Jessica Rojas Ch.. 4 abril
Parques y sitios de entretenimiento están cerrados. En San José el Parque Nacional no permite la permanencia de personas, pero los funcionarios de limpieza, seguridad y recolección de basura de la municipalidad josefina siguen con sus funciones. Foto: Alonso Tenorio.
Parques y sitios de entretenimiento están cerrados. En San José el Parque Nacional no permite la permanencia de personas, pero los funcionarios de limpieza, seguridad y recolección de basura de la municipalidad josefina siguen con sus funciones. Foto: Alonso Tenorio.

La emergencia mundial por el nuevo coronavirus covid-19 ha dejado conmovedoras imágenes de muchos héroes que atienden directamente la salud de las personas. Médicos, enfermeros y enfermeras, cruzrojistas, bomberos; miles de hombres y mujeres que día a día a todas horas están eventualmente expuestos al virus y a su contagio, pero que aún así se mantienen firmes ante la situación. A todos ellos, muchas gracias por su compromiso y pasión.

Pero además de los especialistas en salud hay otra gran cantidad de profesionales y trabajadores que, por la naturaleza de sus labores, no pueden realizar teletrabajo y pese a la emergencia deben de salir día con día de sus hogares para cumplir con responsabilidades que no se pueden quedar para después.

Hablamos en esta nota de esos otros héroes que son de suma importancia para el mantenimiento de la vida como la conocemos, personas que no pueden faltar a sus labores. En este reportaje les ofrecemos un homenaje a esos hombres y mujeres responsables que todavía andan en la calle trabajando para los demás.

Los recolectores de basura de la Municipalidad de Moravia siguen ofreciendo su importante servicio con normalidad y mantienen las medidas para protegerse contra el covid-19. En plena labor encontramos a Geovanny Granados y Jorge Blackwook. Foto: Alonso Tenorio.
Los recolectores de basura de la Municipalidad de Moravia siguen ofreciendo su importante servicio con normalidad y mantienen las medidas para protegerse contra el covid-19. En plena labor encontramos a Geovanny Granados y Jorge Blackwook. Foto: Alonso Tenorio.

Recolectores de basura, cajeros de supermercados, dependientes de farmacias, personal de funerarias, sepultureros, mensajeros y repartidores, misceláneos, encargados de la limpieza de las calles, choferes, policías, personeros judiciales, oficiales de tránsito, guardas de seguridad, fotógrafos, camarógrafos, periodistas... y así podríamos mencionar más y más. A todos ellos, gracias. A usted que por la naturaleza de su oficio no guarda cuarentena, que está expuesto todo el día, que nos brinda sus servicios, que realiza sus funciones con amor y con gusto...¡Gracias!

En un recorrido que realizaron los fotógrafos de La Nación Alonso Tenorio y Albert Marín por diferentes sitios de San José, capturaron con sus lentes a muchos de estos trabajadores en plena función y así, desde estas páginas es como les brindamos un sentido reconocimiento. Sabemos que en el resto del país también hay hombres y mujeres dedicados a sus trabajos, que no solo en la capital la vida sigue gracias a ellos, que en todo el territorio nacional hay miles de personas haciendo que el país siga adelante en medio de una crisis que afecta al mundo; a ustedes también, muchas gracias.

Solo imagine qué pasaría si semana a semana la basura no se recoge en su comunidad. Podría guardarla unos días más en su casa, un par de bolsas en el patio no serían tanta molestia, pero ¿y si la cuarentena se extiende más allá de dos o tres o cuatro meses?, la situación sería insostenible. Así que el trabajo de los recolectores de basura de las municipalidades es de suma importancia, como lo reconocieron al menos algunos vecinos de Cartago que en una muestra de agradecimiento y reconocimiento por la labor cumplida les dejaron mensajes de apoyo a esos hombres que pasaron con el camión recogiendo los desechos de las casas.

Melvin Solano es funcionario de limpieza de calles de la Municipalidad de San José, él se encarga de mantener limpia parte de nuestra ciudad capital. La basura no espera y también es un tema de salud pública, su trabajo es de suma importancia. Foto: Alonso Tenorio.
Melvin Solano es funcionario de limpieza de calles de la Municipalidad de San José, él se encarga de mantener limpia parte de nuestra ciudad capital. La basura no espera y también es un tema de salud pública, su trabajo es de suma importancia. Foto: Alonso Tenorio.

