Eillyn Jiménez B., Fernando Gutiérrez, corresponsal GN. 14 septiembre, 2020
En total, las autoridades han hecho cinco búsquedas en un botadero, en busca del cuerpo de Allison Bonilla. Foto: Suministrada por Keyna Calderón, corresponsal GN
En total, las autoridades han hecho cinco búsquedas en un botadero, en busca del cuerpo de Allison Bonilla. Foto: Suministrada por Keyna Calderón, corresponsal GN

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) realizará un rastreo por el cauce del río Reventazón, como parte de las labores de búsqueda del cuerpo de Allison Pamela Bonilla Vásquez.

La idea es comenzar las labores cerca del botadero clandestino de San Jerónimo de Cachí, en Paraíso, Cartago, donde, según el sospechoso de la desaparición y el crimen, fue lanzado el cadáver de la joven.

De momento, la fecha de esos trabajos no ha sido definida, informó la Policía Judicial, que detalló que este lunes se haría la valoración correspondiente para ingresar en los próximos días.

El viernes anterior, después de nueve horas de búsqueda con ayuda de un perro especializado, agentes judiciales, socorristas de la Cruz Roja y miembros de la Fuerza Pública concluyeron sin éxito la quinta incursión en el botadero.

Incluso, ese día informaron de que ahora se centrarían en otras diligencias y solo regresarán a la zona en caso de tener algún nuevo indicio que sea de utilidad para el caso.

Las primeras tres incursiones en este punto se hicieron desde arriba, con equipo especial, mientras que las últimas dos fueron desde la base de este lugar, donde por años se han lanzado desechos de diversa naturaleza.

De manera paralela, el Cuerpo de Voluntarios de Emergencias anunció que, a partir del próximo 19 de setiembre, utilizarán un helicóptero y equipo satelital para intentar dar con los restos de la muchacha de 18 años, quien desapareció el 4 de marzo anterior, cuando regresaba a su casa en la urbanización Florencio del Castillo, en Ujarrás de Paraíso.

Gerson Solano Beltrán, jefe de Operaciones de esa organización no gubernamental, precisó que buscarán desde Tucurrique de Jiménez hasta San Jerónimo.

La catarata el Salto de la Novia es uno de los lugares por los que pasarán, según los preparativos, los cuales contemplan una reunión con Yendry Vásquez Cordero, madre de Allison Bonilla, y el resto de su familia.

(Video) Así fue la búsqueda de indicios en caso de Allison Bonilla

Para las últimas dos búsquedas se tuvo que atravesar el río Reventazón. Foto: Suministrada por Keyna Calderón, corresponsal GN
Para las últimas dos búsquedas se tuvo que atravesar el río Reventazón. Foto: Suministrada por Keyna Calderón, corresponsal GN
Declaración

Por este caso, las autoridades solo tienen a un sospechoso. Se trata de un agricultor de apellidos Sánchez Ureña, de 28 años y conocido como Sukia.

En la declaración indagatoria que le tomó la Fiscalía de Narcotráfico y Delitos Conexos, este sujeto confesó no solo haberla asesinado, sino que también dijo que la había violado.

Agregó que había lanzado el cuerpo al botadero donde las autoridades han hecho cinco búsquedas infructuosas.

Ante la confesión y la existencia de otros indicios, el Ministerio Público solicitó seis meses de prisión preventiva en su contra, por el delito de homicidio calificado, petición que fue acogida por el juez penal a cargo.

La medida cautelar la descuenta en el Centro Nacional de Atención Específica, antes conocido como Máxima Seguridad, en San Rafael de Alajuela.

Menos de una semana después de dicha declaración, el nuevo defensor del hombre, José Francisco Herrera Umaña, pidió una ampliación de la declaración de su representado, ya que, alegó, este habría asumido un crimen que no cometió. La razón para hacerlo, según su defensor, fue presión psicológica.

Ante esto, la Fiscalía brindó espacio para el 28 de setiembre.

No obstante, Rodrigo Araya, abogado de la familia de Allison Bonilla, aseguró que la prueba indiciaria en este caso es contundente y vincula a Sánchez con los hechos.

Yendry Vásquez, madre de Allison Bonilla, encaró al sospechoso de matar a su hija. Foto: Rafael Pacheco
Yendry Vásquez, madre de Allison Bonilla, encaró al sospechoso de matar a su hija. Foto: Rafael Pacheco