Juan Diego Villarreal. 25 abril
Rafael Ángel Pérez fue recibido por su esposa Luz Mary, tras ganar la Carrera San Silvestre en Sao Paulo, Brasil, el 31 de diciembre de 1974. Fotografía: Archivo La Nación
Rafael Ángel Pérez fue recibido por su esposa Luz Mary, tras ganar la Carrera San Silvestre en Sao Paulo, Brasil, el 31 de diciembre de 1974. Fotografía: Archivo La Nación

Lejos estaban las hazañas de las hermanas Sylvia o Claudia Poll en los Juegos Olímpicos, las gestas de las selecciones de fútbol de Italia 90 o Brasil 2014, cuando un humilde corredor del cantón josefino de Santa Ana hizo que los ticos se tiraran a la calle para festejar su victoria.

El atleta Rafael Ángel Pérez, quien falleció este jueves 25 de abril, fue la primera gran figura deportiva que enloqueció a los costarricenses, quienes aquella tarde del miércoles 8 de enero de 1975 salieron a recibir al fondista, tras ganar la edición 50 de la Carrera San Silvestre en Sao Paulo, Brasil.

La victoria del tico ocurrida entre la noche del 31 de diciembre y los primeros minutos del 1.° de enero 1975, fue todo un acontecimiento para los pobladores de aquella época, quienes no dudaron en darle una bienvenida de héroe nacional a Rafael Ángel.

La Avenida Segunda se hizo pequeña por la gran cantidad de aficionados que recibieron a Rafael Ángel Pérez en la ciudad capital, de acuerdo a las publicaciones de La Nación. Reproducción: Mayela López
La Avenida Segunda se hizo pequeña por la gran cantidad de aficionados que recibieron a Rafael Ángel Pérez en la ciudad capital, de acuerdo a las publicaciones de La Nación. Reproducción: Mayela López

El primero en darle la bienvenida a Pérez fue el entonces presidente de la República Daniel Oduber Quirós (qdDg), quien junto al legendario atleta Antonio Rodríguez el Sanjuaneño, vencedor en incontables ocasiones de la competencia San José – Puntarenas por la vía férrea, y la familia del fondista, fueron los primeros en felicitarlo.

En un jeep azul descapotable, Pérez pudo percibir el apoyo de los aficionados que a lo largo del camino entre el aeropuerto Juan Santamaría y la ciudad capital se aglomeraron para identificarse con su gesta, con banderas en mano, hasta llegar a la Avenida Segunda, donde el paso de la caravana de vehículos fue casi imposible.

La Nación, en su portada del 2 de enero de 1975, destacó el triunfo del fondista nacional Rafael Angel Pérez en la carrera San Silvestre, en Brasil el 31 de diciembre de 1974. Reproducción: Mayela López
La Nación, en su portada del 2 de enero de 1975, destacó el triunfo del fondista nacional Rafael Angel Pérez en la carrera San Silvestre, en Brasil el 31 de diciembre de 1974. Reproducción: Mayela López

“Yo diría que fue la primera llegada de un deportista a Costa Rica con un triunfo como el que se dio. Fue algo así como cuando Silvia y Claudia Poll volvieron con sus medallas, o la Selección Nacional de Italia 90. Fue la primera, podría decirse, en la historia. Hay muchas fotos y recuerdos de eso y lo él nos cuenta. Lo importante fue que la fama nunca le obstruyó su mente”, aseguró Viviana Pérez, hija del corredor.

En el diario de La Nación del 9 de enero de 1975, el periodista Fernando Naranjo estimó que aquel día alrededor de medio millón de personas había ido a recibir al atleta, en un momento donde nuestro país rondaba los 2,5 millones de habitantes.

Mientras tanto, algunos allegados a Pérez, que estaban con él en la caravana aseguraron que San José parecía un “hormiguero” por la cantidad de josefinos que a la vera de la arterial principal de la capital saludaron a Pérez.

Rafael Ángel Pérez llegó a Panamá con el trofeo que lo acreditó como el ganador de la carrera San Silvestre en Sao Pablo, Brasil, el 31 de diciembre de 1974. Fotografía: Archivo La Nación
Rafael Ángel Pérez llegó a Panamá con el trofeo que lo acreditó como el ganador de la carrera San Silvestre en Sao Pablo, Brasil, el 31 de diciembre de 1974. Fotografía: Archivo La Nación

Desde poemas en honor a Pérez, hasta la visita del periodista brasileño José Silveira de A Gazeta Esportiva de Sao Paulo, quien llegó a cubrir el recibimiento, fueron parte de las anécdotas que aquel día vivió Pérez como parte de su recibimiento como un héroe deportivo.

Eso sí, al final no faltó la queja de Pérez por la poca ayuda estatal para su preparación y por negarle la oportunidad de entrenar en la pista del antiguo Estadio Nacional, 22 días antes de la carrera. Incluso, en su entrevista aseguró que si no hacía caso amenazaron con llevárselo detenido en radiopatrulla”, afirmó Pérez.