Otro de los servicios de cuidado y limpieza que mantiene nuestras comunidades en orden y aseo es el que brindan los responsables de barrido y recolección en las calles. Así encontramos por ejemplo a don Melvin Solano, trabajador de la Municipalidad de San José mientras realizaba su trabajo con ímpetu.

Solano estaba barriendo en las aceras del Parque Nacional, en el corazón de la capital; mientras hacía su labor comentó que está esperanzado en que la situación de la pandemia se acabe lo antes posible.

Ahora que la mayoría de los costarricenses --los que podemos-- estamos en nuestras casas trabajando y que los restaurantes han disminuido la cantidad de personas permitidas dentro de los establecimientos, ha destacado una fuerza laboral muy importante para evitar el contagio del virus: los mensajeros y repartidores de comida.

Miguel Ángel Madrigal sigue estrictamente las normas de sanidad para cuidarse de un contagio por coronavirus. Foto: Alonso Tenorio.
Miguel Ángel Madrigal sigue estrictamente las normas de sanidad para cuidarse de un contagio por coronavirus. Foto: Alonso Tenorio.

Miguel Ángel Madrigal trabaja en su moto con la aplicación Glovo y esta semana, como ha sido su costumbre, salió a trabajar para atender las necesidades de las personas que piden comida a domicilio. El joven afirma que sabe que está expuesto a un contagio porque tiene contacto con muchas personas diariamente, pero mantiene las reglas de higiene y cuidados para evitarlo; además, transporta alimentos, es de suma importancia que aplique las recomendaciones al pie de la letra.

Un colega suyo, pero que realiza el servicio en bicicleta con Uber es Vladimir Sequeira, quien día a día sale de su casa con la consigna de ganar dinero y también de ayudar. Estos dos trabajadores son un ejemplo más de la constancia y de la necesidad que tenemos en este momento de otros seres humanos para continuar de la manera más normal posible nuestras vidas.

El trabajo para ellos ha aumentado significativamente. Las circunstancias actuales los han beneficiado porque afirman que mucha gente está acatando las directrices de las autoridades de salud y de gobierno y, por lo tanto, no quieren salir de sus casas y han utilizado más las aplicaciones con las cuales ellos trabajan; ambos saben del riesgo al que están expuestos pero afirman que también sienten que contribuyen a que el virus no se propague más.

Quedarse en casa todavía no es una opción para el joven Vladimir Sequeira. Él trabaja incansablemente en el servicio de repartir comida. Foto: Alonso Tenorio.
Quedarse en casa todavía no es una opción para el joven Vladimir Sequeira. Él trabaja incansablemente en el servicio de repartir comida. Foto: Alonso Tenorio.
Servicios necesarios

Otros servicios que no pueden detenerse son los de las funerarias y también el de los guardas de seguridad.

En el caso de los primeros es fundamental que sus labores sigan realizándose para apoyar y acompañar a las familias que pierden a sus seres queridos. Así lo explicó Michael Zuñiga de la funeraria San Jorge, en San Isidro de Coronado.

El trabajador comentó que las circunstancias han cambiado frente a la pandemia ya que ellos por ejemplo no realizan velaciones y que en el caso de las personas católicas tampoco se llevan a cabo las misas. “Cuesta acostumbrarse, pero el servicio se ha mantenido con esos cambios”, cuenta.

Michael Zúñiga, trabajador de la funeraria San Jorge, de San Isidro de Coronado, afirma que su trabajo ha sufrido cambios: ya no se hacen velaciones ni misas, pero igualmente deben de estar disponibles al máximo, pese a la directriz de no salir de casa. Foto: Alonso Tenorio.
Michael Zúñiga, trabajador de la funeraria San Jorge, de San Isidro de Coronado, afirma que su trabajo ha sufrido cambios: ya no se hacen velaciones ni misas, pero igualmente deben de estar disponibles al máximo, pese a la directriz de no salir de casa. Foto: Alonso Tenorio.

Los guardas de seguridad tienen una función primordial tanto para empresas como para el cuidado de las personas en residenciales o urbanizaciones. Estas personas trabajan turnos extensos, cambian de personal una vez al día y se mantienen vigilantes de sus compañeros.

En Grupo Nación el oficial de seguridad Hugo Rodríguez resguarda junto a sus compañeros las instalaciones del periódico, día con día recibe a trabajadores y visitantes y está atento a que no haya ningún tipo de inconvenientes. Su labor es importante, ellos tampoco pueden quedarse en casa, desde ahí no nos pueden cuidar a los demás.

