Otros deportes

Una risueña Andrea Vargas promete darle más alegrías a Costa Rica

“Aunque no logré la final, pues por lo menos tengo todo el sentimiento de que di lo mejor, de que di pelea y que las hice sufrir (ríe…), que se pusieran las pilas”, afirmó la tica que terminó en el noveno puesto de los 100 metros vallas en Tokio 2020

Liberada de la tensión, contenta con lo hecho, pero soñando con más.

Así es como se despertó Andrea Vargas en Japón, al día siguiente de que corrió las semifinales de los 100 metros vallas en los Juegos Olímpicos de Tokio.

La velocista estuvo a un suspiro de meterse en la final, pero terminó en el noveno lugar con ese registro de 12 segundos y 69 centésimas.

“Yo lo iba a dar todo y estuve a 0.02 centésimas de entrar a la final (ríe…), pero me siento muy feliz del resultado y también de la marca que hice. Me siento muy contenta porque se trabajó bastante duro durante este año y pudimos lograr tener un muy buen resultado en las Olimpiadas. Son mis primeras Olimpiadas y también queda la experiencia para las próximas”, mencionó la puriscaleña.

La alegra haber hecho en Tokio la marca para el Mundial de Atletismo que será a mediados del otro año en Oregon, porque era el mismo registro que se requería para acceder a los Juegos Olímpicos y conseguirlo no era fácil.

Aunque tendrá un periodo de descanso, porque es justo, necesario y merecido, Vargas piensa en lo que sigue.

“En cuanto a la proyección es poder foguearnos el otro año lo mejor que se pueda. Vamos a tratar de ir a dos mundiales, el Mundial bajo techo y también el Mundial al aire libre. Espero que toda la preparación se dé bien para poder llegar en la mejor forma a estos campeonatos”, expresó la tica en una rueda de prensa virtual organizada por el Comité Olímpico Nacional.

Andrea dice que necesita hacer ajustes y sin rodeos cuenta de qué se trata.

“Estamos muy contentas con el trabajo que hicimos porque ahora he mejorado muchísimo la salida, tengo un poco más de potencia. Entonces hay que trabajar un poco más en la última parte de la carrera”, detalló.

Al consultársele si cree que en esas semifinales las rivales tuvieron que esforzarse más para sacar de la final a la campeona panamericana, de nuevo soltó una carcajada.

“Pues yo lo iba a dar todo y a eso es a lo que iba. Y aunque no logré la final, pues por lo menos tengo todo el sentimiento de que di lo mejor, de que di pelea y que las hice sufrir (ríe…), que se pusieran las pilas”.

Seguidamente, expresó que al ser una carrera rapidísima, es de mucha precisión.

“Que si uno toca una valla eso ya puede significar mucha diferencia. Entonces me gustó mucho cómo se manejó, que fue una competencia muy cerrada. En el heat todas hicimos 12 sesenta y algo y me quedé muy feliz, con mucha motivación para lo que viene”.

Desde la Villa Olímpica, la costarricense traza su promesa de regresar a los Juegos Olímpicos, una espera que esta vez es más corta, porque faltan tres años para las próximas justas.

“A partir de hoy empieza el ciclo olímpico a París y claro que se ponen objetivos desde ya para lo que es París. Estoy muy motivada, me encantaron mis primeras Olimpiadas y vamos a seguir por más”, afirmó con total convencimiento.


—  “Sí, yo me veo en París obviamente, desde ya estoy pensando en ese objetivo y voy a tratar de dar lo mejor y buscar la clasificación un año antes de París, para ver si se puede”, Andrea Vargas.

Ella es hoy la inspiración para muchas personas y eso la alegra, pero considera que a la vez le genera más responsabilidad de llevar su proceso bien y de hacer todo lo que se tenga que hacer para darle alegrías a Costa Rica.

“Todos los entrenamientos necesarios para poder llegar a un pico máximo de rendimiento y yo creo que es algo muy bonito, porque los niños y niñas también ven que los costarricenses podemos. En estas Olimpiadas hemos tenido como equipo muy buenos resultados y creo que eso es una motivación extra para que otras personas se animen a hacer deporte y a seguir sus sueños”, apuntó.

Ante la pregunta de si ha pensado en entrenar más fuera del país y que cuántos eventos estima que serían suficientes por año en este nuevo ciclo olímpico, la atleta explicó que sí se han pensado los fogueos que requiere, pero que eso se tiene que planificar en el año en el que está, o un poco antes.

“La verdad no le pongo mucha mente a qué tantos fogueos necesito para poder llegar a un pico máximo. A veces si nos fogueamos demasiado, tal vez no podemos llegar a lo que queremos en el campeonato o el evento importante que tenemos en ese año”.

Empero, reiteró que para 2022 pretende correr en pruebas bajo techo y tener algunos fogueos antes del Mundial, con el fin de mejorar el aspecto técnico y otros detalles que necesita durante la carrera de vallas.

Insiste en que cumplió su misión, pero que va por más.

“Muchísimas gracias a todos los ticos por haber madrugado para ver mi competencia, sé que todos tenían mucha adrenalina de ver qué era lo que iba a pasar y, bueno, yo también (ríe…). Lo di todo, di lo mejor y estoy muy agradecida porque toda Costa Rica se unió para apoyarnos a todos los ticos aquí en los Juegos Olímpicos. De mi parte a seguir trabajando, a seguir buscando más objetivos que cumplir”, finalizó Vargas.

Fanny Tayver Marín

Fanny Tayver Marín

Graduada en la UIA. Con más de 15 años de experiencia, escribe sobre Alajuelense, ciclismo, ciclo olímpico y más. Entre sus coberturas destacan juegos eliminatorios de la Selección, el Tour de Francia, el Mundial de voleibol en Japón y los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro.