La sandía ayuda a eliminar compuestos tóxicos del organismo, previene la hipertensión y es una buena opción si desea bajar de peso por su bajo contenido calórico. Foto:Cadena SER.

Esta fruta, que aparentemente empezó a crecer de forma silvestre en África, se caracteriza por su gran cantidad de agua y por ser baja en calorías.

Posee también muchas vitaminas y minerales. ¡Aprovechemos su alta producción para disfrutarla en diferentes recetas!

Miel de cáscara de sandía

Ingredientes

1 sandía mediana

1 taza de la pulpa de sandía licuada

1 taza de tapa de dulce

1 astilla de canela

3 clavos de olor

PREPARACIÓN:

1. Separe una taza de pulpa licuada

2. Ralle la cáscara (la parte blanca) y colóquela en una olla con la pulpa de sandía licuada, la tapa dulce y las especias. Cocine a fuego medio hasta formar una miel.

Sandía churchil

Ingredientes:

1 taza de sandía cortada en dados

1⁄2 taza de sirope de kola

1⁄2 taza de leche condensada

1⁄4 de taza de leche en polvo

1 taza de helado

PREPARACIÓN:

1. En un tazón o en un frasco, coloque la sandía con el sirope. Tape y deje reposar de un día para otro en el congelador.

2. En copas, coloque una porción de la sandía congelada. Bañe con la leche condensada y un poco de leche en polvo. Por último, añada una cucharada de helado y sirva.

Sandía punch

Ingredientes

1. sandía pequeña procesada

2. 1 taza de ron

3. Tres cucharadas de azúcar (opcional, la sandía aporta mucho dulzor)

4. el jugo de 4 limones

5. Hielo al gusto

6. 1⁄4 rollito de hierbabuena

7. 1 taza de uchuvas cortadas a la mitad

PREPARACIÓN: 1. Corte la sandía y forme con ella un bowl para usar como recipiente.

2. Raspe la pulpa y añada a la licuadora con el resto de los ingredientes.

3. Licue y coloque en el bowl de sandía. Añada las hojas de hierbabuena, las uchuvas y mezcle.

4. Sirva en vasos. (la parte roja).