Selección Nacional

Keylor Navas provoca el delirio de Suárez y el aplauso de los hondureños

Keylor Navas consiguió brillar y echarse a la Selección al hombro para evitar una derrota ante Honduras. El portero hizo un paradón de un tiro libre que generó reacciones en rivales, compañeros y aficionado

Keylor Navas se echó la Selección Nacional al hombro y decidió con sus paradas mantener con vida al cuadro patrio en el camino a Catar 2022.

El arquero del París Saint Germain brilló, consiguió ahogar el grito de gol de Honduras no una vez sino al menos en cinco ocasiones y al final terminó aplaudido por los adversarios. Keylor montó su espectáculo y eso quedó en evidencia, cuando en el cierre del cotejo, ya con el pitazo final rondando, el Halcón sacó un tiro libre que iba directo a su ángulo superior derecho.

“Hay que decirlo, el único capaz de hacer esa parada sin duda yo creo que es Keylor Navas”, se deshizo Luis Fernando Suárez en la conferencia de prensa pospartido.

La acción hizo que Fernando Coito, estratega catracho, se agarrara la cabeza y también causó un murmullo en la gradería.

El arquero del PSG antes había ganado un mano a mano y sacado dos remates a quemarropa, sobre todo en el segundo tiempo cuando Honduras se le fue encima a la Sele y la encerró en su marco. Así, soportó el 0 a 0 de una Costa Rica con defensa heroica y ataca en deuda.

Lo de Navas no solo fueron excelentes paradas, sino también fuertes llamadas de atención. Por ejemplo, Luis Díaz fue regañado dos veces porque no colaboró en defensiva.

Keylor no dudó en dejar su marco y llamarle la atención con vehemencia.

Ningún jugador de campo de la Selección Nacional brilló como lo hizo Keylor, el guardavallas fue la clave para que Costa Rica no sumara su segunda derrota en el camino al Mundial.

La admiración por Navas en Honduras también se notó con el pitazo final, porque fotógrafos y periodistas no dudaron en pedirle una fotografía al tico.

De hecho, el guardavallas parecía que sería el encargado de hablar con los medios de comunicación presentes en Honduras; no obstante, cuando se acercó a la zona mixta se hizo un desorden, el cual impidió que diera cualquier tipo de reacción.

Sobre el juego, Joel Campbell aceptó que fue un partido muy desgastante.

“Nosotros esperamos un poco y buscamos la desesperación de ellos que estaban en casa. Queríamos los tres puntos, pero también somos conscientes que un punto era bueno. Sabemos que dejamos muchos puntos en casa, pero faltan muchos por disputar”, analizó.

Costa Rica volvió a vivir de su desempeño defensivo, no pudo brillar ofensivamente y en Honduras dependió demasiado de Keylor Navas, la gran figura nacional apareció para evitar que llegue el pensamiento de una eliminación tempranera de la eliminatoria a la próxima Copa del Mundo.

Ahora la gran preocupación de Luis Fernando Suárez radica en como respaldar el gran nivel de su arquero con buen juego ofensivo, porque con Keylor en el arco ya quedó demostrado que Costa Rica puede sostenerse ante rivales que muestran un mejor nivel en ataque por lapsos, como sucedió con los hondureños y los jamaiquinos, en la fecha de hace un mes.

La Selección debe pensar en la urgencia de conseguir un triunfo el próximo domingo en el Estadio Nacional, ante El Salvador, donde Keylor no debería ser la figura, porque la Nacional tiene la obligación de ganar. Si lo logra, volverá a meterse matemáticamente en la pelea.

Esteban Valverde

Esteban Valverde

Periodista en la sección de Deportes de La Nación. Licenciado en Periodismo Social en la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre legionarios.