Por: Hugo Solano C. 27 noviembre, 2016
Los vecinos de Bagaces continúan con su labor de sacar barro de sus casas.
Los vecinos de Bagaces continúan con su labor de sacar barro de sus casas.

Este domingo las ráfagas y lloviznas en Guayabo, Fortuna, Cuipilapa, San Bernardo y otros lugares de Bagaces no fueron obstáculo para que muchos vecinos siguieran en labores de sacar barro de sus casas y desechar los enseres que perdieron. Otras familias permanecían en albergues por el riesgo que persiste en la zona.

Muchos caminos desaparecieron, el acueducto aún no se rehabilita del todo, hay puentes falseados, zonas donde el paso está cerrado por peligro de anegamientos y falta evaluar algunas instituciones como escuelas y edificaciones.

En medio de todo, el pueblo recibe la solidaridad de miles de costarricenses que hacen llegar su ayuda a los albergues donde hay más de 200 personas, mientras que una cantidad similar permanece en casas de familiares y amigos.

El Comité local de Emergencias cerró este sábado el paso a todos los vehículos en la vía que pasa frente a los complejos turísticos Thermo Manía, El Guayacán y Yökö, donde la quebrada Hornillas, que en la parte baja se conoce como quebrada herrumbre, se transformó en un río por el que bajó la avalancha.

En el Lubricentro Los Pata, sus dueños Maykol y Rafael Arias, calcularon en más de ¢30 millones las pérdidas.

El sábado esa familia y dos empleados limpiaron el lodo y sacaron repuestos como filtros de agua, aceite y aire dañados. Las baterías de carro, maquinaria, herramientas y otros equipos también se dañaron cuando el agua alcanzó más de 1.8 metros.

Maykol afirmó que se perdió más del 90% del negocio que daba mantenimiento a vehículos y servicio de mecánica en Guayabo de Bagaces.

Foto: José Cordero
Foto: José Cordero

Ellos no tenían póliza, ahora no pueden operar y tienen varias deudas contraídas.

“Hay veces que uno quiere como ponerse a llorar”, dijo Maykol.

Dio gracias a Dios porque no hubo pérdidas humanas, pero recordó que unos familiares que viven junto al negocio vivieron un drama cuando la corriente de agua que bajó el jueves no les permitía abrir la puerta para salir.

El agua entró a la casa y entre cinco hombres no podían abrir un portón para sacar a tres personas atrapadas.

Hay puentes falseados en varios puntos del cantón.
Hay puentes falseados en varios puntos del cantón.

Su madre Maritza Valenciano le había dicho que durante el huracán Juana el agua había subido casi medio metro y por eso para el huracán Otto quitaron todo lo que estaba en el piso, pero el impacto esta vez fue mayor y lo perdieron casi todo en el local, así como en la casa de su familia.

Otros negocios, como depósitos de maderas y comercios de la zona recibían ayer la ayuda de grupos de jóvenes y personas con tractores y tanques de agua que limpiaban pisos, pero en las afueras, empapados, estaban conchones, sillas, sillones, refrigeradoras y otros artículos que quedaron inservibles.

En un complejo turístico llamado Colinas del Miravalles, los dos puentes de acceso quedaron falseados y los turistas mexicanos y europeos cancelaron su llegada a las cabinas.

Las mascotas también fueron afectadas por el paso del huracán Otto.
Las mascotas también fueron afectadas por el paso del huracán Otto.

Patricia Palomo, una de las codueñas del sitio, dijo que más de medio millón de alevines de tilapia que tenían en un lago se fueron con la correntada, lo mismo que otra gran cantidad de peces grandes que tenían en los estanques.

Afirmó que ese proyecto se desarrolla con el Banco Popular y aún tienen deudas, por lo que esperan rehabilitar pronto los accesos para tratar de volver a la normalidad.

Durante los fines de semana, llegaban a dormir unos 25 turistas y entre semana otras pesonas que visitaban desde hace ocho años el restaurante, el salón de eventos y las cabañas.

Varios locales comerciales de la zona reportan pérdidas millonarias.
Varios locales comerciales de la zona reportan pérdidas millonarias.

“Esta es la entrada de nosotros y tenemos compromisos de cuentas pendientes, por lo que esperamos rehabilitarlo pronto”, afirmó.

Mientras eso sucede en fincas y negocios, en el albergue de La Fortuna, abierto en el Colegio Técnico Profesional de ese distrito de Bagaces, con una organización óptima en equipos de cocina, recepción de donativos, área de salud y distribución de alimentos, se atiende a unas 100 pesonas.

Foto: José Cordero
Foto: José Cordero

El director del centro educativo, Róger Ruiz Esquivel , dijo que este lunes no habrá lecciones para los 494 estudiantes, ya que todas muchas aulas están ocupadas con familias y la biblioteca y otros salones con donativos .

Agradezco a Costa Rica el gran apoyo. Nos han hecho llorar, dijo Mery Alvarado, quien junto con Lidieth Vargas y el che José Mora, atienden, de manera voluntaria durante todo el día las labores de cocina.

Ruegan para que la ayuda no cese, porque la emergencia apenas comienza a mostrar los daños.

Foto: José Cordero
Foto: José Cordero

Muchas personas perdieron sus casas. Otras la tenían cerca de ríos, pero como los cauces se ensancharon, ahora las casas están al borde de ríos que amenazan con crecidas cuando llueve.

La organización comunal ha permitido recuperar poco a poco algunos servicios, pero hay zonas con daños sumamente severos.

La Asada local, encargada del servicio de agua potable, afronta pérdidas millonarias por daños en un acueducto nuevo. El ICE también tuvo impacto en sus proyectos y Senara y la municipalidad también evalúan daños.

http://www.nacion.com/nacional/Planta-ICE-tuberias-destruidas_0_1600040029.html

Etiquetado como: