Gerardo González. 8 mayo
Para formar parte de Raya, plataforma que nació en 2015, es recomendable ser referido por un miembro actual de la plataforma. Matthew Perry y Ben Affleck son parte de la 'app'. Foto: Captura de pantalla
Para formar parte de Raya, plataforma que nació en 2015, es recomendable ser referido por un miembro actual de la plataforma. Matthew Perry y Ben Affleck son parte de la 'app'. Foto: Captura de pantalla

Olvídese de Tinder, Match.com o Bumble. Raya es la aplicación de moda para conectar con otras personas que buscan pareja, un romance pasajero o, simplemente, una cita amistosa.

Sin embargo, tampoco corra a descargarla, porque es un app dirigida a una élite -famosos actores y supermodelos, entre otros insignes mortales- y a la que usualmente solo se puede ingresar por medio de una invitación de algún miembro actual.

Es como un exclusivo club privado, pero en el bolsillo.

Esta semana, Raya ha estado en boca de todos luego de que diera a conocer el caso de dos reconocidos actores de Hollywood, que fueron expuestos mientras mantenían conversaciones con mujeres jóvenes en la plataforma.

Ben Affleck es uno de los famosos que forma parte de la exclusiva aplicación Raya y quien quedó expuesto luego de que una mujer compartiera detalles de su contacto. AFP
Ben Affleck es uno de los famosos que forma parte de la exclusiva aplicación Raya y quien quedó expuesto luego de que una mujer compartiera detalles de su contacto. AFP

El primero fue Ben Affleck, quien se llevó menuda sorpresa cuando la joven Nivine Jay compartió en su cuenta de Tik Tok un video privado en el que el artista, de 48 años, le confirmaba que su perfil en el app era real. Además, el actor le preguntaba a la chica por qué lo había rechazado luego de que ambos habían hecho match, es decir que los dos habían expresado su interés en conocerse.

En la publicación, la mujer escribió: “pensando en esa vez en que hice match con Ben Affleck en Raya, y pensé que era falso, así que lo rechacé y él me envió un video en Instagram”. Luego agregó: “Lo siento, Ben”.

“Nivine, ¿por qué me rechazaste? Soy yo”, se observa decir al también guionista y productor, mientras le pregunta sobre las razones que la llevaron a desligar sus perfiles en el app. La publicación se viralizó y el video ha sido reproducido más de tres millones de veces.

Expuesto

Pero Affleck no fue la única celebridad cuyas andanzas en apps citas quedaron expuestas esta semana. El actor, Matthew Perry, Chandler en la serie Friends, también vio como se viralizó un video suyo en el que coqueteaba con una joven rubia, quien tenía 19 años en el momento de la conversación.

El comediante, de 51 años, fue exhibido en redes sociales cuando Kate Haralson compartió una llamada de Facetime con el actor. En la comunicación, el intérprete le pregunta a la mujer si él tenía la misma edad que el padre de ella, a lo cual ella respondió que no. Haralson explicó que, en realidad, Perry es un año mayor que su progenitor.

Tras compartir en redes la comunicación privada, la joven fue expulsada de la aplicación Raya por violar las reglas de la plataforma.

No obstante, Haralson afirma que compartió la charla que tuvo con Perry con solo objetivo: evidenciar cómo hombres maduros de Hollywood acechan a jóvenes como ella en sitios de citas.

“Muchos dicen que soy una bully, una malvada al publicar esto, y de alguna forma me siento un poco mal. Sin embargo, al mismo tiempo siento que muchos tipos en Hollywood están hablando con estas chicas jóvenes y pienso que es algo de lo que la gente debe estar enterada”, le aseguró la mujer al sitio PageSix.

La joven, quien reside en Los Ángeles y trabaja como asistente personal, afirmó en la entrevista que no es la primera vez que su perfil ha coincidido con otros famosos de Hollywood. Sin embargo, dijo que nunca habla con hombres tan mayores que ella.

Con Perry, según explicó Haralson, hizo una excepción porque le pareció que podría ser divertido.

Haralson, hoy de 20 años, afirmó que aunque reconoció a Perry por su papel en Friends, afirmó que nunca ha visto un solo capítulo de la icónica serie de comedia, cuyo último episodio se transmitió originalmente en 2004, cuando ella tenía 3 años.

Según la joven, el actor sugirió, tras coincidir en Raya, que trasladaran la conversación a Facetime casi de inmediato. Agregó que el tono de la conversación nunca fue sexual, pero admitió sentirse incómoda de hablar con alguien que tenía casi la misma edad que su padre y que además sabía lo joven que era ella.

Incluso, según el reporte, cuando le contó a Perry que era un año mayor que el padre de ella, el actor no pudo evitar soltar la carcajada.

Haralson contó que fue una amiga de ella la que grabó la conversación de Facetime con el actor y que decidió compartirla luego de que trascendiera lo del famoso rechazo de Affleck.

No obstante, a diferencia de Nivine Jay, la joven rubia decidió eliminar el video de Perry, porque le pareció que el actor en realidad era un “sujeto muy amable”.

Tras su expulsión de Raya, Haralson le dijo a PageSix que se lo esperaba. Sin embargo no le dio mucha importancia, pues según ella no usaba la aplicación desde hacía mucho tiempo.

