Juan Diego Villarreal. Hace 6 días
La boxeadora costarricense Yokasta Valle (izquierda) enfrentará este sábado a la venezolana Luisana Bolívar, en combate de la división de las 105 libras para buscar ser la primera retadora por el título de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB). Fotografía: Rafael Pacheco
La boxeadora costarricense Yokasta Valle (izquierda) enfrentará este sábado a la venezolana Luisana Bolívar, en combate de la división de las 105 libras para buscar ser la primera retadora por el título de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB). Fotografía: Rafael Pacheco

Los últimos dos meses han sido una verdadera prueba de esfuerzo y sacrificio para la boxeadora Yokasta Valle, quien combina sus entrenamientos de boxeo de cinco días a la semana, con los ensayos para el programa de televisión Dancing with the Stars, de canal 7, en donde es una de las participantes.

De la mano de su entrenador, Marco Delgado, la pugilista corría una hora por la mañana y entrenaba durante tres más en el ring, con miras a su combate de este sábado a las 7:30 p. m. en el Gimnasio BN Arena de Hatillo, ante la venezolana Luisana Bolívar en la división de las 105 libras, por la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

Dicha pelea, que tendrá entrada gratuita, definirá a la primera retadora de la mexicana Monserrat Alarcón por el título mundial.

Una vez terminadas las prácticas de boxeo, Valle debía acudir a los ensayos de tres horas del programa de baile. La rutina a la que se vio sometida la boxeadora se extendió por alrededor de 45 días, pues en las últimas dos semanas bajaron las cargas de trabajo a solo una hora y media de entrenamiento.

Sin embargo, se mantuvieron los ensayos de las coreografías de baile.

"En el tiempo que entrenamos para la pelea y los ensayos fue muy duro, pero logramos salir adelante. Se corría por la mañana y posteriormente de 12 medio día a 3 p. m. entrenaba con Marco (Delgado) diferentes aspectos de la pelea. Después salíamos corriendo porque los ensayos para Dancing era de 4 a 7 p. m.. Prácticamente comía en el carro mientras me trasladaba”, dijo Valle.

Yokasta Valle (Izquierda) y la venezolana Luisana Bolívar, se vieron ayer las caras durante el pesaje oficial en el Gimnasio BN Arena de Hatillo, donde este sábado se realizará el combate. Fotografía: Rafael Pacheco
Yokasta Valle (Izquierda) y la venezolana Luisana Bolívar, se vieron ayer las caras durante el pesaje oficial en el Gimnasio BN Arena de Hatillo, donde este sábado se realizará el combate. Fotografía: Rafael Pacheco

El esfuerzo físico en ambas actividades hizo que Yokasta tuviera que variar su rutina, tanto personal como de descanso, con el fin de no desgastarse en el plano deportivo y poder rendir tanto para la pelea, como en el show televisivo.

“Físicamente me siento muy bien, más ahora que se bajaron las cargas de trabajo. Semanas atrás solo tenía tiempo para entrenar, ensayar y descansar. Incluso me estoy acostando a eso de las 9:30 p. m. para poder estar más descansada. De momento suspendí las clases de boxeo que estaba dando, porque no me daba tiempo para tantas cosas", explicó Valle.

Yokasta reiteró que no se siente cansada y afirmó que las clases de baile le pueden ayudar en su pelea ante la venezolana Bolívar. Considera que ganó flexibilidad y con ello un mejor movimiento de cintura para esquivar los golpes, así como un mejor juego de piernas para desempeñarse en el ring.

Mientras, el entrenador Marco Delgado explicó que exigió al máximo a la pugilista al conocer la importancia de la pelea, pero cuidó que no esté fatigada para enfrentar el duelo ante Bolívar.

“Cuidamos la parte física, su dieta y su descanso. Soy muy exigente, pero al estar participando en el programa de baile vigilamos mucho su estado físico y su peso. Vamos a pelear en casa y es una oportunidad única para volver a disputar por un título mundial y ella lo sabe, pero también tenemos claro lo importante que es el programa", dijo Delgado.

El estratega añadió que lo que más le preocupó era que Yokasta sufriera alguna lesión cuando realizaba alguna de las “piruetas” o bien que tuviera alguna caída durante los ensayos.