Yeryis Salas, Reiner Montero. 7 diciembre, 2019
El cuerpo fue ubicado cerca de las 4 p. m. de este viernes. Foto: Reyner Montero.
El cuerpo fue ubicado cerca de las 4 p. m. de este viernes. Foto: Reyner Montero.

Un joven que se encontraba desaparecido desde mediados de semana, apareció muerto con un golpe en la cabeza y dos heridas de arma blanca la tarde de este viernes en Guápiles, Pococí.

El fallecido fue identificado como Nathanael Alberto Gutiérrez López, de 23 años, quien padecía retardo mental.

Al parecer, fue visto por última vez cuando salió el miércoles de su vivienda, en barrio Santa Cecilia, hacia la casa de su padre, todo en el mismo cantón limonense.

Su madre denunció la desaparición el jueves al Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y sus familiares anunciaron la búsqueda en varias redes sociales.

Minutos después de las 4 p. m. del viernes, su cuerpo fue encontrado en un lote baldío detrás de la Universidad Latina de la localidad, en la margen derecha del río Numancia.

El cadáver estaba tapado con una cobija y hojas. Además, su cráneo estaba fracturado y las heridas punzocortantes estaban en su oreja y pómulo izquierdo.

Según la versión preliminar del OIJ, Gutiérrez tuvo una discusión en la que terminó agredido.

Guápiles es el tercer distrito con más homicidios en lo que va del 2019, con 14.

Otros crímenes recientes en esta zona ocurrieron el 4 de noviembre.

Esa noche, en barrio Toro Amarillo, tres sujetos se bajaron de un carro y asesinaron a Jorge Andrés Díaz Cruz, de 18 años, y Yeilan Adolfo Herrera Carranza, de 33, quienes estaban en vía pública.

Por este hecho fue arrestado diez días después un joven de 22 años, de apellidos Rodezno Gaitán.

La captura se dio luego de tres allanamientos realizados por la Policía Judicial en Guápiles, además de Pocora y Los Geranios de Guácimo.

El distrito que aparece en el primer lugar en las estadísticas del OIJ es Limón, donde a este sábado hubo 34 homicidios, seguido por Pavas, San José, con 21 asesinatos.

En todo el país se contabilizan 528 homicidios en el 2019. En el 2018, este delito dejó 586 víctimas.