Fiorella Masís. 24 mayo

Deficiencias en las piscinas de la Villa Olímpica de Desamparados pusieron a la Municipalidad del cantón josefino a plantearse la construcción de una nueva estructura.

Vista de la piscina semiolímpica de la Villa de Desamparados. Por ahora solo está abierta para Juegos Nacionales. Fotografías José Cordero
Vista de la piscina semiolímpica de la Villa de Desamparados. Por ahora solo está abierta para Juegos Nacionales. Fotografías José Cordero

Este centro desamparadeño cuenta con tres piscinas: una semiolímpica, otra de unos 15 metros y la más pequeña, para niños.

La primera presenta problemas con el mantenimiento, pues una de las bombas no funciona y eso hace que la filtración sea inapropiada.

Por esa razón, se restringió su uso. Ahora solo está abierta para entrenamientos del equipo de Juegos Nacionales, aunque no siempre, según comentó a este diario Greivin Porras, padre de familia y usuario de la Villa.

"Se usa cuando no es un riesgo para la salud. Hay días en que no se puede entrenar. Tres veces por semana se va la luz en Desamparados y el administrador dice que no hay agua, cosa muy rara. Otros días dijo que la bomba se estaba apagando a mitad de la noche, entonces no se podía usar", detalló.

Además, contó que algunos productos aplicados al agua han provocado que algunos deportistas sufrieran por ardor en ojos y piel.

En este momento a la piscina se le están aplicando mayor cantidad de químicos por el defectuoso sistema de filtración, pero siguiendo parámetros de calidad, comentó el alcalde de Desamparados, Gilberth Jiménez.

“Se han comprado los mejores productos para un mantenimiento idóneo, no hay mezquindad en eso. Se están utilizando mayor cantidad de ingredientes de lo razonable, y es por no tener un sistema de filtración moderno, porque es bastante viejito y provoca esa situación, aunado a que fue instalado de una forma incorrecta”, explicó Jiménez.

El problema es antiguo y necesita un cambio total de la tubería, pero eso sucederá, probablemente, después de julio.

La piscina semiolímpica de Desamparados se construyó para los Juegos Nacionales de 1997. Fotografías José Cordero
La piscina semiolímpica de Desamparados se construyó para los Juegos Nacionales de 1997. Fotografías José Cordero

Eso, mientras la Municipalidad aprueba un presupuesto extraordinario para empezar la construcción de una nueva piscina, a finales de este año.

“Esta piscina casi que cumplió su vida útil. El año pasado presenté una propuesta al consejo de hacer una nueva, pero no se nos aprobaron los recursos. No obstante, siento que ahora se podrá incluir en los recursos”, comentó.

Esto dependerá de la aprobación del Concejo Municipal, por lo que se debe esperar, pero Jiménez considera que al ser un tema de interés social no habrá mayor controversia.

Jiménez fue a la Villa Olímpica a hacer una inspección y comprobó los problemas de ambas piscinas.

“La piscina para público en general sí está en una situación un poco más delicada”, comentó el alcalde, quien indicó que tiene desprendidos los azulejos.

Esta es la piscina recreativa de la Villa Olímpica de Desamparados, pero actualmente está clausurada. Fotografías José Cordero
Esta es la piscina recreativa de la Villa Olímpica de Desamparados, pero actualmente está clausurada. Fotografías José Cordero

Según mencionó un usuario que prefirió no ser identificado, el problema también radica en que las piscinas se saturaron tanto de personas, que colapsaron. Los fines de semana se convertía en el lugar para que muchos desamparadeños pasaran el día ahí, pero sin un control sobre las sustancias que utilizan (bloqueadores, bronceadores, etc).

El expresidente del Comité Cantonal de Desamparados, Luis Carlos Núñez, asegura que el lugar se utiliza como un “balneario”.

“Cuando me fui (hace tres meses) estaba abierta pero no debía estarlo, se tenían que usar más químicos de la cuenta para poder darle mantenimiento, por el sobre uso y falta de equipo adecuado”, dijo.

De acuerdo a sus palabras, se ha incurrido en el error de mezclar el uso de una piscina deportiva con actividades recreativas.

“Esto no es algo nuevo, es un problema que tiene tiempo. Yo había dicho que era necesario lo de la piscina pero no se ha hecho nada, hasta que la bomba estalle... ahorita no hay ni piscina recreativa ni deportiva”, exclamó.

El alcalde Jiménez se defendió de esas palabras y alegó que las afirmaciones de Núñez son personales.

Además, dijo que la Villa Olímpica no es un balneario, es para ejercicio y salud.

Eso sí, el alcalde sentenció que aunque la Municipalidad dé el mantenimiento, y eso debe mejorar, no “concibe” cómo teniendo un administrador al mando, se tengan problemas como los actuales.