Cristian Brenes. 31 julio

El deporte de Costa Rica espera con ansias la aprobación de la ley que permita el patrocinio de marcas de bebidas alcohólicas a las distintas disciplinas. Si bien es cierto, los avances en los últimos años fueron mínimos, a mitad de semana se dio un paso que este sector considera como el más grande y esperanzador.

La Comisión de Gobierno y Administración del Congreso dictaminó positivamente el proyecto presentado por el socialcristiano Erwen Masís, que se tramita en el expediente 21.663. Esta iniciativa pretende modificar la Ley de Regulación y Comercialización de Bebidas con Contenido Alcohólico, validada en el 2012.

A nivel deportivo consideran esta posibilidad como una bocada de aire para un sector en crisis, que busca recursos nuevos para sostenerse y mejorar sus condiciones. Esto, pese a que existen detractorores, como el Instituto sobre Alcoholismo y Farmacodependencia (IAFA) o el diputado del bloque independiente Nueva República, Jonathan Prendas (único en votar en contra en la Comisión).

En el Comité Olímpico Nacional (CON), en el Ministerio del Deporte y en la Unión de Clubes de Fútbol de la Primera División le externaron a este medio su ilusión por el paso en firme del plan. Incluso, los jerarcas de estos órganos concuerdan en el criterio de que no se fomentará el consumo, si es que varía la legislación.

“Es un buen paso lo que se dio. El Consejo Nacional de Deportes se había pronunciado a favor en su mayoría.... Alguna gente ha externado oposición, pero al deporte hay que darle recursos… No podemos ser mojigatos en este tema, porque este es un país donde la promoción del licor se da en muchos ámbitos y todos lo vemos. Creo que con este proyecto podemos lanzar una campaña de educación”, dijo Hernán Solano, encargado del Ministerio del Deporte.

Sentir similar expresa Henry Núñez, quien dirige el CON: “Esta posibilidad es un paso positivo para el deporte en general. No creo que este proyecto fomente el consumo de licor en los jóvenes, más bien ojalá el recurso nos permita tener más jóvenes haciendo deporte, que es la mejor manera de combatir esto. El que quiere tomar, lo hace, pero no es algo que se genere por la publicidad, sino que es un tema cultural. No creo que esto sume más consumo de licor”.

Dirigentes del fútbol consideran que serían de los más beneficiados si se aprueba el patrocinio de las bebidas alcohólicas en el deporte, como pasa en países como México y Colombia. En Unafut estiman que ingresos serían similares a los de los derechos de transmisión. Fotografía: John Durán
Dirigentes del fútbol consideran que serían de los más beneficiados si se aprueba el patrocinio de las bebidas alcohólicas en el deporte, como pasa en países como México y Colombia. En Unafut estiman que ingresos serían similares a los de los derechos de transmisión. Fotografía: John Durán

El texto que se valora detalla que el aval sería para toda organización, entidad o persona dedicada a la práctica del deporte. Así mismo, el patrocinador tendría que cancelar ante el Ministerio de Salud un 10% de lo estipulado en cada contrato de patrocinio.

Un 4% de ese dinero se destinaría hacia el Instituto Costarricense del Deporte y la Recreación (Icoder), un 2% iría al Instituto Nacional de la Mujer (Inamu), otro 2% al CON y el restante 2% lo recibiría el IAFA.

En la Unafut consideran acertado que se destinen diferentes partidas para instituciones del estado, así mismo, impulsan que se generen campañas para fomentar prácticas saludables.

“El deporte en general necesita ingresos frescos y este proyecto vendría a ser la solución para muchos clubes de fútbol y deportistas... Está la certeza de que un proyecto como este no promueve y tampoco aumenta el consumo de licor, como se ha demostrado en otros países. No hay estudios científicos que digan que un proyecto de estos implicaría el aumento del consumo y tampoco en los jóvenes”, destacó Julían Solano, máximo dirigente de Unafut.

Se intentó conocer el punto de vista del diputado Prendas y sus argumentos para votar en contra en la Comisión, sin embargo, no respondió a las llamadas que se le realizaron.

Por su parte, IAFA argumenta que si se da el visto bueno sería nocivo para la salud pública.

Fútbol busca aprobación de diputados

El fútbol es la disciplina más popular de Costa Rica y como tal, es quien más se mueve para que se permitiría el patrocinio de marcas de bebidas alcohólicas en el deporte.

Los dirigentes buscan acercamientos con las diferentes bancadas políticas y esperan que tras el dictamen positivo de la Comisión pueda quedar listo en el 2020.

Eso sí, no hay certeza del tiempo que tardará hasta llegar a los debates. El proyecto pasará ahora al plenario, pero en agosto no tiene posibilidad de ser valorado, ya que durante este mes la agenda la maneja el Poder Ejecutivo. Para setiembre entraría a hacer fila con el resto de iniciativas y una vez le toque su turno, se dará la discusión y toda la fase de mociones de fondo.

Finalmente, si supera con éxito lo establecido, se votará en primer debate. En este caso, solo se necesita mayoría simple para ser aprobado; es decir, que si estuvieran los 38 diputados requeridos como mínimo para sesionar, con 20 sufragios a favor se avala. De ser así, un día después se procedería al segundo debate y de superarlo solo restaría que el Presidente de turno lo firme.

“Esperaría que este proyecto se apruebe como máximo a final de año... Si se aprueba la ley buscaríamos opciones nacionales e internacionales y uno podría proyectar ingresos similares a los que generan los derechos de televisión, incluso en algunos clubes de hasta $1 millón (por temporada). Todos los equipos se verían beneficiados y se podrían dedicar los ingresos a ligas menores e infraestructura”, agregó Solano.

La iniciativa también detalla que dicho patrocinio se podrá realizar en vallas publicitarias en los estadios y gimnasios, rotulación de uniformes, medios de transporte utilizados para competencias y artículos deportivos de todo equipo, asociación, federación, comité olímpico, liga deportiva o comité cantonal de deportes.

Nación Deportiva: ¿Debe permitirse el patrocinio de marcas de bebidas alcohólicas en el deporte?

Ante esta opción, en el balomipié apuntan a que se abra el portillo, que de paso ayudaría a lidiar con la crisis que genera la covid-19.

“La prohibición que existe sobre la publicidad de bebidas con contenido alcohólico en el deporte quedó obsoleta desde hace muchísimos años. El país y el mundo ha cambiado, y hoy vemos como dicha prohibición no tiene sentido y más bien perjudica puntualmente el desarrollo del deporte. Hoy el deporte requiere muchos recursos y ya hemos visto como alrededor del mundo este tipo de patrocinios se convierten en una fuente importante de desarrollo de diversas disciplinas deportivas”, dijo Juan Carlos Rojas, jerarca de Saprissa y uno de los principales defensores de la propuesta.