron notificadas para que desalojen e inclusive el dueño de la fábrica también fue notificado para que abandone la actividad”, dijo.

La fábrica, al parecer, se va a mover a una zona segura, donde familiares del dueño gestionan el uso de suelo ante el Ayuntamiento.

Navarro admitió que en San Vito todavía no tienen plan regulador y apenas está en desarrollo.

El municipio trabaja en rutas alternas ante la posibilidad de que tengan que movilizarse en cado de emergencia.

“Si eso se cerrara, por las rutas alternas no pueden pasar tráileres. Por una de ellas pueden pasar autobuses pero lo más pesado no pasaría”, dijo.

La coordinación sigue con la empresa de mantenimiento de la vía para que en el verano se realicen los trabajos requeridos.