Crímenes

Hombre muere desangrado luego de recibir varias puñaladas y pasar 50 minutos sin atención médica

Cuando la Fuerza Pública y la Cruz Roja llegaron cerca del lugar del incidente, se toparon con una turba de aproximadamente 50 personas, quienes complicaron la labor de los oficiales y el arribo de los paramédicos al sitio

Un hombre de 27 años falleció, la noche de este viernes, luego de recibir varias puñaladas durante una discusión y de pasar alrededor de 50 minutos sin recibir atención médica.

La Cruz Roja indicó que el hecho se produjo a las 6:33 p. m. en la comunidad de Aguas Frías de Llano Bonito, en Roxana de Pococí, Limón.

Según información de la Fuerza Pública, el fallecido fue identificado como Erick Arturo Álvarez Solano, alias Rasta, de 28 años.

El hombre se encontraba frente a una vivienda, propiamente en una parada de bus, donde conversaba con otro sujeto.

En un momento determinado, una acalorada discusión terminó en riña; el hombre que estaba junto a Álvarez sacó un arma blanca y le provocó múltiples heridas en varias partes del cuerpo.

Después de la agresión, el sospechoso abordó un vehículo de color blanco, en el que iban otros hombres, y huyó del sitio.

Según las autoridades, el atacante era de baja estatura y portaba un sombrero tipo campesino, de ala larga y de color blanco.

Un aspecto determinante es que, cuando la Fuerza Pública y la Cruz Roja llegaron cerca del lugar del incidente, se toparon con una turba de aproximadamente 50 personas, quienes complicaron la labor de los oficiales y el arribo de los paramédicos al sitio.

Según la Fuerza Pública, la víctima tardó en el lugar entre 40 y 50 minutos para recibir atención médica, lo cual provocó que falleciera desangrado. Álvarez Solano fue declarado muerto a las 7:45 p. m.

El lugar donde ocurrieron los hechos se encuentra a casi una hora de Guápiles, por lo que la lejanía del sitio también dificultó la llegada de la Cruz Roja.

La ambulancia debió regresar cinco minutos después de salir de la escena para atender a una mujer que presentaba problemas de salud por la situación que ocurrió en el sitio.

Trascendió que Erick Arturo Álvarez Solano era conocido por su nexo con la venta de drogas y que tenía expediente policial.

El sospechoso era conocido por testigos vecinos de un asentamiento ubicado a pocos kilómetros del lugar del crimen.

A las 9 p. m., la escena todavía se encontraba custodiada por oficiales de la Fuerza Pública a la espera de que agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Guápiles iniciaran la investigación y levantaran el cuerpo.

Este suceso ocurrió a escasos 400 metros del lugar donde, el 31 de julio pasado, un colegial de 16 años recibió al menos tres impactos de bala: uno en la cabeza, otro en el tórax y el último en una extremidad superior.

José Andrés  Céspedes

José Andrés Céspedes

Periodista en la sección Sociedad y Servicios de La Nación, graduado de la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre vivienda y trabajo.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.