Eillyn Jiménez B., Rocío Sandí. 11 septiembre
Un deslizamiento en el precario El Hueco, en Granadilla norte de Curridabat, generó la habilitación de un albergue para 82 personas. Foto: CNE para LN
Un deslizamiento en el precario El Hueco, en Granadilla norte de Curridabat, generó la habilitación de un albergue para 82 personas. Foto: CNE para LN

“Salí donde mi mamá, a los cinco minutos se cayeron unas láminas de plywood, detrás venía todo (...), lo que hice fue pegar gritos, llorar y sacar a mi familia, perdimos todo”.

Así narró Xiomara Marcela Contreras González, vecina del precario El Hueco, en Granadilla norte de Curridabat, San José, la situación que ella y sus tres hijos vivieron el lunes por la tarde, cuando un deslizamiento destruyó la casa en la que habitaban.

Ella es una de las 89 afectadas por el siniestro, el cual se registró luego de los fuertes aguaceros que se presentaron ese día y que provocaron que las viviendas se deslizaran a través de la pendiente en que estaban construidas.

Contreras, con 19 años de vivir en la zona, mencionó que esta es la segunda ocasión en la que pierden sus pertenencias a causa de las lluvias, por lo que espera que las autoridades le ayuden con una solución de vivienda a ella y a sus padres, quienes habitan en el mismo sitio y también perdieron todo.

“No tenemos plata, por lo que no sabemos qué va a pasar cuando ya no podamos estar en el albergue. Yo tengo un bebé de un mes y otros dos hijos”, contó Contreras.

En total se contabilizaron tres estructuras destruidas por completo y hay varias en riesgo, según la evaluación hecha por el geólogo de la Comisión Nacional de Emergencias, Blas Sánchez, este martes por la mañana.

“Se hace una inspección en el sitio y se verifica el colapso de las estructuras, generado por malas técnicas constructivas, mal manejo de aguas y erosión, todos estos factores combinados generan el deslizamiento, otras tres estructuras más están afectadas por lo cual se recomienda que no regresen a sus hogares y que todos aquellos que se encuentran en los alrededores se mantengan vigilantes de las condiciones del sitio y ante lluvias fuertes estar muy pendientes y evacuar”, manifestó Sánchez.

En el albergue, ubicado en el salón comunal, hay 89 personas actualmente. Foto: Graciela Solís
En el albergue, ubicado en el salón comunal, hay 89 personas actualmente. Foto: Graciela Solís

María Fernanda Meneses, encargada del Comité Municipal de Emergencias y Gestora de Riesgo de la Municipalidad de Curridabat, comentó que lo ideal es que a los damnificados, quienes conforman 24 familias, se les dé una solución de vivienda cuanto antes, tomando en cuenta que no es recomendable pasar muchos días en el albergue.

Precisó que en estos casos se construye una hoja de ruta con otras instituciones para tomar las previsiones necesarias en cuanto a colchonetas, cobijas, ropa y alimentación.

Este martes, la ministra de Desarrollo Humano e Inclusión Social y presidenta ejecutiva del Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), María Fullmen Salazar Elizondo, y el presidente de la CNE, Alexánder Solís Delgado, participaron en la inspección del precario, con el objetivo de evaluar los hechos y analizar las medidas a implementar a partir de ahora.

Funcionarios del IMAS realizaron la valoración de las familias y la aplicación de la Ficha de la Información Social (FIS) por parte de los trabajadores sociales, para posteriormente asignar los subsidios de emergencia para cubrir necesidades básicas inmediatas, los cuales incluyen alimentación, vestido, enseres básicos y alquiler temporal de vivienda.

"Me trasladé a Granadilla para hablar directamente con las familias y garantizarles la debida atención y otorgamiento del servicio, según los parámetros institucionales y la normativa vigente”, afirmó Salazar, quien solicitó atender el tema con prioridad.

Tres estructuras quedaron destruidas por completo y otras tres están en riesgo, pero ante nuevas lluvias existe la posibilidad de que la afectación se extienda. Foto: Graciela Solís
Tres estructuras quedaron destruidas por completo y otras tres están en riesgo, pero ante nuevas lluvias existe la posibilidad de que la afectación se extienda. Foto: Graciela Solís