Redacción. 1 abril, 2019
El caso más reciente investigado como posible ajuste por territorios de drogas ocurrió el sábado en Cuatro Reinas de Tibás. El OIJ recogió 16 casquillos de arma 9 mm. Foto: Rafael Pacheco.
El caso más reciente investigado como posible ajuste por territorios de drogas ocurrió el sábado en Cuatro Reinas de Tibás. El OIJ recogió 16 casquillos de arma 9 mm. Foto: Rafael Pacheco.

El punto donde la noche del sábado mataron a Andrey Marín Echeverría, diagonal a la Cruz Roja, en Cuatro Reinas de Tibás, está a pocos metros de donde el año pasado el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) capturó al sospechoso de otro homicidio.

Se trató de un muchacho de apellidos Bonilla Marín, de 21 años, detenido en junio de 2018, como uno de los sospechosos de asesinar a Alexánder Sánchez Quirós, de 22 años, quien el 8 de agosto del 2017 fue ultimado de tres balazos detrás del Megasúper de Tibás, en un aparente ajuste por drogas.

La cercanía y otras pesquisas hacen presumir que el caso del sábado esté relacionado con otros similares, pues se trata de un sector con balaceras frecuentes y enfrentamiento con bandas, admitió Ernesto Durán, jefe de la Sección de Inspecciones Oculares del OIJ.

(Video) Detrás de cliente que iba por droga, entraron homicidas a casa en Tibás

Aunque Andrey Marín vivía a escasos 50 metros de la Cruz Roja, los socorristas no pudieron hacer nada por salvarlo, debido a la cantidad de disparos que tenía.

Marín, de 22 años, era conocido como Mantequilla. Este padre de tres menores tenía antecedentes por legitimación de capitales.

La noche en que lo mataron, supuestamente le acababa de abrir la puerta a un cliente que llegó a comprar marihuana. En ese instante dos pistoleros le descargaron una lluvia de disparos.

El cliente que entró antes de los pistoleros dijo a la Policía que se escondió detrás de una lavadora en el cuarto de pilas para evitar que lo alcanzaran las balas, versión que está en investigación.

A los casos de Marín y de Alexánder Sánchez se suma el de José Alberto Castillo Jarquín, de 22 años, a quien sujetos en moto acribillaron en Cinco Esquinas de Tibás, el 12 de mayo del año pasado, resultado de la lucha de bandas por dominar territorios en ese sector.

Ese fue parte de los 17 homicidios que registró ese cantón en el 2018, la mayoría por casos de drogas, aunque también hubo muertes por asaltos y venganzas.

Tónica sigue

El primer trimestre de este año en Tibás han asesinado a cinco personas, un caso por asalto y los otros son por aparentes líos de drogas.

Por asalto a una pañalera dos sujetos balearon el 15 de enero frente al Cen-Cinái de León XIII a Javier Mata Torres, de 43, quien murió en el Hospital México cuatro días después.

El 24 de febrero en León XIII, dispararon contra Dilan Lobo Villalobos, de 25 años, quien murió en el Hospital México. Tenía antecedentes por drogas, robo y daños.

En esa misma ciudadela de Tibás mataron el 23 de marzo a Kevin Alberto González Torres, de 21 años. Tenía antecedentes por portación ilegal de arma y maltrato.

Al día siguiente en Cinco Esquinas de Tibás, mataron a Jean Carlos Jiménez Madrigal, alias Pedroto, de 29 años, quien tiene antecedentes por secuestro extorsivo, agresión con arma de fuego y robo agravado.

Homicidios del 2018 en Tibás según distrito

Distrito Cantidad

León XIII 7

San Juan 4

Cinco Esquinas 3

Llorente 2

Colima 1

Total 17

Fuente: OIJ