Revista Dominical

Especial 70 aniversario: El video mató a la estrella de radio

El recuerdo sigue vívido: el elegante caballero, siempre de corbata, se plantaba frente a la cámara. Su voz, inconfundible, repasaba algunos datos sobre el artista que estaba pronto a presentar.

Santiago Ferrando tenía en ese momento a Costa Rica en la palma de su mano. Desde la década de los 60 y por más de 25 años, Las Estrellas se reunen fue la máxima expresión de la música llevada a la televisión.

Todos los sábados, al mediodía, Ferrando y su copresentadora Inés Sánchez hacían pasar por el estudio de Teletica a lo mejor de nuestro medio musical, así como a los grandes de afuera que nos visitaban.

El que Jenny Castillo, Margarita Libby, Frank Victory, Valentino y Oscar Domingo aún sean nombres que nos resulten familiares tuvo mucho que ver con esas emisiones sabatinas.

En los 80, con la popularidad del videoclip como mecanismo de promoción para las canciones, las televisoras abrieron más y mejores espacios musicales.

El chileno Nelson Hoffman dio cátedra con Hola juventud : fue él quien perfeccionó la fórmula del presentador que alternaba videos con intervenciones informativas sobre música, cultura y estilo de vida. A su lado, además, se formaron nombres como Katarina Rodríguez y el mismo Mauricio Hoffman, a quien su padre hizo debutar como conductor siendo un adolescente.

En la misma línea se recuerda a Rooper Alvarado, quien extendió su prestigio radiofónico a la televisión con programas al estilo de Amor en el aire (Canal 4) y Telemúsica (Canal 2), con énfasis en la interacción con el público por medio de llamadas telefónicas.

Los artistas nacionales vivieron años dorados, especialmente en los 80, cuando la producción de videoclips estuvo en auge al contar con espacios amigables para su difusión como el ya mencionado Hola Juventud , y el eterno Musicales del 13 (Canal 13). Hoffman dignificó a los grupos ticos y al lado de las estrellas internacionales programó a La Pandylla, La Banda, Papel y Lápiz, Néctar, Los Hicsos, Jaque-Mate, Los Alegrísimos y otras tantas glorias del chiqui-chiqui .

Quienes se las ingeniaban para ver Canal 19 (banda UHF) encontraron oro cuando Pedro Odio llevó a esa estación las señales estadounidenses de MTV y VH-1, abriendo la oferta a géneros en crecimiento como el hip-hop y el rock alternativo. Más tarde esa televisora consolidaría espacios de videos como X-100 Rock , con Juan Carlos Sanabria.

Como bien demostró Las estrellas se reunen , el horario de sábados al mediodía era el ideal para la música y así llegaron MTV Internacional , con Daisy Fuentes (Canal 7); 103 TV (Canal 6), y Video Rock , primero con Roberto Chiabra y luego el debutante Domingo Arguello (Canal 4).

Canal 38 también le apostó fuerte a la música, con Explosión Pop –conducido por el enciclopédico Raúl Saavedra y más tarde por Randall Vargas– y Soy latino , que marcó la llegada a la televisión de la aún vigente Marilin Gamboa.

Tras el lanzamiento del canal internacional MTV Latino, el empresario Gino Renzi replicó la idea en TVA (Canal 35), la primera televisora costarricense dedicada 100% a la música y que innovó con la figura del VJ presentador. Tras la desaparición de TVA su fórmula fue mejorada por Paul André para lanzar VM Latino (Canal 29), empresa que creció para convertirse en un serio rival de las televisoras tradicionales y que hoy sigue siendo un medio a considerar con los adolescentes.

En la última década, Youtube y Facebook se volvieron los vehículos por excelencia de los videoclips, por lo que los programas musicales en televisión se declararon especie en vía de extinción.

Víctor Fernández G.

Víctor Fernández G.

Jefe de información de Entretenimiento. Ingresó al Grupo Nación como periodista de espectáculos al diario Al Día en 1999 y luego pasó a La Nación y al periódico juvenil Vuelta en U, del cual fue su director. Graduado de la Universidad de Costa Rica.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.