Cristian Brenes. 24 diciembre, 2018

La Vuelta a Costa Rica estaba totalmente abierta previo a la etapa reina entre San Isidro de El General y Los Ángeles en Llano Grande de Cartago, únicamente 18 segundos separaban al líder de ese momento Diego Cano (TCBY Strongman Coldeportes) del escolta Bryan Salas (Nestlé 7C CBZ Giant), por lo que la estrategia debía ser perfecta, quien fallara lo pagaría.

El técnico Yurandir Leandro lo entendió a la perfección y le trazó a Salas y sus compañeros la táctica: contenerce en el Cerro de la Muerte, superarlo sin gastar las fuerzas, hidratarse y comer bien, para que luego el capo del equipo tuviera la oportunidad de lanzar su ataque.

Bryan lo ejecutó al dedillo y en el último tramo para llegar a Llano Grande golpeó a Cano con todo, al punto de que llegó a la meta con 2:38 por delante del quien comandaba la general. Incluso, el colombiano perdió toda esperanza de coronarse y hasta el segundo puesto, superado por Daniel Bonilla.

Bryan Salas afirma que supo aguantar para atacar

“Sabíamos que teníamos que atravesar el Cerro tranquilos, a rueda de ellos, comer e hidratarnos bien, para luego llegar con fuerzas. Estaba planificado que iba a lazar el ataque en el cierre y que iba a ser en el inicio de la subida”, manifestó quien encabeza la clasificación ahora.

Salas concluyó la etapa nueve en el tercer puesto, por detrás de Román Villalobos (Canel’s Specialized) y del cafetero Óscar Quiroz (TCBY Strongman Coldeportes). Sin embargo, lo que más importa para él es que es el virtual ganador de la edición 54 de la vuelta.

El ciclista recalca que nunca dejó de creer en sus capacidades y pese a que muchos pensaron que no llegaría al Circuito Presidente en lo más alto, siempre se tuvo confianza.

“Este último mes me he tenido muchísima confianza y en las últimas competencias trabajé bien. Sé que muchas personas pensaban que no iba a sacar la tarea, que veían la Vuelta sentenciada. Sin embargo, cada ocasión que escuchaba algo así sabía que sí lo iba a lograr. El apoyo del equipo y también de mi novia fue grandísimo”, destacó.

La parte mental pesó y mucho, según destaca el ciclista, más aún en un momento donde las fuerzas de todos estaban mermadas por el esfuerzo. Eso sí, enfatizó que el respaldo de los miles de aficionados que tomaron las calles de Cartago fue vital para sacar lo mejor que tenía.

Óscar Quiroz, ganador de la etapa nueve de la Vuelta a Costa Rica

Con lo que respecta a los miembros de TCBY Strongman Coldeportes, el ganador de la etapa destacó que lucharon de principio a fin, fueron animadores directos en toda la competencia y si no se les dio el gane es por mérito de los adversarios y no por errores propios

“Estamos contentos por la victoria de la etapa y por el tercer lugar de Diego Cano, es un muchacho de apenas 22 años, lo hizo muy bien y este es un proceso de un equipo joven, que está creciendo. Seguramente vendremos el otro año con más experiencia y más fuerza a ganar esta competencia. Felicito al hombre que se llevó la general”, indicó Quiroz.