Crímenes

De 10 balazos ultimaron a un sujeto y otras dos personas resultaron heridas en Desamparados

Pistoleros los sorprendieron cuando iban a abordar un taxi, al salir de un bar restaurante

La Policía custodió la escena hasta el filo de la medianoche, cuando los agentes del OIJ levantaron el cuerpo de García y gran cantidad de casquillos en el sitio. Foto: suministrada por Reiner Montero.

Un hombre de 34 años, identificado por la Policía Judicial como José Alfredo García García, murió tras recibir al menos diez impactos de bala en varias partes del cuerpo. En el tiroteo, ocurrido la noche del viernes en San Rafael Arriba de Desamparados, también resultó herido de gravedad un hermano de la víctima, lo mismo que una mujer que les acompañaba, quien fue alcanzada por dos balas.

La Cruz Roja fue alertada a las 9:29 p. m. sobre tres personas heridas frente al restaurante Antologías. Al llegar al sitio los socorristas declararon sin vida a García y dejaron la escena en custodia de la Fuerza Pública. Simultáneamente, trasladaron al hermano del fallecido y a la mujer al Hospital San Juan de Dios.

El herido es de apellido García, de 33 años, y la mujer es de apellido Pérez, de 39. Los tres salieron del restaurante y cuando iban a abordar un taxi fueron interceptados por dos sujetos a pie, quienes sin mediar palabra les dispararon en múltiples ocasiones y se dieron a la fuga.

El sujeto trasladado al centro médico tenía al menos tres impactos en el abdomen y la mujer fue herida en una ocasión en la cadera y presentaba también un roce de bala en la cabeza. Agentes de la sección de Homicidios del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) recolectaron varios indicios balísticos en vía pública, los cuales fueron remitidos al Complejo de Ciencias Forenses, para tratar de esclarecer lo sucedido, determinar el motivo y dar con los homicidas.

El fallecido, quien era oriundo de San José, vecino de San Juan de Dios y padre de dos menores, había sido sentenciado por resistencia agravada contra la autoridad el seis de octubre del 2014. Esa vez se le dictó un año de prisión, según la sentencia N.° 883-2014 del Tribunal Penal de de San José, pero se le concedió el beneficio de no ir a prisión (ejecución condicional de la pena). Su abogado defensor, Ramiro Dennis Smith, apeló el fallo condenatorio, pero el tribunal de alzada lo dejó en firme.

Con este asesinato, la provincia de San José llega a 121 casos, solo por debajo de Limón (130). En total, hasta este 4 de diciembre, el país registra 530 asesinatos. Las autoridades realizan múltiples esfuerzos para que la cifra no supere los 570 con que cerró el año pasado.

Hugo Solano C.

Hugo Solano C.

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación Colectiva de la Universidad de Costa Rica.