José Pablo Alfaro Rojas. 21 marzo, 2018

El tumultuoso camino en la relación entre la ministra del deporte, Carolina Mauri, y el presidente del Comité Olímpico Nacional, Henry Núñez, suma un "diferencia" más. Un pleito de 'perros y gatos' que acumula cuatro años y esta vez parece tener (más que nunca) un tinte político.

El nuevo nombramiento de Alba Quesada como directora del Icoder se produjo en medio de un entorno político pesado, a las puertas de la segunda ronda electoral entre Carlos (PAC) y Fabricio Alvarado (RN) y cuando se cuestiona el interés de otros partidos por asumir mandos en todos los ministerios.

La Vicepresidenta Ana Elena Chacón, acompañada de Carolina Mauri y Henry Núñez, entregaron los uniformes para los atletas paralímpicos que participaron en los Juegos Parapanamericanos. Foto:Rafael Pacheco
La Vicepresidenta Ana Elena Chacón, acompañada de Carolina Mauri y Henry Núñez, entregaron los uniformes para los atletas paralímpicos que participaron en los Juegos Parapanamericanos. Foto:Rafael Pacheco

El Consejo Nacional de Deportes, liderado por Mauri, nombró una Comisión para estudiar el perfil de los candidatos al puesto. Entre todos los curriculums, solo dos cumplieron con los requerimientos: Alba Quesada, actual directora, y Heiner Ugalde, reconocido liberacionista y con amplia trayectoria en la organización de eventos.

En el CON cuestionan la decisión de Mauri de adelantar el nombramiento. Pese a que tenía tiempo hasta el ocho de mayo, decidió hacerlo mucho antes, sin conocer la posición de los candidatos presidenciales, que tendrán que elegir al nuevo ministro.

Este ministro debe mantener una relación cercana y de coordinación con Quesada, quien se encarga de ejecutar todos los proyectos de la agenda deportiva.

Mauri afirma que está cumpliendo con lo que dice la ley y considera que cualquier crítica proveniente de Núñez es resultado de una relación rota, a razón de los intereses que desea imponer para que el CON reciba más dinero del que el Icoder le puede dar.

"El objetivo del CON es tener recursos para financiar sus actividades y eso difiere de la idea del Icoder de cumplir con los objetivos de velar por el deporte y la recreación", afirma Mauri.

Nuñez cree que la "pésima gestión" de Mauri ha provocado un retroceso en el crecimiento y los resultados de los atletas de alto rendimiento.

La ministra también niega lo que se habla entre corrillos, de haber adelantado el nombramiento de Quesada para que continuara en el puesto y protegiera los dos proyectos que tanto impulsó este gobierno, el Pabellón Deportivo y el Acuatorio.

La primera obra ya está por por empezar, aún con los cuestionamientos de Henry Núñez, que desde un principio ha criticado el deseo de Mauri de construir lo que considera “dos elefantes blancos” que, según él, tienen un costo muy elevado para nuestro país.

En el Ministerio del Deporte sostienen que ambos proyectos están sustentados por estudios financieros, ambientales y de impacto social para el país, por lo que no ven fundamento a lo dicho por Núñez, más allá de sus "intereses personales".

Carolina Mauri (derecha), junto a Alba Quesada, quien fue reelegida como directora del Icoder.
Carolina Mauri (derecha), junto a Alba Quesada, quien fue reelegida como directora del Icoder.

Esta guerra, bastante conocida en el entorno, sumó un nuevo capítulo cuando Quesada fue reelecta en su puesto. Henry Núñez, parte de la comisión que estudió las hojas de vida de los candidatos, reconoce los atestados de los postulantes, pero afirma que la votación se hizo sin la presencia de un representante del Consejo y sin la entrevista previa a ambos candidatos.

Para el jerarca del Comité Olímpico fue una decisión injusta, pues algunos miembros del Consejo no conocían a Heiner Ugalde. Según Núñez, sin la entrevista les era difícil tener un criterio sustentado, lo que al final de cuentas lo perjudicó en la votación final.

Recién había terminado la elección de Quesada y ya había reacciones. El CON envió un comunicado de prensa quejándose por las irregularidades del ‘escrutinio’.

