José Pablo Alfaro Rojas. 11 octubre, 2016
Rafael Vargas aseguró que una vez que reciban la comunicación oficial por parte de la Unafut iniciarán el diálogo con el nuevo jerarca. | ARCHIVO
Rafael Vargas aseguró que una vez que reciban la comunicación oficial por parte de la Unafut iniciarán el diálogo con el nuevo jerarca. | ARCHIVO

El secretario general de la Fedefútbol, Rafael Vargas, niega haber cargado con el peso del área económica del Mundial femenino, junto a Eduardo Li y algunas personas allegadas al exjerarca del ente.

El director del Mundial, Federico Rojas, aseguró que Li y Vargas asumieron el control financiero y de la liquidación de las facturas, labores que se realizaron cuando el expresidente le pidió que dejara su cargo

Esto, luego de que el Departamento de Justicia de Estados Unidos reveló en un comunicado oficial que Li empló un esquema de facturas falsas, mediante el cual se apropió de $90.000 de la cita mundialista.

Eduardo Li confesó haber instaurado un sistema de facturas falsas para sustraer $90.000 que FIFA entregó a la Fedefútbol, como parte del dinero para el Mundial femenino. ¿Qué criterio tiene de esto?

Me sorprendió la declaración de Eduardo, en cuanto que haya utilizado facturas falsas. Yo entiendo facturas falsas como que alguien vaya a la imprenta y crea una factura que no corresponde a nada. Realmente me sorprende y no lo concibo todavía y por supuesto que en el Comité Organizador Local había controles, órdenes de contra y todos los procedimientos correspondientes. En el Comité Ejecutivo van a ejecutar algún mecanismo para tratar de entender exactamente lo que Eduardo Li explicó en la corte en Nueva York.

El director del Mundial femenino, Federico Rojas, explicó que la parte económica de la cita era liderada por Eduardo Li, junto a sus allegados, en este caso usted que era su mano derecha. ¿Observó irregularidades de algún tipo?

Pues no. Aquí uno no se quita sus responsabilidades. Es muy fácil para Federico, que era el director del COL. A lo mejor algo no le pareció en su momento. Había mucha gente trabajando en el Mundial y por supuesto que yo no podía estar todos los días trabajando en eso porque tenía mis labores en la Fedefútbol. Por eso se crea el Comité Organizador Local, para que asuma el trabajo. Para eso estaba Federico Rojas y toda su estructura administrativa. Yo por supuesto ayudaba cuando podía. El tema de mano derecha se utiliza para ensuciar a alguien y que se vea que es el más cercano a él (Eduardo Li). Yo trabajo de la mejor manera posible, pero él era el gerente y para eso se le nombró, no para que estuviera sentado en una silla.

Rojas agregó que el manejo económico del Mundial lo asumieron Eduardo Li y su persona y que habitualmente el tema económico se manejaba con mucho sigilo entre Li y sus allegados.

Pues él miente, yo no tuve manejos económicos, para eso había una estructura. No entiendo cuál es el ánimo de querer distorsionar las cosas. No quiero decir que no estuve ahí, porque trabajé y colaboré, pero no con nada relacionado a los temas económicos, específicamente del COL. No podía estar con tanto. Imagínese, yo no podría dividirme entre el COL y la Fedefútbol. Y si a él no le gustaba el manejo, debió haberlo dicho en su momento y no ahora, porque a lo mejor no asume sus responsabilidades.

¿Quién era el responsable de vigilar el área económica del Mundial?

El Comité Organizador Local es un brazo de todas las federaciones. Se nombra una estructura para que ayude y colabore con todas las funciones de un campeonato mundial de cualquier índole, pero al final son asignadas a la Federación de Fútbol y los recursos siempre entrarán a las cuentas de la Fedefútbol. Es más, FIFA contrató una auditoría externa de una empresa importante que vino a ver todo el manejo del tema del Mundial, y no hubo una nota de FIFA de que haya algún aspecto anómalo. Se hizo y se dio, como igual se liquidaron los dineros que dio el estado. Ahora porque Eduardo indica que se aprovechó, es muy fácil decir de que todo fue malo en el Mundial.

¿Hubo una fiscalización adecuada de la Fedefútbol, en este caso, de Rodolfo Villalobos que era el tesorero de la Fedefútbol en ese momento?

Bueno yo no quiero entrar en ese punto. Él ha manifestado que no estuvo directamente en el COL y había un departamento financiero que también debía coordinar con la parte contable del COL todo el tema de la entrega de resultados a la Fedefútbol, esa es una pregunta que a mí no me compete. En mi caso, estuve ahí con mucho gusto, pero no es que la responsabilidad del manejo fuera mía.

¿A su criterio, se puede crear un sistema de facturas de este tipo solo?

Yo no lo sé, hay que idenficar cuáles son las facturas y de que se trataban, porque todos los pagos tienen un procedimiento que se aprobaba en el COL, tenían procedimientos de órdenes de compra y las autorizaciones. Es muy fácil tratar de distorcionar las responsabilidades, o ver si realmente hay algo orquestado.

¿A su criterio, toda la información del Mundial femenino se debe hacer pública?

Yo creo que la información está, en gran parte, en el Icoder, y la otra información está auditada en la Fedefútbol. Ya hasta dónde quieren abrirla o si quieren abrirla, será una decisión del Comité Ejecutivo de la Fedefútbol. Será algo que se analizará y si se comunicará en su momento.