Jessica Rojas Ch., AFP. 28 julio
Los padres de Madeleine McCann no han dejado de buscarla desde que desapareció en el 2007. Actualmente la niña tendría 13 años, pero las autoridades afirman que habría muerto. Foto: Archivo/AP
Los padres de Madeleine McCann no han dejado de buscarla desde que desapareció en el 2007. Actualmente la niña tendría 13 años, pero las autoridades afirman que habría muerto. Foto: Archivo/AP

La policía alemana excavó este marte en un jardín cerca de la ciudad alemana de Hannover con el fin de ubicar evidencia para esclarecer el caso de la desaparición de la niña Madeleine (Maddie) McCann, anunció el fiscal de Braunschweig, responsable de la investigación.

"Estas excavaciones están relacionadas con nuestra investigación sobre el caso Maddie McCann", indicó a la AFP Julia Meyer, portavoz de la fiscalía, sin dar más detalles.

La obra se realiza en una propiedad cercana al domicilio de Christian Brückner, un alemán de 43 años,que fue identificado por las autoridades alemanas como el principal sospechoso de haber secuestrado a la niña en el 2007, cuando ella apenas tenía tres años.

Fue en junio de este 2020 que se dio con la identificación de Brückner, un pederasta ya condenado por violación en Portugal y que está actualmente detenido. En la época de los hechos el hombre vivía a pocos kilómetros del hotel de Praia da Luz, en el pueblo portugués donde desapareció Maddie mientras se encontraba de vacaciones con sus padres y hermanos.

Al momento de la detención del sospechoso la opinión pública arremetió contra la policía alemana ya que se dio a conocer que las autoridades le dieron un aviso de búsqueda a Brückner, lo que le proporcionó tiempo al sospechoso para que pudiera destruir pruebas.

Con maquinaria pesada, así como con la ayuda de perros, es que las autoridades alemanas buscan pruebas para esclarecer el caso de Maddie McCann. Foto: AFP
Con maquinaria pesada, así como con la ayuda de perros, es que las autoridades alemanas buscan pruebas para esclarecer el caso de Maddie McCann. Foto: AFP

La fiscalía dice tener “pruebas o hechos concretos” para considerar que la niña falleció pero no dispone de “pruebas medicolegales”, como por ejemplo restos de su cuerpo.

En su búsqueda la policía usa una excavadora, perros, rastrillos y palas, en un posible intento de ubicar el cuerpo de la niña, según informó el diario El País de España.

Desespero

Madeleine desapareció la noche del 3 de mayo de 2007 mientras estaba de vacaciones con sus padres Kate y Gerry McCann y sus hermanos gemelos de apenas 18 meses de edad, en Praia da Luz, Portugal.

Los tres niños estaban dormidos en una habitación mientras sus padres se fueron a cenar con unos amigos a un restaurante cercano.

El suceso hizo que más de 60 personas, entre empleados y huéspedes del lugar, buscaran a la niña hasta las 4 a. m. sin ningún éxito. La conmoción fue tal que acaparó los titulares de los medios de comunicación en todo el mundo, especialmente, cuando con el pasar del tiempo no se encontró rastro alguno.

Desde hace 13 años el caso toma relevancia cada cierto tiempo, principalmente porque los padres de la niña siguen en su búsqueda y porque las autoridades los acompañan. En el 2019 se dijo que el secuestro de Maddie podía tener relación con las desapariciones de Inga Gehricke (en el 2005) y de René Hesse (1996), los tres casos tienen en común la relación de Christian Brückner cerca de los lugares de los hechos, de acuerdo con información del sitio Infobae.

Christian Brückner, de 43 años es el principal sospechoso de haber secuestrado a Maddie McCann. El hombre tiene un amplio historial de delitos sexuales en contra de menores y hasta por violación de una mujer de 72 años. Foto: AFP/Archivo
Christian Brückner, de 43 años es el principal sospechoso de haber secuestrado a Maddie McCann. El hombre tiene un amplio historial de delitos sexuales en contra de menores y hasta por violación de una mujer de 72 años. Foto: AFP/Archivo

Según la agencia AFP el sospechoso vivió y trabajó entre 1995 y el 2007 en la región portuguesa de Algarve, donde desapareció Madeleine y muy cerca de donde se encontraban los otros dos niños cuando se perdieron. Se especula que en el caso de Maddie, el hombre entró a robar al lugar donde estaba la niña, pero que al encontrarla se la llevó.

El año pasado la plataforma Netflix revivió el caso con la publicación de la serie documental La desaparición de Madeleine McCann. Durante seis capítulos la serie se adentra en la investigación desarrollada, tanto por la policía de Portugal como la de Scotland Yard, cuyos investigadores comienzan a sospechar que uno de los testigos claves estaría ocultando un detalle importante.