Y luego apareció el diputado Mario Redondo, amigo cercano y asesor político de Fabricio Alvarado, con un twitt que enloda aún más la cancha.

“Me indican que en estos momentos el Consejo Nacional del Deporte está eligiendo a Alba Quesada como directora. Elección forzada por la ministra Mauri, buscando imponerle designaciones al nuevo gobierno. Lo que el PAC criticaba y hoy hace sin descaro”.

Mauri afirma que no incumplió ninguna ley y por el contrario, una de sus funciones es dejar nombrado al nuevo director.

“Quienes sostienen ese argumento tienen un total desconocimiento de la ley, ya que claramente los artículos dan un mandato de hacer este nombramiento”, afirma Quesada.

Olímpicos. Carolina Mauri es una exnadadora olímpica, pupila de Francisco Rivas (el entrenador de Claudia y Silvia Poll) y abogada especialista en medio ambiente. Henry Núñez es un yudoca olímpico, con una maestría en administración deportiva y varios años a cargo del CON.

"Estoy seguro que habrá una mejor gestión en el próximo Gobierno, porque no visualizo una peor de la que está por terminar", afirma Núñez.

A pocos meses de finalizar este periodo, se podría decir que ambos se han opuesto a los proyectos más fuertes presentados por cada uno en distintos momentos.

Por ejemplo, Núñez afirma que Mauri ha hecho todo lo posible por frenar los ingresos al alto rendimiento, lo que se ha visto reflejado en un retroceso de cuatro años.

Mauri insiste en que Núñez se ha opuesto a la construcción del Pabellón Deportivo y el Acuatorio, pese a la aprobación de los estudios financieros, ambientales y sociales.

¿Por qué la relación entre las partes es tan mala?

Mauri: "Yo hago una gestión con resultados concretos, hemos tenido muchísimo éxito en muchas áreas. Hemos mejorado en procesos internos. Hemos venido ordenando los recursos para becas de atletas y hemos estado muy de lleno aportando a las comunidades en infraestructura. Además, hemos buscado el financiamiento para obras importantes como el Pabellón Deportivo y el Acuatorio. Es lamentable que algunos dirigentes sigan lanzando ataques personales. Lo que busca (Henry) es defender intereses propios para obtener recursos de fondos públicos para el CON y yo tengo que trabajar por la recreación y la infraestructura de otras áreas, no solo el alto rendimiento".

Núñez: "Creo que lo que mal empieza, mal termina. Son formaciones profesionales muy diferentes y visiones muy diferentes. Cuando usted ve el presupuesto del Icoder y la subejecución y ve que se financian programas completos y no se ejecutan, usted se da cuenta. El tema es que si los recursos hubiesen sido bien administrados, alcanzarían. Uno ve como se despilfarra el dinero y por otro lado hay atletas con hambre y niños sin estructura deportiva. Ella dice que construyó infraestructura y lo que hizo fue apagar incendios sin planificación. Fueron cuatro años en los que pudimos haber avanzado mucho más, se retrocedió con respecto al gobierno anterior".

Al margen. Después de ser nombrada por cuatro años más, Alba Quesada se escabulle de cualquier conflicto entre Mauri y Núñez e insiste en asegurar que su nombramiento no es político.

Después de cumplir con los requerimientos para aspirar al cargo, afirma que su función es ejecutar los proyectos que le ordene el Consejo de Deportes, como lo hizo en estos cuatro años.

Quesada dice que el nuevo ministro nombrado por el presidente el electo será quien determine cuáles son las obras a realizar y si se debe continuar con la construcción del Pabellón Deportivo y el Acuatorio, los dos proyectos estrellas de esta administración.

“Yo puedo creer en los proyectos pero de eso a que me quede aquí para darle seguimiento, eso no es cierto. Le devuelvo a todas las personas intrigosas la pregunta: Tengo a los miembros del consejo por encima mío. ¿Qué pasa si en la nueva administración viene un ministro y dice que no va el proyecto? No puedo tomar una decisión encima de mis superiores”, apuntó Quesada.