Selección Nacional

Obispo de Tilarán cambia sotana por la roja de ‘la Sele’ y llama a disfrutar sin violencia

Monseñor Manuel Salazar afirma que este es un gran día. ‘El fútbol es una de las pocas cosas que une a los costarricenses”, afirma mientras hace un llamado a vivir el partido en ambiente de paz

Difícil reconocerlo sin sotana. Sí, Monseñor Manuel Salazar Mora, obispo de la diócesis de Tilarán-Liberia, la cambió este martes por la roja de la Sele para unirse de esta manera a miles de ticos que desde tempranas horas de la mañana le están enviando las mejores vibras a la Selección Nacional en su duelo contra Nueva Zelanda, programado para el mediodía de este 14 de junio, en Qatar.

“Hoy es un gran día para Costa Rica. Hoy, juega la Sele. El fútbol es una de las pocas cosas que une a los costarricenses y a quienes vivimos en este amado suelo. Unámonos en esta fiesta cultural, cívica, que vivamos el partido en familia, en los grupos de trabajo, en un ambiente de paz, sin excesos o agresiones. La Sele lo puede lograr con el apoyo de todos nosotros. ¡Hasta el último minuto, Costa Rica!”, manifestó con entusiasmo.

“Si ganamos, como es la esperanza, que nos tiremos a celebrar de una manera cívica, sin agresión ni violencia. ¡Costa Rica, tú puedes! ¡Sele, hasta el último minuto! ¡Qué viva Costa Rica!”, agregó el obispo en un corto video.

El partido que hoy enfrenta la Selección Nacional es decisivo. Solo queda un boleto disponible para el Mundial de Qatar 2022 y Costa Rica está obligada.

Australia hizo lo propio el lunes, al derrotar 5-4 a Perú en definición por penales (0-0 en 120 minutos) en el partido de repechaje entre la Conmebol y la Confederación Asiática disputado en Al Rayyan.

Con la clasificación de los Socceroos ya son 31 los países que ya tienen su lugar en el Mundial, que se iniciará el 21 de noviembre y finalizará el 18 de diciembre.

Monseñor Salazar cambió la sotana y se puso ‘la roja’ para no faltar a sus esperados llamamientos en momentos críticos para el país. Y el pase al Mundial es uno.

El obispo fue uno de los personajes del año 2020 de la Revista Dominical. En un reportaje que se le hizo para esa ocasión, se destacaron los mensajes que, en el primer año pandémico, emitió el obispo sobre temas controversiales como la pandemia, la política y la homosexualidad.

Salazar Mora, hoy de 63 años, fue designado obispo en febrero del 2016 en sustitución del sacerdote comboniano Vittorino Girardi.

Antes de llegar a la Diócesis de Tilarán-Liberia, en Guanacaste, el religioso fungió como párroco en La Merced, Sabanilla de Montes de Oca, la parroquia Virgen de la Medalla Milagrosa, en Cuatro Reinas de Tibás y fue rector del Templo Votivo del Sagrado Corazón de Jesús.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.