Rodríguez tiene 25 años de experiencia y, por supuesto, esta es la primera vez que se enfrenta a circunstancias tan particulares como las que vivimos en la actualidad. Sabe que tiene que cumplir con su trabajo a cualquier lugar donde lo envíen, ya que la empresa para la que labora es subcontratada por otra, así que las medidas de seguridad en su área de trabajo son indispensables.

 El oficial de seguridad Hugo Rodriguez Madrigal, con 25 años de experiencia, forma parte de ese ejército de trabajadores que no pueden quedarse en casa. Foto Alonso Tenorio
El oficial de seguridad Hugo Rodriguez Madrigal, con 25 años de experiencia, forma parte de ese ejército de trabajadores que no pueden quedarse en casa. Foto Alonso Tenorio

Hablando de seguridad también encontramos a los oficiales Juan Carlos Rodríguez y David Picado, ellos se encargan del control de tránsito en Guadalupe. Ambos, además de sus responsabilidades viales, también se encargan de vigilar que no haya personas en los parques ni aglomeraciones en lugares públicos con el fin de evitar el contagio.

“Apoyamos con el control de tránsito, pero también tenemos la responsabilidad de cuidar a las personas. Las órdenes han cambiado en los últimos días, nuestros trabajos son importantes porque también vigilamos que se cumplan las leyes y las directrices que han dado en el Gobierno. No podemos hacer teletrabajo, si nosotros no estuviéramos habría mucho desorden en las calles”, explicó Picado.

El transporte público, ahora que también hay restricción vehicular sanitaria por las noches, se ha vuelto indispensable para la sociedad. Los choferes de bus, por ejemplo, tienen que cumplir a cabalidad con el servicio a la población. Así es como estos servidores también destacan con su labor para que las personas que necesitan trasladarse a sus trabajos (los que tienen que seguir yendo por la naturaleza de sus deberes), puedan lograrlo.

Los choferes de servicio de transporte público aunque han visto disminuir la cantidad de pasajeros, no se pueden quedar en casa en cuarentena. Marcial Alvarado es chofer de la ruta Interlínea. Foto: Alonso Tenorio.
Los choferes de servicio de transporte público aunque han visto disminuir la cantidad de pasajeros, no se pueden quedar en casa en cuarentena. Marcial Alvarado es chofer de la ruta Interlínea. Foto: Alonso Tenorio.

Marcial Alvarado, conductor de la ruta Interlínea que transita entre Moravia y Desamparados, representa a esa otra fuerza laboral que no puede dejar de hacer su trabajo: los choferes de servicio de transporte público. Alvarado trabaja como chofer de bus desde hace 12 años, asegura que la afluencia de usuarios ha bajado considerablemente en los últimos días, pero su responsabilidad es realizar completo el trayecto.

A esta lista de reconocimientos sumamos a los servidores de servicios judiciales, por ejemplo los trabajadores de Inspecciones oculares del Organismo de Investigación Judicial (OIJ). A principios de la semana anterior lamentablemente hubo un accidente de tránsito con el resultado de una persona fallecida, ahí justamente vimos a estos profesionales ejercer su labor.

Los agentes de recolección de indicios del OIJ se turnan en varios roles para atender incidentes en todo el país. Acá, uno de ellos mientras hacía su trabajo la semana pasada, tras un accidente de tránsito con un fallecido. Foto: Alonso Tenorio
Los agentes de recolección de indicios del OIJ se turnan en varios roles para atender incidentes en todo el país. Acá, uno de ellos mientras hacía su trabajo la semana pasada, tras un accidente de tránsito con un fallecido. Foto: Alonso Tenorio

También destacan aquellos que surten los supermercados y mercados del país, esas personas que desde sus fincas llevan frutas y verduras o que transportan comida para suplir las necesidades de la población, así como sucedió un día de la semana anterior en las cercanías de calle 10 en San José, donde decenas de trabajadores transportaban alimentos para el mercado Borbón.

¿Qué sería de nuestras vidas en momentos como este que atravesamos como país sin estos hombres y mujeres que dedican su día a día a atendernos, a ayudarnos? Gracias a todos esos trabajadores que no pueden guardar la cuarentena.

A pesar de la solicitud del gobierno de permanecer en casa haciendo teletrabajo, muchas profesiones no se pueden realizar de esa forma. Aunque la disminución de compradores es notoria, los comerciantes deben seguir trabajando. Foto: Albert Marín.
A pesar de la solicitud del gobierno de permanecer en casa haciendo teletrabajo, muchas profesiones no se pueden realizar de esa forma. Aunque la disminución de compradores es notoria, los comerciantes deben seguir trabajando. Foto: Albert Marín.