Debido a que sus miembros son celebridades, la privacidad es uno de los principales valores que se toman en cuenta en Raya. Cualquier infracción a las reglas puede resultar en una expulsión. Foto: Shutterstock
Debido a que sus miembros son celebridades, la privacidad es uno de los principales valores que se toman en cuenta en Raya. Cualquier infracción a las reglas puede resultar en una expulsión. Foto: Shutterstock

La privacidad es altamente valorada en la comunidad de Raya. De hecho, está expresamente prohibido tomar capturas de pantalla mientras se usa el app. Quien lo haga recibirá un mensaje de advertencia de que su membresía corre riesgo si llega a publicarlo en línea.

Una de las consignas no oficiales de la aplicación es que “no se habla de Raya”, por lo que la eliminación de la cuenta de Haralson no sorprendió a nadie.

Cuando se logra ingresar en este exclusivo club, el reglamento es claro: “Cada miembro debe seguir la simples reglas de respeto, confianza y privacidad. Los miembros que no actúen acorde con estos valores podrán ser suspendidos”, afirma el sitio de la aplicación.

De hecho, son escasas las celebridades que han aceptado públicamente formar parte de esta plataforma. Además de Affleck y Perry, que se vieron expuestos, la única famosa que ha aceptado tener una cuenta en el app es la actriz Drew Barrymore, quien el año pasado contó que la dejaron plantada en una cita que coordinó por medio de la app.

Según la protagonista de Los Ángeles de Charlie, la plataforma está llena de famosos. “Era como estar viendo un tabloide”, dijo Barrymore durante una entrevista con Andy Cohen, quien no pudo evitar preguntarle si había quedado de verse con un famoso, a lo que ella solo respondió que el sujeto es dueño de un restaurante.

La cantante Kelly Osbourne fue una de las primeras famosas cuyo perfil en Raya se filtró. Además de ella, también Demi Lovato confesó haber formado parte de la plataforma.

De acuerdo con el sitio Ranker, otros famosos que se pueden encontrar en esta aplicación son John Mayer, Chelsea Handler y el Dj Diplo.

¿Cómo funciona?
Raya afirma ser una plataforma para establecer conexiones de amistad, negocios y citas entre sus famosos usuarios. Foto: Shutterstock
Raya afirma ser una plataforma para establecer conexiones de amistad, negocios y citas entre sus famosos usuarios. Foto: Shutterstock

Lanzada en el 2015, Raya no es la primera aplicación de su tipo, pero sí la que ha causado mayor revuelo, en especial por lo sucedido recientemente con Affleck y Perry.

Raya se presenta como una plataforma cuyo objetivo es dar a sus miembros “acceso a gente emocionante y con contactos alrededor del mundo”.

“Somos una comunidad privada donde la gente viene a conectarse para citas, negocios y amistad”, dice el perfil de la app.

Según el sitio oficial de Raya, cualquier persona interesada en formar parte de esta comunidad debe llenar primero una solicitud. Luego, el documento de afiliación es revisado con base en una serie de algoritmos y opiniones de un comité de miembros alrededor del mundo.

Los integrantes de este comité permanecen anónimos entre ellos, según el sitio, y cuentan con orígenes, intereses, edades y diversas orientaciones sexuales.

Si usted decide aplicar, le interesará saber que podría obtener respuesta en tan solo 24 horas, pero advierten que también pueden pasar meses antes de llegar a un resultado. El estado de la solicitud puede pasar de “en espera” a “aceptado”, en cualquier momento, afirma el perfil del app.

La aplicación se vincula a los perfiles de Instagram y, por tanto, es recomendable que tenga varios miles de seguidores en esa red social para incrementar sus opciones de ser aceptado. Y aunque no es una regla escrita, se supone que existen más probabilidades de ser aceptado si alguno de los miembros actuales lo refiere para su inclusión.

En este exclusivo club, cada miembro debe pagar una mensualidad de $7.99 como costo de inscripción, con planes que van de uno a 12 meses.

Los comentarios de la tienda para descargar el app son diversos. Por ejemplo, una persona que se identificó como Sitaraisme escribió: “Honestamente me gusta Raya. Me encanta que solo ves a unas pocas personas por día. He conocido a un par de chicos guapos, interesantes y exitosos y he salido con ambos por un tiempo... Me gusta que hay atletas profesionales, lo cual lo hace más divertido”.

Otro usuario se quejó de que la app es similar a lo que sucede con otras aplicaciones de su tipo. “La gente se desaparece, si hay match no inician la conversación, etc. Eso sí, Raya tiene personas más atractivas e interesantes”, escribió.

Finalmente, si no logra ser admitido en Raya, no se desanime, ya que no es la única app de su tipo; existen otras plataformas que alardean de su exclusividad. Una de ellas es The League, que está orientada al mundo de los negocios y que se jacta de tener a más de 100.000 personas en espera de ser aprobadas.

Una opción más es Luxy, que es un verdadero club de millonarios.

Mientras tanto, usted puede seguir evaluando perfiles a la izquierda o a la derecha en Tinder, con la esperanza de hallar su verdadero amor.