Carlos Arguedas C.. 9 junio
Las lluvias del sábado causaron un deslizamiento en la carretera Interamericana sur que este domingo lo limpiaron. Foto: Comisión Nacional de Emergencias (CNE)
Las lluvias del sábado causaron un deslizamiento en la carretera Interamericana sur que este domingo lo limpiaron. Foto: Comisión Nacional de Emergencias (CNE)

La Comisión Nacional de Emergencias (CNE) declaró este domingo alerta verde (un aviso para que la población tome las previsiones del caso) para todo el Valle Central, debido a que para esta tarde y noche se esperan fuertes lluvias.

Paralelamente, el Instituto Meteorológico Nacional (IMN) informó a los habitantes de todo el país de que, durante esta tarde, se presentará una constante caída de rayos, por lo que deben refugiarse en un sitio seguro en caso de escuchar tormenta eléctrica.

Las advertencias trascendieron este mediodía luego de que el sábado se produjeran nueve incidentes por problema de inundación en distintos sectores de la Gran Área Metropolitana (GAM), como fue el caso de Aserrí, San José –cantón central–, Desamparados, Santa Bárbara, Flores, San Rafael de Heredia y Barreal de Heredia, donde el río Bermúdez se desbordó.

Además hubo un deslizamiento en Las Hortensias, carretera a Pérez Zeledón, que obstruyó un carril de la carretera Interamericana Sur. También, hubo derrumbes en las vías entre El Empalme y Santa María de Dota y en San Miguel de Sarapiquí, así como algunos sectores de Vara Blanca sobre la ruta 126.

“Las cálidas temperaturas matutinas y el ingreso de brisa marina son factores determinantes para la formación de nubes de gran desarrollo en el período vespertino, las cuales potencian fuertes aguaceros y tormenta eléctrica en las diferentes regiones del país”.

“Por lo tanto, para esta tarde y las primeras horas de la noche, se prevén lluvias y aguaceros con tormenta eléctrica en las regiones del Pacífico y Valle Central, con montos entre 30-60 mm en periodos de 3-6 horas e incluso superiores de forma localizada”, detalló un boletín de prensa de la CNE.

La principal alerta es para las personas que habitan en zonas con vulnerabilidad a inundaciones por saturación de alcantarillado, aumento de caudal en ríos y quebradas y sectores con alta propensión a deslizamientos.